Entradas

ETIQUETE CORRECTAMENTE SUS COMPONENTES ELECTRÓNICOS

Los componentes electrónicos, sin importar cualquiera que sea su tamaño, necesitan etiquetas adecuadas que puedan soportar las demandas del entorno de trabajo. Lo último deseable en una su línea de producción es que se detuviera debido a etiquetas ininteligibles o etiquetas que se han desprendido inadvertidamente de, por ejemplo, una placa de circuito impreso durante el proceso de soldadura. En estos casos, las etiquetas regulares no serán suficientes. Un etiquetado correcto puede ahorrarle gran cantidad de dinero y recursos.

En el mercado existen distintos tipos de etiquetas y en multitud de materiales diferentes adecuados a cada necesidad, como por ejemplo etiquetas de poliimida, un material con excelentes propiedades mecánicas, elevada resistencia térmica y a los agentes químicos. Las poliimidas se usan en aplicaciones industriales exigentes, por ejemplo, en automoción, aeroespaciales, electrónica, adhesivos y embalaje.

Este material resistente al calor que puede soportar solventes químicos agresivos se puede aplicar antes, durante o después del proceso de fabricación del componente electrónico. Esto permite rastrear las placas de circuito impreso durante cada paso del proceso de ensamblaje. El revestimiento resistente al calor protege los datos de la etiqueta, lo que garantiza una alta legibilidad a largo plazo.

Las etiquetas de poliimida son adecuadas para su uso durante los procesos de soldadura por reflujo y por ola y para ensamblajes SMD y de orificio pasante.

 

ETIQUETAS DE SEGURIDAD DE DESCARGA ELECTROSTÁTICA

Entre los tipos de etiquetas de poliimida disponibles, algunas están diseñadas específicamente para evitar descargas electrostáticas: la etiqueta ESD, es decir, una etiqueta de material antiestático. Este tipo de etiqueta dispone de un adhesivo acrílico extremadamente fuerte y sensible a la presión que permanece adherido a los PCB (placas de circuito impreso) y componentes electrónicos incluso en los entornos más hostiles.

Al retirar la etiqueta de poliimida ESD del revestimiento, la acumulación de electricidad estática es sensiblemente inferior por centímetro cuadrado. Esto significa que puede aplicarlo de manera segura a componentes electrónicos hipersensibles y garantizar la durabilidad a largo plazo de la etiqueta, incluso después de que haya pasado por un proceso de soldadura por ola o reflujo.

¿QUÉ ES LA ETIQUETA ESD (DESCARGADOR ELECTROSTÁTICO)

 ESD es la abreviatura de descargas electrostáticas. La ESD puede ocurrir al trabajar en una computadora y puede llegar a causar daños a los componentes, como la placa de circuito impreso y otros componentes eléctricos. Además de la protección ESD, una etiqueta adhesiva ESD de alta temperatura puede ser incluso resistente a temperaturas extremadamente altas de hasta 300°C.

BENEFICIOS DE LAS ETIQUETAS ANTIESTÁTICAS EN LA FABRICACIÓN DE DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS

Los componentes electrónicos son el alma de miles de productos comerciales y de consumo que usamos todos los días. Sin embargo, muchos de estos componentes, como los microchips en las placas de circuito impreso (PCB), pueden dañarse significativamente por las descargas electrostáticas que pueden ocurrir durante el proceso de fabricación y durante la vida útil de un dispositivo.

Así pues, la prevención de descargas electrostáticas en la fabricación de componentes electrónicos es crítica. Existen numerosos pasos que emplean los fabricantes de dispositivos, que incluyen áreas de trabajo protegidas contra ESD que cuentan con un control de humedad adecuado, conexión a tierra de materiales y equipo, tapetes antiestáticos y muñequeras y muñequeras conductoras especializadas para las prendas y EPIs de los trabajadores.

El mayor desafío para los fabricantes de componentes electrónicos suele estar en diseñar un componente complejo que cumpla con el uso previsto, pero con un diseño que funcione perfectamente en condiciones adversas, incluida la tolerancia a ESD, durante la vida útil del dispositivo.

ETIQUETAS DE CÓDIGO DE BARRAS Y PREVENCIÓN DE ESD

En este sentido, las etiquetas de código de barras antiestáticas son esenciales para los fabricantes de dispositivos electrónicos, ya que ayudan a maximizar el rendimiento, la confiabilidad y la vida útil del producto.

La mayoría de los componentes electrónicos utilizan etiquetas de código de barras que brindan una gran cantidad de información de seguimiento y del producto esencial durante el ciclo de vida de un producto.

Las etiquetas actuales son muy sofisticadas. Se fabrican con materiales especializados que realmente ayudan a reducir la ocurrencia de descargas electrostáticas en dispositivos sensibles a ESD. Estas etiquetas ESD-safe cumplen con los últimos requisitos internacionales y están fabricadas con calidad específicamente teniendo en cuenta las necesidades de la industria electrónica.

 En última instancia, también ayudan sobremanera a los fabricantes a maximizar los costos, el rendimiento del producto, la confiabilidad del producto y la vida útil del producto.

 Los usos principales de las etiquetas de código de barras antiestáticas incluyen:

  • Identificación de PCB (placas de circuito impreso) sensibles a la estática
  • Seguimiento de componentes electrónicos sensibles a la estática
  • Embalaje ESD sensible a la estática
  • Etiquetado de garantía sensible a la estática

BENEFICIOS CLAVE DEL USO DE ETIQUETAS ESD-SAFE

  • Reduce la posibilidad de descargas electrostáticas durante la aplicación: las etiquetas fabricadas y aplicadas correctamente reducen la carga generada cuando se retira la etiqueta de su revestimiento, que de otro modo podría descargar y destruir componentes sensibles durante la aplicación.
  • Minimiza la acumulación de carga en la superficie de la etiqueta: después de aplicar la etiqueta y durante su vida útil, estos materiales están diseñados para evitar una acumulación significativa de carga en la superficie de la etiqueta que pueda llegar a provocar una descarga estática.
  • Resiste las duras condiciones de fabricación: las etiquetas ESD-safe están hechas para soportar soldaduras duras, fundentes y temperaturas extremadamente altas, con frecuencia comunes durante la fabricación de dispositivos electrónicos.
  • Cumple con los estrictos estándares de la industria: asegúrese de usar etiquetas que cumplan con los distintos estándares nacionales e internacionales y toda aquella normativa vigente.
  • Uso de materiales de baja carga: el fabricante de etiquetas debe usar sistemas adhesivos de baja carga, caras de etiquetas que disipen la estática y revestimientos desprendibles de baja carga (resistencias superficiales superiores a 104 e inferiores a 1011 ohmios).
No hay texto alternativo para esta imagen

En SUCLISA INDUSTRIAL contamos con un amplio catálogo de etiquetas adecuadas a cualquier necesidad y sector productivo. Ponemos a su disposición nuestra amplia variedad de materiales para etiquetas para ayudarle a encontrar la etiqueta que necesita en cualquier tamaño, formato o color. Si su entorno de trabajo requiere que usted mismo diseñe e imprima sus propias etiquetas, no dude tampoco en solicitar información sobre tipos de etiquetas disponibles, software de diseño de etiquetas e impresoras de transferencia térmica.

 Solicite más información en suclisa@suclisa.com o visite www.suclisaindustrial.com

LO QUE SE DEBE Y NO SE DEBE HACER EN EL ETIQUETADO DE MUESTRAS PARA PATOLOGÍA

El etiquetado adecuado de las muestras para los laboratorios de patología es de vital importancia. Los errores en el etiquetado de las muestras, además de incurrir en ineficiencias y gastos innecesarios de tiempo y recursos, también dan como resultado que no se brinde una atención adecuada e inmediata a los pacientes, lo que puede suponer graves consecuencias y provocar una morbilidad y mortalidad innecesarias.

 

NO  OLVIDE ETIQUETAR EL TUBO

Esto es lo peor que se puede hacer al recoger y clasificar cualquier muestra, ya sea tomada directamente de un paciente o se trate de una muestra que se esté procesando en el laboratorio. Sin una etiqueta, las muestras a menudo serán rechazadas por el laboratorio de patología, lo que supone entre otras cosas un riesgo adicional para el paciente, que deberá suministrar una muestra nueva para su análisis.

ETIQUETE  EL TUBO DIRECTAMENTE

Es imperativo que el tubo que contiene la muestra tenga una etiqueta adherida directamente. No basta con pegar la etiqueta dentro o en la bolsa en la que se coloca el contenedor, éste no es un procedimiento seguro ni eficaz, ya que es probable que el recipiente no se pueda identificar más adelante, una vez la muestra se procese.

NO UTILICE UN BOLÍGRAFO PARA ETIQUETAR

Si el tubo no está bien cerrado o el sello se rompe, el contenido del tubo puede mezclarse con la impresión de la etiqueta y hacer que la tinta se manche o corra. Esto es especialmente importante para muestras que contienen sustancias químicas como formalina. En última instancia, puede quedarse con un tubo no identificable. Si es necesario tener que escribir a mano, utilice un marcador de punta fina resistente al alcohol. Lo óptimo sería que las etiquetas impresas sean usadas mediante códigos de barras. Es muy fácil y útil utilizar una impresora de transferencia térmica  con una cinta de resina a prueba de manchas, ya que la impresión resistirá la mayoría de los disolventes agresivos, como formalina y alcoholes, y no se borrará como sí lo haría un bolígrafo u otro tipo de tinta.

PEGUE LA ETIQUETA CORRECTAMENTE PARA QUE SE PUEDA ESCANEAR EL CÓDIGO DE BARRAS

Pegar la etiqueta de forma adecuada al tubo es fundamental para identificar correctamente la muestra durante la fase preanalítica del procesamiento.

