6 pasos para la implementación del bloqueo/etiquetado (2)

Caja de bloqueo ultracompacta

Caja de bloqueo ultracompacta

Ya hemos repasado la creación de una política de bloqueo/etiquetado para mejorar en el campo de la seguridad industrial. También la redacción de procedimientos específicos para equipos, y la identificación de los puntos de aislamiento de energía. Pero quedan más pasos por dar en la implementación del bloqueo/etiquetado. Continuamos, pues,  con el repaso a los 6 pasos para la implementación del bloqueo/etiquetado con el siguiente apartado a realizar, la formación.

Formación

Hay que asegurarse de formar adecuadamente a los empleados, comunicarles los procesos y realizar inspecciones periódicas para garantizar el correcto funcionamiento del programa. La formación debe incluir por qué se organiza el bloqueo/etiquetado, qué es, cuál es la política de bloqueo/etiquetado y cuáles son los procedimientos específicos de las maquinarias.

Además, los empleados que realicen las tareas de bloqueo/etiquetado serán los que reciban una formación más intensa, si bien es aconsejable que todos los trabajadores tengan al menos una comunicación informativa al respecto. La normativa OSHA, de hecho, identifica tres categorías de empleados:

Autorizados: aquellos que realizan el bloqueo en la maquinaria y los equipos para realizar tareas de mantenimiento.

Afectados: quiénes no realizan procedimientos de bloqueo, pero usan la maquinaria que recibe el mantenimiento.

Otros: cualquier empleado que no use la maquinaria, pero que se encuentre en el área donde se está realizando el mantenimiento de alguna pieza del equipo.

Disposición de las herramientas adecuadas de bloqueo

El siguiente elemento del programa de bloqueo/etiquetado es proporcionar a los empleados los dispositivos necesarios para mantener su seguridad.

Hay muchos productos en el mercado, y seleccionar la solución más adecuada para la maquinaria es la clave para la eficacia del bloqueo/etiquetado.

Por ello es muy importante documentar y usar los dispositivos que mejor se adapten a cada punto de bloqueo y aislamiento de energía.

Sostenibilidad

Por último, pero no menos importante, se recomienda adoptar un enfoque de mejora continua del programa de bloqueo/etiquetado.

Así, al revisarlo de forma sistemática, se creará una cultura de seguridad que aborde con proactividad las intervenciones seguras en las máquinas.

Esto permitirá a la empresa centrarse en mantener un programa de bloqueo/etiquetado de primera calidad, en lugar de empezar desde cero cada año y reaccionar únicamente cuando algo va mal.

Hay que asegurarse de que el bloqueo/etiquetado esté comunicado de forma permanente en las instalaciones con pósteres o carteles, por ejemplo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *