ETIQUETADO PELIGROSO: REQUISITOS DE ETIQUETADO DEL SISTEMA GLOBALMENTE ARMONIZADO (GHS)

La exposición a productos químicos peligrosos es una seria amenaza a la que se exponen tanto industrias como trabajadores y consumidores. Para evitar daños, muchos países desarrollaron legislaciones que previenen de estos peligros de una forma correcta mediante el etiquetado. La existencia de diferentes métodos de comunicación de riesgos en cada país hizo ver la necesidad de implantar un sistema armonizado para unificar los criterios a nivel mundial. El GHS ofrece un conjunto de recomendaciones que tratan de unificar los criterios de clasificación de los productos químicos a nivel mundial. 

¿QUÉ ES EXACTAMENTE EL GHS?

El Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (GHS, por el acrónimo de Global Harmonized System en inglés) comprende un conjunto de criterios armonizados sobre el peligro de las sustancias químicas. Estos criterios se utilizan en las etiquetas y las fichas de datos de seguridad para informar de los peligros.

La decisión de crear el GHS se originó a partir del Capítulo 19 de la Agenda 21, aprobada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD, 1992). Tras una labor técnica intensiva para acordar los criterios armonizados, se adoptó el GHS en 2002.

Este trabajo técnico se coordinó y gestionó bajo los auspicios del Grupo de Coordinación de la Armonización de los Sistemas de Clasificación de Productos Químicos (CG/HCCS) del Programa Interinstitucional de Gestión Racional de los Productos Químicos (IOMC). Los responsables de las cuestiones técnicas necesarias para completar el trabajo fueron: la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la comunicación de peligros; la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para la clasificación de los peligros para la salud y ambientales; y el Subcomité de Expertos en Transporte de Mercaderías Peligrosas de las Naciones Unidas (UNSCETDG) y la OIT para los peligros físicos.

Los criterios armonizados permiten clasificar las sustancias químicas por el peligro que entrañan y etiquetarlas mediante declaraciones y pictogramas de peligro normalizados.

En la actualidad, el GHS es un estándar que puede utilizarse en todo el mundo.

En Europa el GHS de sus siglas en inglés comenzó a implantarse con modificaciones, en enero de 2009, bajo las siglas CLP, acrónimo de Classification, Labelling and Packaging. En junio de 2015 la implantación se dio por concluida y en la Unión Europea sólo puede usarse esta nueva clasificación.

CÓMO CUMPLIR CON LAS NORMAS DE ETIQUETADO DEL GHS

REQUISITOS PARA EL ETIQUETADO GHS

Un programa de comunicación de riesgos documenta y detalla cómo una empresa responde a sustancias peligrosas. Rastrear, mantener y gestionar un inventario de sustancias químicas es crucial para disponer de un plan de comunicación de riesgos en regla y para cumplir con el GHS. Para poder mantener un plan exitoso, debe mantener su inventario organizado y actualizado.

 

El etiquetado es la base del cumplimiento del GHS. Con un énfasis en la consistencia y en la comprensión de las etiquetas para sustancias químicas, es importante saber cuáles son los componentes de una etiquetas GHS para contenedores primarios y secundarios. Existen seis elementos clave en una etiqueta GHS que debe conocer.

LOS SEIS ELEMENTOS DE UNA ETIQUETA GHS

En una etiqueta de peligro GHS, podemos encontrar los siguientes elementos:

  1. PALABRA DE AVISO: La palabra de aviso indica el nivel de peligro. «Peligro» se usa para los casos más severos, y «Advertencia” es menos severo.
  2. SÍMBOLOS GHS (PICTOGRAMAS DE PELIGRO): Estos pictogramas se utilizan para identificar productos peligrosos y normalmente se agrupan por riesgo químico/físico, riesgo para la salud y riesgo para el medio ambiente.
  3. INFORMACIÓN DEL FABRICANTE: Esto identifica el nombre, dirección y número de teléfono de la empresa fabricante.
  4. INDICACIONES DE PRECAUCIÓN/PRIMEROS AUXILIOS: Son frases que están ligadas a cada indicación de riesgo; describen precauciones generales para prevención, respuesta, almacenamiento o eliminación. Estas indicaciones se encontrarán en la Hoja de Datos de Seguridad de la sustancia química. De forma similar a las indicaciones de riesgo, las indicaciones de precaución pueden identificarse con un código P (por ejemplo, P100).
  5. INDICACIONES DE PELIGRO: Son frases que describen la naturaleza de los productos peligrosos y su grado de peligro. Las indicaciones de riesgo se encuentran en la Hoja de Datos de Seguridad (HDS) del producto químico y se identifican con un código H (por ejemplo, H100).
  6. NOMBRE DEL PRODUCTO O IDENTIFICADORES: Este apartado identifica el nombre del producto o sustancia química. Se pueden anotar identificadores adicionales a la derecha de la información del fabricante.

ETIQUETADO DE CONTENEDORES PRIMARIOS Y SECUNDARIOS

·ETIQUETADO DE CONTENEDORES PRIMARIOS

Se entiende por contenedores primarios de productos químicos todas aquellas bolsas, barriles, cilindros, botellas, cajas, latas, etc que la industria recibe del fabricante. Todos estos contenedores deben ser etiquetados siguiendo los requisitos del GHS, incluyendo los seis elementos arriba indicados.

Cuando un contenedor muestra una etiqueta directamente de un proveedor, ésta no puede ser eliminada, alterada o modificada total o parcialmente. Si es necesario reemplazarla, la nueva etiqueta debe de contener exactamente la misma información que la etiqueta original.

·ETIQUETADO DE CONTENEDORES SECUNDARIOS

Los contenedores secundarios normalmente son más pequeños que los contenedores primarios y pueden incluir tarros, probetas, botellas atomizadoras, jarras, frascos,… Estos contenedores normalmente contienen productos químicos que han sido transferidos previamente desde un contenedor primario. Los contenedores secundarios deben de cumplir de igual forma con los mismos requisitos de etiquetado GHSexcepto cuando se garanticen los siguientes criterios:

  • El material es utilizado dentro del turno de trabajo del individuo que hace la transferencia.
  • El operario que realizó la transferencia se encuentra en el área de trabajo durante todo el tiempo de uso.
  • El contenedor permanece en el área de trabajo y en poder del operario que llenó el contenedor.

No se han modificado específicamente los requisitos generales de etiquetado de contenedores secundarios. Los responsables deben contar con la opción de crear sus propias etiquetas para el lugar de trabajo usando toda la información proporcionada por el fabricante o usando una combinación de los elementos en el ejemplo anterior de etiqueta GHS específicos para los peligros de las sustancias químicas.

 

En SUCLISA INDUSTRIAL contamos con un amplio catálogo de productos de etiquetado industrial de alta duración, impresoras o software de alto rendimiento. Si necesita orientación o asesoramiento sobre este tipo de soluciones para la creación de un entorno laboral seguro y bien señalizado, no dude en contactarnos.

 

www.suclisaindustrial.com

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.