    • Debe colocar la etiqueta a lo largo del tubo, con el nombre en la parte superior. Esto asegura que el código de barras se pueda escanear sin dejar de ofrecer un amplio espacio para ver el contenido del tubo.
    • No deje pequeñas protuberancias en la etiqueta. En su lugar, asegúrese de que esté al ras con la superficie del recipiente. La pequeña protuberancia o arruga que queda puede dificultar la lectura del código de barras. Esto puede resultar difícil cuando se utilizan etiquetas de muestras con adhesivos permanentes, ya que la etiqueta puede dañarse fácilmente. Sin embargo, si existe alguna protuberancia, es necesario volver a colocar la etiqueta porque la aplicación de una nueva etiqueta sobre la parte superior de la anterior no elimina la protuberancia original.
    • Utilice la etiqueta del tamaño correcto. Utilizar una etiqueta que sea demasiado grande para el tubo puede dar como resultado que la etiqueta cubra la tapa del tubo, dándole una apariencia de «cuello alto». Esto arruga la etiqueta y puede hacer que el código de barras resulte ilegible. Además, la etiqueta también se dañará cuando se abra el tubo, además de dificultar su apertura.
    • No envuelva la etiqueta alrededor del tubo horizontalmente, diagonalmente a través de él o como una bandera sobre él. Si el tubo está etiquetado de esta manera, es posible que el escáner no pueda leer completamente el código de barras. En muchos casos, el código de barras puede estar cubierto por la etiqueta, lo que imposibilitará su lectura. También puede dificultar o imposibilitar el procesamiento, según la muestra y / o la máquina que se utilice.

NO  IDENTIFIQUE VARIOS TUBOS CON UNA SOLA ETIQUETA

No adhiera una misma etiqueta a dos o más tubos, incluso si provienen todos de la misma muestra. Es una manera muy fácil de identificar erróneamente las muestras y perder su rastro a medida que se procesan, lo que significa mucho más tiempo después para rastrear nuevas muestras y explicar un diagnóstico falso.

VERIFIQUE   QUE TODA LA INFORMACIÓN RELEVANTE ESTÉ CORRECTAMENTE IMPRESA EN LA ETIQUETA

Antes de enviar las muestras al laboratorio, conviene comprobar si la información de la etiqueta es correcta y coincide con cualquier otra documentación que la acompañe. Una doble verificación utilizando los identificadores del paciente inmediatamente cuando se toma la muestra es la mejor manera de garantizar que no se produzcan discrepancias. El tipo de muestra, incluido el tubo utilizado para recolectarlo y el tapón, también debe verificarse dos veces antes de enviar la muestra.

NO USE ETIQUETAS GENÉRICAS PARA MUESTRAS QUE SE ALMACENAN EN NITRÓGENO LÍQUIDO O SE TRANSPORTAN EN HIELO SECO

Para las muestras almacenadas en condiciones criogénicas, el uso de etiquetas de papel genéricas puede ser un riesgo importante, ya que es probable que se caigan del tubo cuando se sumergen en nitrógeno líquido o se transportan en hielo seco. En su lugar, utilice etiquetas de muestras criogénicas, que están recubiertas con un adhesivo que está diseñado para resistir temperaturas extremadamente bajas y permanecen fijadas de forma segura, incluso durante el almacenamiento criogénico a largo plazo.

 

UTILICE  ETIQUETAS Y EQUIPO APROPIADO PARA EL PROCESAMIENTO DE MUESTRAS

Utilice etiquetas resistentes a los productos químicos cuando procese muestras para histología. A medida que las muestras se tratan para histoquímica o inmunohistoquímica, requieren etiquetas que resistan manchas y productos químicos agresivos, como xileno, hematoxilina y eosina.

Utilice impresoras de transferencia térmica. Las impresiones generadas con estas impresoras son resistentes a muchos productos químicos fuertes utilizados durante la fijación, incluida la formalina, así como al etanol, xileno, nuevas alternativas / sustitutos del xileno y tinciones histológicas. También resisten el almacenamiento criogénico mucho mejor que la escritura a mano o las impresiones generadas con impresoras láser o de inyección de tinta.

 

IDENTIFICACIÓN Y TRAZABILIDAD DE COMPONENTES ELECTRÓNICOS EN EL PROCESO DE PRODUCCIÓN

La identificación precisa de elementos y la correcta trazabilidad del montaje de componentes electrónicos nunca han sido tan importantes como lo son hoy día. Los riesgos asociados con la cadena de suministro, cada vez más compleja en los procesos industriales, han posibilitado que la trazabilidad en el proceso de producción de componentes electrónicos sea una fase absolutamente crítica, independientemente de su tamaño o alcance.

La trazabilidad del montaje de componentes electrónicos en la industria puede proporcionar una visión clara de los distintos pasos en el proceso de fabricación. Esa información se emplea para distintos propósitos, como pueden ser:

    • La mejora de procesos,
    • La resolución de defectos,
    • El cumplimiento de la normativa,
    • La protección de la integridad de la marca.

A la hora de garantizar la trazabilidad del montaje de componentes electrónicos en la industria, los profesionales disponen de muchas opciones a considerar, desde la simple información de lotes y una vista completa de las actividades de proceso que se serializan, hasta el nivel de componente.

 

CONCEPTO DE TRAZABILIDAD

Usualmente se determina que el concepto de “trazabilidad” arranca allá por el año 1996 como respuesta a una creciente demanda social, y su definición oficial por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO) es aquella que lo concreta como, “la propiedad del resultado de una medida o del valor de un estándar donde éste pueda estar relacionado con referencias especificadas, usualmente estándares nacionales o internacionales, a través de una cadena continua de comparaciones todas con incertidumbres especificadas”.

En lo referido al montaje de placas electrónicas se entiende como el sistema de control que permite reconstruir documentalmente y determinar para un producto, desde la recepción hasta la expedición, las referencias y las características de los elementos que lo componen o de los procesos y pruebas a las que ha sido sometido.

· Nº de serie: Identificación unitaria e irrepetible del conjunto que agrupa los componentes con trazabilidad (es la identificación del sistema que va a ser trazado).

· Referencia: El part number asignado por el fabricante a cada elemento.

· Código: Referencia asignada por el fabricante o el cliente para identificar al elemento dentro de una lista.

· Fabricante: La empresa que fabrica cada elemento o pieza. En un proceso de trazabilidad, pueden ser varios los fabricantes homologados para un mismo código.

· Lote: Identificación del proveedor sobre el grupo de elementos de una misma producción.

· Data code: Fecha de fabricación del elemento (ejemplo: mes-año, semana-año, etc).

 

COMPONENTES ELECTRÓNICOS Y TRAZABILIDAD

Los componentes electrónicos tienen un tamaño cada vez menor, lo que dificulta su identificación, debido en gran medida a que la superficie disponible para colocar el código o part number es muy reducido. Esta condición provocó que los códigos se acortasen dificultando una detección sencilla, ya que se diseñaron combinaciones altamente encriptadas. Por ello, se crean plataformas de consulta con la definición y descripción de la identificación asociada a todos aquellos componentes SMD existentes.

En los circuitos electrónicos modernos se incluyen muchos componentes de tipo SMD o Surface Mount Device, en relación a la búsqueda constante de la reducción en el tamaño del producto así como en los costes de producción.

Resistencias: Cuando hablamos de resistencias SMD encontraremos un código de no más de 3 o 4 dígitos, que se establecerá dependiendo de su tolerancia. Esto diferencia a este tipo de resistencias de las de tipo convencional, ya que en lugar de estar identificadas con un número presentan un código de color. Los primeros dígitos nos dan la información relativa al valor y el último número al factor multiplicador.

Semiconductores: Los componentes SMD realmente pequeños dificultan aún más la identificación mediante código o part number. Si hablamos de transistores o diodos con hasta 3 patillas, podremos encontrar 2 o tres caracteres que en ocasiones deben acompañarte de otros elementos que aporten datos extras. Como la información diponible es reducida, se asocia en ocasiones a más de un modelo de componente, por lo que entra en juego el datasheet. Este documento muestra de forma detallada el funcionamiento y características de los componentes, y es el sistema con el que finalmente identificaremos y controlaremos todos los componentes con los que trabajamos en el montaje. Si los componentes cuentan con un mayor número de pines en su composición será mucho más sencillo localizarlos y conocer su procedencia o tipología.

 

¿POR QUÉ ES UN ASPECTO TAN DETERMINANTE LA TRAZABILIDAD DEL MONTAJE DE COMPONENTES ELECTRÓNICOS EN LOS PROCESOS INDUSTRIALES?

Los clientes esperan recibir calidad y garantía en los productos que adquieren. En el caso que el producto falle o no satisfaga completamente sus necesidades, es posible que el cliente pueda realizar un reemplazo que frecuentemente está cubierto por una garantía. Para reducir este tipo de costes, los fabricantes de componentes a menudo buscan compartir la carga con sus socios de la cadena de suministro.

La mayoría de los fabricantes requieren un acuerdo legalmente vinculante, que especifique los detalles de sus relaciones con los proveedores. Estos acuerdos, generalmente, incluyen una cláusula de «indemnización» o «responsabilidad» que describe cómo los costes de los retiros, garantías y otras actividades relacionadas con fallas del producto deben compartirse con el proveedor.

El alcance de la exposición que se asume en cualquier acuerdo del proveedor es un riesgo comercial significativo. Según los promedios estándar de la industria, las reclamaciones de garantía representan aproximadamente el 5% de las ventas en la industria electrónica. En estos casos, se generan acuerdos contractuales que incluyen responsabilidad financiera y legal por cualquier falla del producto, infracciones de propiedad intelectual, infracciones regulatorias, entre otras responsabilidades.

 

La necesidad de la identificación trazabilidad en la industria en muchos casos se deriva de las solicitudes de los clientes o los acuerdos contractuales. Los equipos de producción también se enfrentan a una presión interna cada vez mayor para reducir los costes a través de prácticas de fabricación ajustada.

Los datos que ofrece un sistema de trazabilidad de la producción de componentes electrónicos pueden mejorar significativamente los ciclos de fabricación, el tiempo de cambio, el presupuesto de ventas, el envío, la entrada de datos y la gestión de inventario.

Estos datos ayudan a descubrir procesos ineficientes o trabajos repetitivos, lo que lleva a una reducción de desperdicios, errores y actividades que no agregan ningún valor.

En este sentido, existen tecnologías para asegurar la trazabilidad del montaje de componentes electrónicos en la industria que, cuando se implementan, pueden reducir el coste total del producto en altos porcentajes. La implementación de estas tecnologías supone:

    • Ayudar a detectar defectos de manera temprana: En una línea de montaje en superficie promedio, entran en juego innumerables variables para que se produzcan defectos en los procesos o componentes. La importancia de la detección temprana se demuestra mediante la estimación de que los costos de recuperación se multiplican por diez en cada paso a lo largo del ciclo de vida del producto.
    • Cumplimiento de la normativa: Los fabricantes que venden en múltiples mercados verticales, como el aeroespacial, el automotriz y el médico y farmacéutico, deben cumplir con numerosos requisitos de cumplimiento. Además de las expectativas del cliente, los fabricantes deben cumplir con REACH, RoHs, ISO, UL y otros requisitos. El cumplimiento de estas normas y regulaciones puede requerir cantidades considerables de trabajo manual y documentación en papel.

 

BENEFICIOS PARA LA INDUSTRIA DE LA TECNOLOGÍAS PARA LA IDENTIFICACIÓN Y TRAZABILIDAD DE COMPONENTES ELECTRÓNICOS

Ante un sistema de identificación y trazabilidad para la industria, y específicamente para el área de los componentes electrónicos, existen cuatro áreas clave donde los fabricantes encuentran los mayores beneficios:

  • Eficiencia de producción.
  • Garantía y retirada.
  • Componentes falsificados y no especificados.
  • Cumplimiento normativo.

Estos sistemas de visión en la industria también ofrecen ventajas y beneficios en los procesos de fabricación ajustada; por ejemplo, la identificación y trazabilidad de componentes electrónicos puede ayudar a impulsar mejoras cualitativas y cuantitativas significativas que impactan la rentabilidad. Los estudios realizados al respecto determinan que los beneficios cuantitativos pueden llegar a incluir una reducción del 75% en el tiempo de entrada de datos, una reducción del 32% en el trabajo en progreso y una mejora del 18% en la calidad.

La trazabilidad del montaje de componentes electrónicos en la industria también brinda beneficios cualitativos, como la mejora en la precisión del inventario, las mejoras en el flujo de trabajo y los materiales, la reducción de los errores en el proceso y la escasez de suministros evitada.

ETIQUETADO Y REETIQUETADO EFICAZ EN EL LABORATORIO

El etiquetado en el laboratorio es un factor determinante para garantizar que las muestras puedan ser identificadas con precisión. No obstante, la información plasmada en estas etiquetas puede llegar a quedar desactualizada o resultar incorrecta, un hecho no deseable que requiere que los contenedores precisen que se vuelvan a etiquetar. Llegado el caso existen varias opciones disponibles para volver a etiquetar, en función del recipiente y las condiciones ambientales al que se espera que se enfrente.

 

ELEMENTOS QUE PUEDE SER NECESARIO TENER QUE VOLVER A ETIQUETAR EN EL LABORATORIO

Los elementos más comunes en la etiqueta que pueden necesitar el reetiquetado son aquellos recipientes o contenedores que presenten una etiqueta con información incorrecta o incompleta. Esto puede suceder de varias formas. Por ejemplo, la etiqueta podría haber sido escrita a mano de forma ilegible debido a una mala caligrafía o manchas de tinta. O bien es posible que se haya descubierto nueva información que deba agregarse a la etiqueta. También podría ocurrir que se hayan impreso datos incorrectos en la etiqueta, y sea necesario reemplazarla por una nueva etiqueta con la información correcta. También existe la posibilidad de que no se haya utilizado ningún identificador al principio, lo que requiere que se añada una etiqueta después de este hecho. Dependiendo dela caso concreto, la solución de reetiquetado particular utilizada puede variar. A continuación se muestra una descripción general de las diversas opciones de reetiquetado disponibles y cuándo usar cada una.

 

OPCIONES DE REETIQUETADO

Por lo general, existen dos tipos de opciones de reetiquetado: etiquetas opacas (también llamadas de bloqueo o encubrimiento) para ocultar la información existente o etiquetas claras para sobreetiquetar y agregar nuevos datos.

 

ETIQUETAS OPACAS

Las etiquetas opacas están diseñadas específicamente para ocultar cualquier información o etiqueta ya existente. Tienen un diseño opaco único que oculta completamente la etiqueta y bloquea la información debajo. Por lo general, provistas de un adhesivo permanente, estas etiquetas son una excelente manera de cubrir información impresa previamente, incluido el texto preexistente, los números de serie y los códigos de barras en sus contenedores o muestras, al tiempo que muestran nuevos datos cuando es necesario.

Las etiquetas opacas están disponibles en varios formatos dependiendo de las condiciones ambientales a las que estarán expuestas. Esto incluye etiquetas criogénicas para almacenamiento criogénico en nitrógeno líquido (-196 ° C) y congeladores de temperatura ultrabaja (-80 ° C), etiquetas resistentes a químicos y solventes para contenedores que soportarán la exposición química y etiquetas opacas resistentes al autoclave para material que se someterá a esterilización. Las etiquetas opacas para autoclave también son ideales para esterilizar bolsas y recipientes marcados con información sensible o confidencial que deben esterilizarse en autoclave antes de su eliminación, como material de riesgo biológico y radiactivo.

 

RECIPIENTES Y CONTENEDORES CONGELADOS

Los tubos criogénicos, los viales y las cajas que se almacenan en condiciones criogénicas y deben volver a etiquetarse representan un desafío adicional. Es posible que estos contenedores congelados deban etiquetarse mientras aún están congelados, ya que descongelarlos podría comprometer la integridad de su contenido. Como tal, generalmente se recomienda que el etiquetado se realice en hielo seco para mantener la temperatura de la muestra a -80°C, eliminando así los ciclos innecesarios de congelación y descongelación. Esto requiere etiquetas opacas para superficies congeladas que se adherirán a los recipientes congelados recién extraídos del nitrógeno líquido o de los congeladores, incluso en presencia de escarcha y humedad, al mismo tiempo que cubre por completo las etiquetas existentes y la información obsoleta que se encuentra debajo. Los viales reetiquetados se pueden volver a almacenar en nitrógeno líquido o en congeladores de temperatura ultrabaja, sin necesidad de tiempo adicional.

 

TUBOS CON CÓDIGO DE BARRAS 2D

Los tubos con códigos de barras 2D se utilizan en biorrepositorios, biobancos y otras instalaciones que albergan grandes inventarios de muestras. Trabajan con manipuladores de líquidos automatizados y un escáner de código de barras fijo que utiliza el código de barras 2D en la parte inferior del vial para rastrear la muestra durante el almacenamiento y la recuperación. Debido a sus características y diseño particular, requieren un tipo específico de etiqueta al volver a etiquetar. En este sentido, la etiqueta debe identificar el lado y la parte inferior de los tubos de extracción y almacenamiento de muestras automatizados 2D de perfil fino. Además, esta etiqueta agregada no debe interferir con el funcionamiento adecuado del sistema automático o robótico de manejo de líquidos y debe ser compatible con los lectores y escáneres de muestras automáticos que se utilizan, así como con el software de administración de inventario de laboratorio del propio laboratorio. Las etiquetas para tubos con códigos de barras 2D ofrecen al usuario el máximo control sobre la información codificada al tomar muestras, lo que permite etiquetar los viales receptores con datos idénticos o personalizados. Permiten que el lateral del tubo se imprima con códigos de barras 1D, datos variables y texto legible utilizando las impresoras de códigos de barras de transferencia térmica más comunes, además del código de barras 2D impreso en la parte inferior del tubo.

 

SOBREETIQUETADO

La aplicación de etiquetas transparentes o el laminado sobre una etiqueta existente puede servir para dos propósitos. En primer lugar, el laminado transparente actúa como una capa adicional de protección que protege la información de diversas condiciones ambientales, incluidas temperaturas extremas, exposición a productos químicos agresivos y abrasión o daños mecánicos. Se puede aplicar una etiqueta transparente a un vial criogénico para agregar protección contra el rociado con alcohol o usarse en un área de uso intensivo para proteger contra rasguños y abrasión. Una etiqueta transparente también puede agregar información adicional sin ocultar la etiqueta existente y su impresión. La etiqueta actual seguirá siendo legible y escaneable, y los datos adicionales o el código de barras simplemente se mostrarán a un lado.

Independientemente de sus necesidades de reetiquetado,  existe multitud de soluciones de identificación únicas para cubrir sus requerimientos específicos. Esto incluye una amplia gama de etiquetas opacas y transparentes, diseñadas para funcionar en diversos entornos y condiciones, incluido el almacenamiento criogénico, el autoclave y con productos químicos y disolventes agresivos.

IDENTIFICACIÓN MEDIANTE CÓDIGOS DE BARRAS; PROS Y CONTRAS DE LA CLASIFICACIÓN DE PRODUCTOS CON UN SISTEMA DE CÓDIGO DE BARRAS

El estándar internacional para la calidad de los códigos de barras garantiza que los códigos de barras utilizados por los fabricantes y sus clientes cumplan con rigurosos criterios de prueba.

¿CÓMO SE CLASIFICAN LOS CÓDIGOS DE BARRAS Y SE EVALÚA LA CALIDAD?

La calidad del código de barras se clasifica en función de muchos parámetros, dependiendo de si se trata de un código de barras 1D o 2D:

1D SOLAMENTE:

·Determinación de bordes: Se refiere a cómo el láser del escáner percibe el borde del código de barras (el punto donde terminan las líneas y comienzan los espacios).

·Reflectancia mínima: Indica la oscuridad objetiva de las barras. La barra más oscura del código de barras debe tener una reflectancia de menos de la mitad del fondo.

· Decodificabilidad: Mide lo cerca que está el perfil de reflectancia de escaneo de fallar el parámetro de «decodificación».

· Contraste de borde mínimo: Recoge el contraste entre barras y espacios adyacentes.

· Defectos: El cambio de oscuridad más aparente dentro de una barra o espacio.

1D Y 2D:

· Zona tranquila (espacio en blanco): La cantidad de espacio a la izquierda y a la derecha del código de barras.

· Contraste de símbolo: Una medida del contraste entre el espacio más brillante del código de barras y la barra más oscura.

· Modulación: Una medida de las variaciones locales en contraste.

· Descodificar: Se refiere a la capacidad del escáner para decodificar la información presente en el código de barras según la secuencia de barras y espacios.

2D SOLAMENTE:

· Margen de reflectancia: Esto indica cómo de distinguibles son los elementos del símbolo. Un margen de reflectancia deficiente puede provocar que un elemento se designe incorrectamente como oscuro o claro.

· Daño de patrón fijo: La calidad de los cuadrados y puntos alrededor del perímetro, así como la zona tranquila.

· No uniformidad axial: Se refiere al escalado incorrecto del código de barras.

· No uniformidad de cuadrícula: Evalúa la desviación más significativa de la cuadrícula.

· Corrección de errores no utilizados: Calcula la cantidad de corrección de errores necesaria para reconstruir los datos perdidos debido a una impresión deficiente o daños. Cuanto menos corrección de errores se utilice, mejor será la calificación.

· Contraste celular: Una forma de contraste de símbolos que se utiliza para códigos de barras de marcado directo de piezas (DPM).

· Modulación celular: Una forma de modulación utilizada para códigos de barras DPM.

Cada parámetro se califica numéricamente en una escala de 0 a 4 o con una calificación de letra de A, B, C, D o F, donde F representa la verificación fallida del código de barras.

Para los códigos de barras 1D, los primeros tres parámetros probados son reflectancia mínima, decodificación y contraste de borde mínimo. Si los tres reciben una calificación aprobatoria, el software probará los otros parámetros. Una vez que se ha calificado cada escaneo, el promedio de todos los escaneos constituirá la calificación final del código de barras. En el caso de los códigos de barras 2D, la clasificación comienza con la realización de una prueba de aprobación / reprobación para determinar si se puede decodificar; luego se prueban otros parámetros si recibe una calificación aprobatoria.

CAUSAS COMUNES DE CÓDIGOS DE BARRAS ILEGIBLES

Hay varias razones por las que un escaneo de códigos de barras puede fallar el proceso de clasificación, incluida una alta densidad de códigos de barras, violaciones de zonas no permitidas, inconsistencia de impresión y daños. Codificar demasiada información en un código de barras pequeño puede hacer que falle la verificación; si bien es probable que un código de barras con demasiados datos aún se pueda escanear, se recomienda aumentar el tamaño de impresión del código de barras o reducir la cantidad de información codificada. Proporcionar espacio insuficiente para la zona silenciosa que rodea el código de barras también puede ser problemático, aunque se resuelve fácilmente simplemente aumentando el espacio reservado para él. Además, las variaciones en la impresión pueden resultar en una mala legibilidad. Asegúrese de que todo el equipo de impresión se inspeccione periódicamente para garantizar que se generen códigos de barras consistentes y de alta calidad. Finalmente, cualquier daño al código de barras hará que sea imposible escanearlo. Esto no siempre se puede prevenir.

¿QUÉ INDUSTRIAS REQUIEREN LA CLASIFICACIÓN DE CÓDIGOS DE BARRAS?

Las empresas farmacéuticas y de biotecnología confían en códigos de barras validados (es decir, aquellos que han pasado la verificación) para rastrear sus productos. En 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) comenzó a hacer cumplir la Ley de seguridad de la cadena de suministro de medicamentos (DSCSA), que requiere el uso de sistemas electrónicos para rastrear los medicamentos recetados a medida que se distribuyen en los Estados Unidos. Actualmente, todos los productos deben tener un código de barras con un Código Nacional de Medicamentos (NDC), número de serie, número de lote y fecha de vencimiento. Estos códigos de barras deben cumplir con los estándares establecidos por GS1 o el Consejo de Comunicaciones Comerciales de la Industria de la Salud (HIBCC). Los estándares GS1 recomiendan usar la simbología 2D ISO / IEC Data Matrix, y todos los códigos de barras deben tener una calificación mínima de 1.5 o C, aunque muchos distribuidores requieren una calificación de 3 o superior. 3,4Los dispositivos médicos también requieren etiquetas con códigos de barras que codifiquen su identificador de dispositivo único (UDI), un código que identifica cada dispositivo individual vendido, con requisitos de clasificación de códigos de barras similares a los de los productos farmacéuticos regulados por la FDA.

LAS CONSECUENCIAS DE USAR CÓDIGOS DE BARRAS NO VERIFICADOS

Los objetivos de la DSCSA eran permitir a los proveedores de atención médica la capacidad de verificar la legitimidad de los medicamentos recetados, detectar productos ilegítimos en la cadena de suministro de medicamentos y aumentar la eficiencia de las retiradas de medicamentos.  De manera similar, se implementaron regulaciones sobre el uso de UDI para dispositivos médicos para reducir los errores médicos, mejorar la capacidad de los proveedores de atención médica para analizar el rendimiento del dispositivo y los eventos adversos, y administrar mejor la distribución de los dispositivos al tiempo que se evita que ingresen artículos falsificados.

Debido a que los códigos de barras que no pasan el proceso de verificación pueden obstaculizar su capacidad de lectura, el escaneo de códigos de barras fallido podría resultar en productos imposibles de rastrear. Por lo tanto, los códigos de barras de baja calidad dificultan la prueba de que el producto es legítimo y casi imposible de rastrear si el producto requiere un retiro, al mismo tiempo que evita la obtención de la retroalimentación necesaria sobre cómo los medicamentos y dispositivos afectan a los pacientes. Además, pueden perder una cantidad significativa de tiempo, ya que es posible que los códigos de barras no leídos necesiten volver a escanearse o introducirse manualmente en el sistema.

Los ensayos clínicos son otra área en la que los códigos de barras validados son una necesidad. Aunque actualmente no existen regulaciones gubernamentales sobre la calidad de los códigos de barras utilizados en los ensayos clínicos, con frecuencia dependen de los códigos de barras para rastrear un gran volumen de muestras y mantener la seguridad de la información del paciente. El hecho de que las muestras con códigos de barras no se lean de manera constante podría provocar que las muestras no coincidan o se descarten por completo si los datos no se pueden verificar. Las muestras etiquetadas erróneamente pueden, por lo tanto, alterar directamente los resultados del ensayo, lo que puede tener graves consecuencias para la empresa patrocinadora, así como para los pacientes que podrían beneficiarse de la terapia que se está probando.

Los portaobjetos de histología, que se utilizan con frecuencia en la investigación biomédica (incluidos los ensayos clínicos) y como herramienta de diagnóstico clínico, también necesitan códigos de barras validados, ya que el escaneo automatizado tiene requisitos estrictos con respecto a los formatos de escaneo de códigos de barras.

Las etiquetas donde se imprimen los códigos de barras también deben estar hechas de material duradero para que se puedan leer de manera confiable incluso cuando se exponen a alcoholes, xileno, hematoxilina o ácidos y bases fuertes. Etiquetar portaobjetos de microscopio es una tarea difícil para empezar, ya que las etiquetas de portaobjetos de microscopio no proporcionan mucho espacio para imprimir.

Por lo tanto, en la industria farmacéutica o biotecnológica es indispensable verificar sus códigos de barras no solo es necesario para los pacientes y los profesionales médicos, sino para mantener todas las facetas de su negocio funcionando de manera eficiente al evitar que la información ilegible del producto se acumule durante la producción y distribución. En general, los códigos de barras verificados son una herramienta valiosa sin importar la tarea que esté realizando, ya sea que esté rastreando muestras de pacientes o realizando un experimento en el laboratorio. Protegen información valiosa y facilitan el seguimiento de grandes cantidades de muestras, lo que reduce la probabilidad de errores médicos y científicos.

APLICACIONES Y VENTAJAS DE LAS IMPRESORAS DE TRANSFERENCIA TÉRMICA

La impresión por transferencia térmica es con frecuencia la solución disponible más eficiente y fiable para imprimir datos variables en tiempo real, como fechas de caducidad, códigos de barras, control numérico, datos de contacto, etc. De esta manera es posible imprimir fácilmente cualquier tipo de etiqueta bajo demanda, en el lugar que quiera y cuando quiera. Las impresoras de transferencia térmica son muy sencillas de utilizar, imprimen etiquetas duraderas y de alta calidad de forma rápida, y con un sencillo mantenimiento y un reducido coste estas impresoras ahorrarán a su negocio valiosos recursos como tiempo y dinero.

DATOS VARIABLES IMPRESOS DE MANERA EFICIENTE Y FLEXIBLE

Las impresoras de transferencia térmica permiten la impresión inmediata de etiquetas individuales, sin ser necesaria la impresión de decenas o cientos de ellas, así como también permiten la impresión de etiquetas de datos variables (contadores, información variable, etc.). Esto permite gestionar de un modo eficaz las necesidades de impresión, especialmente en aquellas empresas que se ocupan de fabricar un gran número de productos diferentes y con distintas presentaciones.

No obstante, aún encontramos a día de hoy empresas y organismos que no utilizan impresoras de este tipo para la impresión de sus etiquetas y las adquieren ya impresas previamente. O encontramos empresas que únicamente imprimen lotes, fechas de consumo preferente y otro tipo de datos sin hacer un uso intensivo de las posibilidades de impresión de datos variables que permiten las impresoras de transferencia térmica.

Estos son algunos ejemplos de los datos que se imprimen habitualmente y que con frecuencia cambian en cada etiqueta.

· Ingredientes, alérgenos, números de lote
· Contadores seriados, números de serie
· Fechas de envasado o fechas de caducidad o consumo preferente
· Dirección, datos de usuario, etc.

La regulación y normativa actuales en sectores tan sensibles como la alimentación requieren una exigente trazabilidad de los productos, estando ligado a la impresión de datos únicos para cada producto para permitir adecuadamente esa trazabilidad.

ETIQUETADO RFID

RFID o identificación por radiofrecuencia (en inglés, Radio Frequency Identification) se trata de un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remotos que usa dispositivos denominados etiquetas, tarjetas o transpondedores RFID. El propósito fundamental de la tecnología RFID es transmitir la identidad de un objeto (similar a un número de serie único) mediante ondas de radio. Las tecnologías RFID se agrupan dentro de las denominadas Auto ID (automatic identification, o identificación automática).

Las etiquetas RFID (RFID tag) son unos pequeños dispositivos similares a una pegatina, capaces de ser adheridas a un producto, un animal o una persona. Contienen antenas para poder recibir y responder a peticiones por radiofrecuencia desde un emisor-receptor RFID. Podemos hacer una distinción general entre etiquetas RFID pasivas y actvas; las etiquetas pasivas no necesitan alimentación eléctrica interna, mientras que las activas sí lo requieren.​ Una de las ventajas del uso de radiofrecuencia (frente a otras opciones como los infrarrojos) es que no se requiere visión directa entre emisor y receptor.

Empleo de etiquetas RFID

El empleo de etiquetas RFID frecuentemente va ligado a la impresión de datos únicos para cada etiqueta. El dato codificado varía y esa información, o parte de ella, suele ir impresa en alguna parte de la etiqueta. En sectores como el comercio textil se tiende a que cada unidad de cada artículo sea única, así dos camisas de la misma talla, color y modelo aparecerán codificados de distinta forma aunque el código de venta asignado sea el mismo.

La utilización de programas especializados de diseño de etiquetas, cada vez más versátiles y avanzados, facilita la impresión de cualquier tipo de etiqueta utilizando información de bases de datos, ERPs como SAP o ORACLE, básculas o balanzas, hojas de cálculo, datos introducidos por el usuario, etc. Además, permite automatizar los procesos, controlar qué y cuándo se imprime, e imprimir vía web independientemente del sistema operativo.

 

GESTIÓN EFICAZ DE LAS NECESIDADES DE IMPRESIÓN EN LA EMPRESA

Impresión de etiquetas de diferenes formatos, tamaños y materiales; las impresoras de transferencia térmica permiten la impresión de etiquetas de distinto tamaño sin la necesidad de grandes tiempos de espera. Cambiar de tamaño de etiqueta o de formato es una operación muy sencilla, que por lo general consiste en colocar adecuadamente el rollo de etiquetas adecuado y enviar la información pertinente a imprimir.

A su vez, muchos usuarios utilizan con frecuencia etiquetas de diferentes materiales para aplicaciones o productos distintos. Al igual que sucede con etiquetas de distintos tamaños, en las impresoras de transferencia térmica pasar de un material a otro es tan sencillo como colocar adecuadamente el rollo de etiquetas y enviar la información a imprimir. Los materiales térmicos se imprimen directamente aplicando calor, pero el resto de materiales requieren de una tinta, el ribbon, para ser impresos. Existe en el mercado un ribbon apropiado para
cada aplicación y para cada material.

Impresión inmediata; la impresión de las etiquetas de tranferencia térmica por parte del usuario final es inmediata, desde tan solo una etiqueta hasta cientos e incluso miles de ellas. Por contra, los usuarios que utilizan etiquetas preimpresas deben adecuarse a los tiempos de suministro de sus proveedores, y frecuentemente deben adaptarse además a unos pedidos mínimos, por lo que es posible que se den faltas de stock en algunos momentos determinados.

 

APLICACIONES DE LA IMPRESIÓN TÉRMICA EN LA INDUSTRIA Y EMPRESAS

·Alimentación: El uso de impresoras de transferencia térmica nos permite utilizar una etiqueta con el fondo preimpreso para imprimir las etiquetas de producto cuando se necesiten.
Si lo deseamos podemos cambiar en cada etiqueta: ingredientes, alérgenos, fechas de consumo preferente, números de lote, códigos de barras, etc. Un mismo tipo de etiqueta nos puede servir para la impresión de distintos productos. p.ej distintos tipos de sándwich o platos precocinados.

·Comercio Textil: A diario es impreso, con impresoras de este tipo tanto, en origen de la prenda como en la tienda multitud de datos variables. La información que nos indica cómo lavar la prenda, dónde se ha fabricado la prenda o la información de la empresa que la comercializa. La etiqueta con la información de talla, color, modelo, precio de la prenda, con el nuevo precio durante las rebajas. Cada vez se utilizan más las etiquetas RFID.

·Jardinería: Cada planta puede identificarse unitariamente de acuerdo a sus características, permitiendo la trazabilidad y cumplimientos de los requisitos legales. Además de facilitar los cambios en la información impresa en cada etiqueta. El uso de una etiqueta neutra para su impresión en origen o en tienda nos permite tener siempre un producto perfectamente etiquetado. Para soportar condiciones meteorológicas adversas se utiliza una combinación de etiqueta y ribbon especiales que aportan una alta resistencia de la impresión.

·Transporte y Logística: Las etiquetas de envío posiblemente sean las más conocidas por el usuario final. Millones de etiquetas son impresas a diario en empresas de comercio electrónico, industria, empresas de mensajería y logística, etc.
El uso de impresoras térmicas permite una mayor agilidad y rentabilidad en los procesos, así como la automatización de muchos procesos gracias a los aplicadores de etiquetas.

·Supermercados: En este sector la utilización de etiquetas de transferencia térmica está especialmente extendido. Resulta complicado comprar un producto a granel sin utilizar una impresora térmica. Cada una de las etiquetas con el peso y el precio de los productos que adquirimos a diario en carnicerías, pescaderías y fruterías son impresas de modo unitario con impresoras térmicas, bien integradas en la propia balanza o conectadas a ésta.

·Industria Química: Si bien los productos para gran consumo no hacen uso de las impresoras de transferencia térmica, multitud de pequeños fabricantes sí que las utilizan diariamente. Las pequeñas producciones de un gran número de productos en envases diferentes hacen que la impresión de la etiqueta de producto resulte mucho más económica con una impresora de este tipo, permitiendo además la impresión inmediata justo cuando se necesitan. Para soportar el contacto con estos productos se utilizan frecuentemente combinaciones de cinta y papel de alta resistencia.

·Frutas y Verduras: Los supermercados requieren a los productores que las frutas y verduras cuya venta no es por peso vengan etiquetadas de origen.
El productor, la cooperativa o la empresa que lo comercializa utiliza una impresora de transferencia térmica para imprimir las etiquetas de cada producto. En ocasiones solo se imprime el lote y en otras la totalidad de la etiqueta, dependiendo del volumen del producto comercializado y de los requisitos del supermercado.

·Industria Cárnica: En mataderos y salas de despiece la carne es etiquetada para permitir su trazabilidad utilizando impresoras de transferencia térmica. Posteriormente el producto es etiquetado para su venta al consumidor, indicando producto, peso, precio, etc. Los fabricantes de embutidos pueden utilizar una misma etiqueta para imprimir sobre ella todos los productos comercializados, sin necesidad de tener un gran número de etiquetas en stock.

·Pescados: La legislación actual precisa que el pescado debe estar correctamente identificado en el puesto de venta con una etiqueta que indique zona de captura, especie, etc. Las propias lonjas o empresas distribuidores utilizan las impresoras para la impresión de las etiquetas que identifica cada caja y que es utilizada en el punto de venta.

·Sanidad: Las impresoras térmicas son utilizadas a diario en hospitales para la identificación de pacientes con brazaletes, de los menús, de la medicación y de las muestras de los pacientes.
La impresión de datos variables en las pulseras de identificación de los pacientes incrementa la seguridad al permitir una rápida comprobación del paciente.

·Sector bodeguero: Las impresoras de transferencia térmica resultan de gran ayuda para la impresión de pequeñas tiradas de etiquetas (impresión de contras en distintos idiomas, personalización de la etiqueta para exportación, personalización de etiquetas para eventos, etc.), para el seriado de las etiquetas de las denominaciones de origen y para la identificación de las botellas y cajas de vino.

·Cerveza Artesanal: En los últimos años hemos visto el nacimiento de un creciente número de fabricantes de cervezas artesanales que han dinamizado fuertemente el sector con la incorporación de multitud de nuevas cervezas. Las impresoras de transferencia térmica resultan de gran ayuda para la impresión de pequeñas tiradas de etiquetas (impresión de contras en distintos idiomas, personalización de la etiqueta para exportación, personalización de etiquetas para eventos, etc.) y para la identificación de las botellas y las cajas de cerveza.

·Sector Aceitero: Multitud de pequeñas almazaras se han lanzado a comercializar su producción de aceite, así en el mercado encontramos pequeñas producciones premium y gourmet. El uso de impresoras de transferencia térmica sobre tan solo uno o dos modelos de etiquetas preimpresas nos permite la producción de estos productos bajo demanda, la impresión de etiquetas en cualquier idioma para su exportación o comercialización en zonas turísticas, la personalización para restaurantes con motivo de las regulaciones existentes sobre el uso de envases no rellenables, además de los habituales del proceso logístico.

·Sector Cosmético: Los pequeños laboratorios pueden imprimir las etiquetas de todos los productos en sus distintas presentaciones gracias a las impresoras de transferencia térmica.
La impresión del volumen del envase, información del fabricante, nombre del producto, ingredientes puede ser realizada sobre etiquetas sintéticas permitiendo una gran durabilidad y resistencia a los distintos componentes del producto

·Industria Electrónica: Cualquier producto electrónico que tengamos en casa o en el trabajo contiene varias etiquetas impresas con impresoras de este tipo que identifican el producto o los distintos componentes o el software que contienen. La impresión de números de serie únicos para cada producto, información sobre las licencias del software, de las especificaciones, etc son impresas en fábrica o en los centros de ensamblado. Los datos variables que incorporan estas etiquetas permiten gestionar de un modo sencillo cualquier tipo de intervención.

·Sector Automoción: Todas las piezas que componen un automóvil son identificadas en fábrica o durante la fabricación del automóvil.
Etiquetas con datos variables que identifican el vehículo o determinados elementos serán utilizadas durante toda la vida útil del vehículo, por lo tanto requieren ser impresas con materiales que soporten estas condiciones.

·Producción de Neumáticos: Las actuales regulaciones obligan a una correcta identificación de los neumáticos de todos los vehículos.
Las impresoras de transferencia térmica permiten utilizar unificar en una sola etiqueta todos los productos fabricados, permitiendo así una fácil identificación de las características del neumático por parte del usuario final en el punto de venta.

·Electrodomésticos: Además de las etiquetas propias de cualquier dispositivo electrónico (características, número de serie, especificaciones, etc.) los electrodomésticos utilizados en nuestras cocinas deben incluir una etiqueta que permita al usuario final conocer la clasificación energética, eficiencia energética, consumo de agua, ruido, etc.
Los fabricantes utilizan un único formato de etiqueta para cada tipo de electrodoméstico que gracias a las impresoras de transferencia térmica permiten su impresión en el momento de la fabricación asegurando así el cumplimiento de las normativas legales.

·Industria del Metal: Los fabricantes de bobinas de metal o ferralla identifican sus productos de manera unitaria con las etiquetas impresas al finalizar la fabricación gracias a las impresoras de este tipo. Las etiquetas permiten conocer las características y especificaciones del producto así como hacer la trazabilidad del mismo si fuera necesario gracias a los datos variables que incluyen. Habitualmente se almacenan en almacenes que incluso pueden estar a la intemperie por lo que necesitan que la etiqueta aguante condiciones de sol o humedad sin emborronarse.

·Industria Aeronáutica: Al igual que con la industria del automóvil o la industria electrónica los distintos componentes de un avión son debidamente identificados durante la fabricación mediante una serie de etiquetas con información sobre sus características, fechas de revisiones o sustitución impresas mediante impresoras de transferencia térmica.
Durante las revisiones programadas la información de estas etiquetas es de gran utilidad para garantizar la seguridad.

·Administración Pública: A pesar de la evolución a la administración pública sin papeles todavía es necesario presentar una gran cantidad de documentos. Estos documentos son identificados en el momento del registro con una etiqueta con datos únicos para dicho documento. El uso de impresoras de transferencia térmica por parte de los registros facilita la correcta gestión de la documentación y su posterior seguimiento electrónico

En cuanto a la gestión de requerimientos, sanciones y multas, la mayoría de los ayuntamientos de las ciudades han establecido un sistema de aparcamiento regulado, esto ocasiona la necesidad de gestionar las infracciones que se cometan. Las impresoras térmicas imprimen la información sobre la sanción y el vehículo sancionado. Las fuerzas de seguridad locales y estatales también hacen uso de las impresoras térmicas portátiles para sancionar las infracciones.

·Sector Servicios: Los servicios técnicos encargados de realizar las tareas de mantenimiento de instalaciones de agua, gas, electricidad, televisión por cable o sistemas de seguridad utilizan las impresoras térmicas portátiles para la impresión de la documentación que entregan al cliente una vez finalizada la instalación o revisión. Los centros de reparación hacen uso de impresora de este tipo para controlar el proceso de reparación.

·Reserva de entradas y Ticketing: La impresión de entradas es uno de los usos más habitual de impresoras térmicas con las que todos nos encontramos. Cines, teatros, museos, salas de conciertos, festivales, eventos deportivos y todo tipo de espectáculos imprimen a diario miles de entradas o pulseras para controlar el acceso a cualquier evento o recinto.

 

VENTAJAS DE LAS IMPRESORAS DE TRANSFERENCIA TÉRMICA

· Las impresoras de transferencia térmica son la solución más eficiente, rentable y fiable para imprimir etiquetas con datos variables.

· Impresoras perfectamente adaptadas para trabajar en entornos industriales.

· Excelente calidad y durabilidad, las impresoras de transferencia térmica pueden producir imágenes en alta resolución, en función de la cinta utilizada ofrece excelentes niveles de resistencia a la abrasión, luz, temperatura, solventes, etc.

· Impresión bajo demanda, exactamente lo que quiera, cuando quiera

· Tiempos de impresión rápidos, y alta velocidad de procesamiento de datos, al tiempo que proporcionan la mejor fiabilidad para las aplicaciones más críticas.

· Fácil mantenimiento, sustitución de piezas clave sin herramientas, como el cabezal y el platen, además la cinta de impresión protege el cabezal durante más tiempo.

· Más opciones de soportes de impresión, las impresoras de transferencia térmica pueden imprimir en una amplia gama de materiales como, papel, sintéticos , textiles, etc.

· En general, las impresoras de transferencia térmica pueden crear etiquetas de alta calidad y duraderas a la vez que le ahorran tiempo y dinero a su empresa.

 

SICUR SE CELEBRARÁ EN MADRID DEL 22 AL 25 DE FEBRERO DE 2022

SICUR, Salón Internacional de la Seguridad, ha comenzado los preparativos para la celebración de su 23ª edición que, organizada por Ifema Madrid, tendrá lugar del 22 al 25 de febrero de 2022, en el Recinto Ferial.

Este gran encuentro profesional con el mundo de la seguridad integral, contribuirá a reactivar e impulsar con fuerza la industria, poniendo en valor los últimos desarrollos tecnológicos e innovaciones, equipos y servicios de seguridad, así como su importante potencial como referente de conocimiento en un momento marcado por la transformación digital y en el que las propuestas y soluciones en seguridad adquieren más importancia que nunca.

SICUR es el gran referente internacional de la Seguridad. Cada dos años, reúne en Madrid a empresas, asociaciones, profesionales y usuarios de la seguridad global en los ámbitos público y privado. La innovación y el desarrollo tecnológico son los grandes protagonistas de este encuentro profesional que aborda la seguridad integral desde distintas áreas (seguridad, ciberseguridad, seguridad contra incendios y emergencias, seguridad laboral), con el objetivo de seguir favoreciendo el bienestar y el desarrollo social.

UNA APUESTA POR LA SEGURIDAD INTEGRAL

Sicur contemplará todos los ámbitos de la seguridad integral, estructurados en tres grandes áreas. Por un lado el sector de Seguridad contra Incendios y Emergencias, que concentrará, entre otras propuestas todo lo que se refiere a la Protección pasiva y activa contra el fuego, y el mundo de los bomberos; Seguridad Laboral, donde se mostrarán las novedades en Equipos de Protección Individual (EPI), así como soluciones en prevención de riesgos laborales y nuevas propuestas de salud laboral, y Security que dará a conocer los avances en seguridad electrónica, seguridad física y servicios de seguridad para la protección de bienes y vidas. No faltará en esta edición un espacio dedicado a la Ciberseguridad, centrado en las soluciones y herramientas para la protección de la información, los sistemas y los datos de las empresas, ante las ciberamenazas.

Además, la oferta comercial de SICUR se presentará acompañada de un gran programa de actividades, integrado por las ponencias y presentaciones de Foro Sicur, exhibiciones de los cuerpos de seguridad y demostraciones de producto, y la Galería de Innovación, con una selección de productos referentes de la vanguardia en seguridad.

Plataforma Digital Sicur LiveConnect

Como novedad, y en el marco del proceso de transformación digital que está acometiendo Ifema Madrid, Sicur 2022 incorporará como complemento a la participación presencial, la plataforma tecnológica, Sicur LiveConnect, que ofrecerá a todos los profesionales del sector la oportunidad de estar conectados, un extra de contenidos especiales, y una agenda de contactos que permitirá ampliar sustancialmente el marco de relaciones profesionales y comerciales que se produzcan durante la celebración de la feria.

– Más información de la feria en la web de IFEMA

 

UNA FORMA MÁS SEGURA DE ADMINISTRAR MEDICAMENTOS COMIENZA CON UNA MEJOR IDENTIFICACIÓN

Un simple cambio en el diseño de las etiquetas en las bolsas de medicación, como las bolsas de suero, de sangre o intravenosas, puede reducir significativamente los errores en la medicación del paciente. Una identificación y etiquetado con datos impresos claros y fáciles de leer pueden marcar la diferencia entre administrar los medicamentos correctos o incorrectos a un paciente. Además, deben seguirse las regulaciones y recomendaciones específicas en cada caso sobre identificación para cumplir con los estándares de seguridad establecidos.

 

HACIA UN MÉTODO DE COMPRENSIÓN CORRECTA DEL ETIQUETADO DE LAS BOLSAS DE MEDICAMENTOS

Etiquetar los distintos tipos de bolsas de medicamentos es una parte clave del método a seguir para una práctica segura en la gestión y administración de los mismos. Esto implica administrar la medicación correcta, en la dosis correcta, en el momento correcto, por la vía correcta y al paciente correcto. El etiquetado de las bolsas de medicamentos ayuda a controlar el flujo de medicamentos por vía intravenosa, así como a que los pacientes reciban la dosis correcta cuando la necesitan. En este sentido, esta identificación y etiquetado debe incluir cierta información relevante, que incluye:

· Nombre del paciente
· Número de habitación
· Información de la solución
· Hora y fecha de preparación
· Fecha y hora cuando comenzó la administración del medicamento
· Cualquier fármaco y datos relevantes adicionales
· Fecha de caducidad

 Por otra parte, la colocación de las etiquetas en la parte superior o próximas al punto de inserción también ayudará a garantizar una dispensación adecuada, mientras que observar la dosis y concentración del medicamento en la bolsa garantiza una administración constante, incluso durante los cambios de turno del personal. Además, anotar las horas de inicio y finalización de cada aplicación del medicamento asegura que el paciente reciba la dosis adecuada en todo momento. Las etiquetas de color, por otro lado, también se pueden emplear en distintas vías para ayudar al personal sanitario a identificar rápidamente cada una y verificar que las vías estén conectadas de manera correcta.

 

UNA ETIQUETA ESPECÍFICA Y UN TIPO DE BOLSA PARA CADA NECESIDAD

El tipo de bolsa que se etiqueta también puede afectar la etiqueta específica de la bolsa utilizada, así como la información impresa que la etiqueta muestra. El tipo de etiqueta más frecuentemente utilizado es, casi con toda probabilidad, la etiqueta de la bolsa intravenosa. Estas etiquetas, que se utilizan para identificar las distintas soluciones salinas administradas a los pacientes, también deben actualizarse cuando se agregan medicamentos adicionales. Las etiquetas para bolsas intravenosas también pueden requerir resistencia a temperaturas extremas de calor o frío, así como a la abrasión y la decoloración. Estas etiquetas ayudan a garantizar que el personal tenga conocimiento de las sustancias que hay actualmente en la bolsa, evitando peligrosas confusiones cuando es necesario agregar medicamentos adicionales a la solución.

 

ETIQUETAS PARA BOLSAS DE SANGRE: Están disponibles en dos tipos, primario y secundario. Las etiquetas de bolsas de sangre primarias deben cumplir con pautas más estrictas y, por lo general, mostrarán información sobre el fabricante, así como números de lote y códigos de producto para el correcto seguimiento y la trazabilidad. Las etiquetas secundarias se aplican sobre la etiqueta primaria existente y, como tales, están sometidas a menos regulaciones. Estas etiquetas pueden incluir información sobre el tipo de sangre y distintos componentes sanguíneos, como plaquetas, plasma y recuento de glóbulos rojos.

Las bolsas de medicamentos se utilizan a menudo para administrar terapias contra el cáncer, incluidas la quimioterapia y las terapias de células inmunitarias. Estas bolsas de medicamentos normalmente vendrán ya preparadas y etiquetadas por el fabricante de la bolsa y pueden requerir etiquetas especializadas, según sea la composición de la bolsa y la medicación administrada.

PAUTAS Y REGULACIONES PARA LAS ETIQUETAS DE LAS BOLSAS DE MEDICAMENTOS

La principal preocupación para el diseño y uso de etiquetas para bolsas de administración de medicamentos debe ser reducir los errores de medicación para que la atención al paciente sea más segura. Las bolsas de administración de medicamentos pueden ser etiquetadas por el fabricante, con etiquetas adicionales aplicadas por el personal del punto de atención ubicado en dispensarios médicos, hospitales y clínicas. Pueden aplicarse diferentes estándares y regulaciones para cada una de estas situaciones. En cualquier caso, el volumen total de la bolsa y el nombre genérico y la dosis de cada medicamento agregado deben ser la información más destacada. Otros datos e información ya mencionada anteriormente también debe incluirse, y el material de la etiqueta debe permitir a los usuarios escribir información adicional utilizando bolígrafos o marcadores. También pueden seguirse estas pautas para escribir los nombres de los medicamentos, incluidos el color y las mayúsculas, (si bien por lo general esto se utiliza más comúnmente cuando se trata de la identificación de jeringas).

Las etiquetas de las bolsas de medicamentos deben cumplir con las distintas regulaciones existentes, como por ejemplo la Organización Internacional de Estándares ISO, y otras recomendaciones y pautas para envases de medicamentos con códigos de barras. Deben incluir un código de barras asociado con el nombre y la concentración del medicamento genérico en un lugar de la etiqueta, que no interfiera con su legibilidad. El uso de códigos de barras es una excelente manera de reducir los errores de administración al crear un registro electrónico y disminuir la carga de trabajo del personal.

 

UNA IDENTIFICACIÓN Y ETIQUETADO CORRECTOS PARA REDUCIR ERRORES Y MEJORAR LA SEGURIDAD

El uso adecuado de las etiquetas de las bolsas de medicación es indispenable para garantizar una atención más segura al paciente y que siempre se entregue la medicación correcta. Sin embargo, actualmente, el diseño de estas etiquetas puede llegar a suscitar preocupaciones o confusiones en el personal con respecto a su uso. Algunas de las preocupaciones más frecuentemente planteadas son una mala legibilidad y el uso inadecuado del color, así como la falta de diferenciación entre medicamentos con nombres similares. Otra preocupación es que las etiquetas puedan contener información relevante para varias partes interesadas, lo que da como resultado una etiqueta que contiene excesivos datos y sobreabundancia de información, lo que dificulta la búsqueda de información específica. Este también es el caso de las etiquetas de las bolsas intravenosas que a menudo se comparten entre farmacias y personal sanitario. Esto conduce a etiquetas con la información requerida por los farmacéuticos entremezclada con la información que el personal sanitario necesita para administrar correctamente el pedido.

En este sentido se recomienda la adopción de protocolos claros y rigurosos a la hora de determinar un sistema de etiquetado eficaz, implementando algunas mejoras que se pueden realizar para mejorar la seguridad del paciente, como una configuración y diseño de etiqueta para mejorar la legibilidad de la misma. También es determinante una mejora de la calidad de impresión, que podría verse afectada por el bajo nivel de tóner, la presentación de la información del medicamento en una ubicación uniforme y la mejora de la legibilidad mediante el uso de mayúsculas y negrita. El uso de etiquetas imprimibles por transferencia térmica puede ayudar a resolver algunos de los problemas que se plantean aquí, especialmente con respecto a la impresión. Las etiquetas térmicas también son adecuadas para el almacenamiento y la refrigeración, no se manchan fácilmente y son perfectas para su uso en diversos entornos.

ETIQUETADO EN HISTOLOGÍA

La histología es una rama de la biología que estudia los tejidos biológicos u orgánicos de los seres vivos. La parte más pequeña de todo ser vivo es analizada con determinación y exactitud por esta disciplina relacionada con la anatomía y la medicina. Dentro de este área existen una gran variedad de subapartados que nos permiten estudiar cada tejido dependiendo de una serie de características. La citología o la bioquímica están estrechamente relacionados con la histología, que se encarga de dar un enfoque más general. 

El desarrollo de esta ciencia está directamente vinculada al avance de los microscopios, aunque la histología abarca un sentido mucho más amplio que el puramente estructural, como las relaciones estructurales con sus funciones y el estudio del desarrollo tisular. Empezamos a ver referencias a esta ciencia a medida que aparecen los primeros microscopios.

LA IMPORTANCIA DE UN ETIQUETADO CORRECTO EN LAS MUESTRAS 

La histología , por tanto, es un campo importante de investigación utilizado por científicos, médicos e investigadores. Mientras que los investigadores buscan comprender cómo cada célula individual afecta la función de los tejidos y órganos, los médicos estudian la histopatología de los tejidos para ver cómo cambian en los pacientes afectados por la dolencia o enfermedad. Un etiquetado adecuado en histología de las muestras de tejido en cada paso del proceso de preparación del tejido es fundamental para la interpretación de los resultados histopatológicos, en los que se confía para diagnosticar correctamente a los pacientes. Sin embargo, las técnicas histológicas presentan obstáculos únicos para un etiquetado adecuado que a menudo requerirán soluciones de identificación innovadoras.

COLECCIÓN DE MUESTRAS

Las muestras se recolectan tradicionalmente a partir de muestras de tejido extraídas de un cuerpo vivo, también conocidas como biopsias. Las muestras a menudo se colocan inmediatamente en un receptáculo de almacenamiento temporal hasta que llegan al laboratorio. En este paso, el etiquetado adecuado de las muestras es de suma importancia. Cualquier ambigüedad de la muestra podría resultar en una pérdida de tiempo para el paciente, la necesidad de someterse a una cirugía adicional, así como los costes adicionales necesarios para volver a procesar las muestras correctamente desde el principio.

Las muestras de biopsia se pueden almacenar en distintos tipos de recipientes, incluidos microtubos y viales de diámetro pequeño, tubos de ensayo, placas, frascos… Dependiendo del tamaño y material del recipiente de recogida de la muestra, es posible que se requiera un tipo diferente de etiqueta. Hay que considerar que muchos laboratorios no admiten muestras cuya identidad no esté adherida al propio recipiente de la muestra.

FIJACIÓN QUÍMICA

Una vez que las células están aisladas, deben fijarse químicamente, lo que a menudo se realiza con conservantes como formalina y glutaraldehído. Esto congela los tejidos «a tiempo» mientras que también inhabilita las enzimas que normalmente degradarían las células. Como tal, el tejido se mantiene protegido de procesos de degradación mientras produce células preservadas que se ven muy similares a su estado natural.

En este paso, cualquier etiqueta utilizada para identificar sus muestras puede interactuar con una gran variedad de diferentes productos químicos y solventes, como por ejemplo etanol, metanol, formalina, tolueno y otros. Por tanto, las etiquetas resistentes a productos químicos son la opción ideal, y las etiquetas de histología que puedan soportar soluciones de formaldehído y formalina son particularmente útiles en esta etapa del procedimiento.

DESHIDRATACIÓN Y LIMPIEZA DE MUESTRAS

Una vez fijadas, las células deben pasar por un proceso de deshidratación, lo que comprende reemplazar paulatinamente el agua del tampón de fijación con concentraciones crecientes de alcohol. Después de esto, el etanol se reemplaza a su vez con xileno, un agente de limpieza hidrófobo de uso común, que ayudará una vez que comience la incrustación de cera en el tejido.

En este momento del proceso se requieren etiquetas con una resistencia química aún mayor, ya que es probable que puedan entrar en contacto con productos solventes más duros y agresivos. Además, una vez que se completa la deshidratación de la muestra, es posible que las muestras requieran un almacenamiento prolongado en el congelador hasta que estén listas para ser procesadas. De este modo, también se recomiendan etiquetas que puedan soportar bajas temperaturas y ambientes húmedos y fríos.

INCLUSIÓN DE PARAFINA

Una vez que las muestras se han deshidratado y aclarado, están listas para ser procesadas con el material de inclusión (cera, agar y resina). Durante este proceso, el xileno se reemplaza lentamente con concentraciones crecientes del material de inclusión hasta que no queda xileno, lo que hace que las muestras sean estables durante varios años. El material de inclusión más utilizado es la cera de parafina debido a su facilidad de uso y su bajo punto de fusión, que reduce el endurecimiento de los tejidos. En microscopía electrónica, se necesita una matriz más dura para cortar secciones muy delgadas, requiriendo el uso de resina en su lugar.

El etiquetado de las muestras en este momento se puede realizar directamente en el bloque de cera o en el casete de tejido, con una impresión resistente a los productos químicos que no se desvanecerá ni manchará, utilizando etiquetas con un adhesivo extrapermanente que permite que las etiquetas se adhieran a las muestras más difíciles.

También hay etiquetas diseñadas específicamente para la identificación de   muestras inluidas en resina . Estas etiquetas son lo suficientemente pequeñas para adaptarse a la mayoría de las cápsulas y moldes de resina, y presentan una gran resistencia a los productos químicos y al calor extremo. Las etiquetas se pueden utilizar para etiquetar de forma segura sus muestras con texto alfanumérico o números serializados, así como códigos de barras 1D o 2D.

CORTE Y TINCIÓN

Para teñir las muestras, las muestras en parafina deben descongelarse y los bloques deben cortarse en secciones finas con una cuchilla afilada, haciendo secciones transversales delgadas en las que ver las células. Se colocan “cintas” finas de parafina en los portaobjetos de microscopio y la cera sobrante se elimina sumergiendo el portaobjetos en xileno, lo que hace que la cera se disuelva, dejando sólo una capa delgada de tejido. A continuación, se aplican tinciones químicas, como hematoxilina y eosina, a los portaobjetos de histología marcados para mejorar el contraste de las capas celulares, lo que permite determinar si el paciente tiene tejidos sanos o enfermos. Aquí, el uso de etiquetas diseñadas para adaptarse a portaobjetos de microscopio, con una fuerte resistencia tanto al contacto directo como a la inmersión en productos químicos agresivos y  manchas, es esencial. Las impresoras de portaobjetos también están disponibles, aunque las etiquetas duraderas resistentes a las manchas siguen siendo la opción más fiable.

Por lo general, el empleo de productos químicos agresivos, disolventes y tinciones en varios procesos histológicos requiere que se utilicen etiquetas duraderas y resistentes a los productos químicos para una identificación adecuada y segura de las muestras.

 

En SUCLISA INDUSTRIAL somos líderes en distribución de etiquetado de muestras de labortorio e identificación de muestras, somos proveedores especializados en soluciones de identificación y marcaje utilizado en laboratorios médicos y de investigación, así como en instituciones de atención médica.

¿CUÁLES SON LAS FUNCIONES PRINCIPALES DE LOS CÓDIGOS DE BARRAS?

Los códigos de barras comunican información importante sobre un producto específico. Por lo general, un código de barras tipo se compone de 12 dígitos bajo una serie de líneas negras gruesas y finas. El código de barras es un sistema de identificación y etiquetado muy establecido, cada día nos encontramos con códigos de barras aplicados en multitud de artículos, piezas y elementos, bien sea en la parte posterior de un libro, en el embalaje y envoltorio de un producto cualquiera, en las piezas de registro de una cadena de montaje… se podría que decir que sus aplicaciones son innumerables.

Los códigos de barras realizan distintas funciones de identificación muy relevantes, como puede ser comunicar todo tipo de información de los productos, el registro de la venta del artículo, el envío de información de seguimiento y trazabilidad del producto,…

No hay texto alternativo para esta imagen

IDENTIFICACIÓN DEL PAÍS E IDENTIFICACIÓN DEL FABRICANTE

La primera pieza de información que comunica un código de barras es el país donde se fabricó el producto. Por lo general, las dos primeras cifras en un código de barras aportan información sobre este dato, si bien es cierto que algunos países disponen de códigos de tres dígitos, como Alemania (en este caso, presentan números desde 400 a 440). Y algunos otros ejemplos presentan los números 00 a 13, representando distintas partes de Canadá y Estados Unidos.

Después de estas primeras cifras, el código de barras comunica el fabricante. Los cuatro dígitos a continuación en un código de barras (después del código de país de dos o tres dígitos, como se ha señalado) representan el fabricante. En aquellos países que utilizan códigos de tres dígitos para indicar el país de origen, utilizan sólo tres dígitos para representar el fabricante. De esta forma, quien analiza el código de barras puede realizar un perfecto seguimiento de dónde vino el artículo y quién lo fabricó. El código de barras también permite a la empresa ver dónde se encuentran sus productos.

IDENTIFICACIÓN DEL PRODUCTO Y SEGUIMIENTO DEL MISMO

Los seis últimos dígitos que podemos ver en el código de barras nos aportan información y datos sobre qué producto es. Cada elemento obtiene un código de barras único e incluso distintos tamaños del mismo artículo disponen de un código único.

La identificación del producto tiene como función dos propósitos principales; una empresa que aplique un código de barras de esta forma puede llegar a realizar un seguimiento preciso de la cantidad que vende de un producto y realizar un estudio bastante fiable de la subida y caída en la popularidad de sus artículos. Esto permite también a la empresa poder estar actualizada respecto a los rendimientos conseguidos en cuanto a ventas y determinar cuáles son los productos que precisan aumentar la producción.

Por otro lado, el código de barras permite también a las tiendas y distintos puntos de venta intermedios y finales centrarse en su cliente de forma rápida y precisa. El código de barras de exploración coloca toda la información en un sistema de registro computerizado y marca el precio. Con un breve análisis y en pocos pasos, la transacción está completa. Las tiendas a su vez también pueden utilizar los códigos de barras para realizar un seguimiento de inventario y asegurarse de que todos los artículos se contabilizan.

COMUNICACIÓN CON LOS ORDENADORES

Las líneas que componen el código de barras fueron diseñadas para permitir una comunicación concreta con los ordenadores. Cuando un escáner pasa sobre un código de barras, interpreta las líneas negras como información. El ordenador puede transmitir esta información en una pantalla y también puede almacenar la información de seguimiento. Los códigos de barras son un lenguaje binario formado por líneas en blanco y negro, de distinto grosor, que proporcionan información útil sobre el artículo al proveedor, distribuidor, consumidor y comerciante. A su vez, los números impresos se encuentran debajo del código de barras para permitir que la información se introduzca manualmente en un motor de búsqueda o en un equipo informático.

No hay texto alternativo para esta imagen

¿CUÁL ES LA INFORMACIÓN QUE CONTIENE UN CÓDIGO DE BARRAS Y PARA QUÉ SIRVE EXACTAMENTE?

Cómo hemos indicado anteriormente, podemos encontrar códigos de barras de muchos tipos aplicados a toda clase de envases y envoltorios. Su codificación se encuentra administrada por la entidad internacional GS1, que se encarga de homogeneizar y estandarizar los códigos GTIN y hacerlos únicos y universales, e incorpora la nomenclatura GTIN8, GTIN12, GTIN13, GTIN14 GS1 128.

Existen distintos tipos: Los más comunes son los lineales y los 2D, y entre estos últimos, los más habituales que podemos encontrar que que gozan de cada vez mayor implantación son los CODIGOS QR, muy extendidos y que son capaces de codificar cientos y cientos de bytes.

UTILIDAD

Relación Comerciante-Fabricante: Reconoce e identifica un artículo desde cualquier punto de la cadena de abastecimiento desde su creación al punto de venta. Nos indica la trazabilidad del producto, en qué lugar se encuentra.

Un código de barras permite así unas transacciones más agiles y eficientes entre el comerciante y el fabricante, minimizando errores y facilitando detalles de la actividad de entradas y salidas, inventarios, controles de stock, generación de tíckets y etiquetas,…

Por su parte, frente al consumidor del artículo, producto o servicio, facilita multitud de acciones, desde operaciones bancarias (como el pago de recibos), pasando por relaciones con organismos y entidades de todo tipo, como el sistema sanitario, hacienda pública, etc.

LECTURA

Un código de barras puede ser leído e interpretado mediante sistemas lectores láser u otro tipo de dispositivo móvil de lectura. También podemos descifrar su significado; estos son los valores numéricos del más estandarizado EAN13 que es utilizado en la venta al por menor y por unidades:

– 2 primeros números corresponden al fabricante o distribuidor. AECOC asigna el 84 para España.

– 5 números siguientes son para la empresa, y es asignado por GS1

– 5 últimos números son para el producto en concreto, y lo asigna el fabricante

La última cifra, por su parte, es un digito de control

TIPOS DE CÓDIGOS DE BARRAS

Cada sector productivo dispone de un código estándar, y existen distintos formatos según el país, dentro de los diferentes formatos. Así, los códigos ISBN son utilizados para periódicos y libros, los códigos EAN 8 se aplican en el sector tabaquero, los códigos Dun14 (fácilmente reconocibles por estar enmarcados en color negro) son empleados para unidades de distribución, los códigos EAN 128 se usan generalmente por empresas de logística para identificar palés, etc.

CÓDIGOS DE BARRAS 1D Y 2D: ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ SIRVEN LOS CÓDIGOS DE BARRAS?

No hay texto alternativo para esta imagen

Los códigos de barras tradicionales representan sistemáticamente los datos variando los anchos y las distancias de las líneas paralelas, y pueden denominarse lineales o unidimensionales (1D). Posteriormente, se desarrollaron variantes bidimensionales (2D), utilizando rectángulos, puntos, hexágonos y otros patrones geométricos, llamados códigos de matriz o códigos de barras 2D, aunque no utilizan barras como tales. Los códigos de barras 2D ofrecen una mayor densidad de datos, de modo que normalmente se pueden poner más datos en un código de barras 2D.

Inicialmente, los códigos de barras sólo eran escaneados por escáneres ópticos especiales llamados lectores de códigos de barras. Más tarde, el software de aplicación estuvo disponible para los dispositivos que podían leer imágenes, como los teléfonos inteligentes con cámaras.

No hay texto alternativo para esta imagen