Entradas

MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS EN LAS ORGANIZACIONES

Los modelos de madurez permiten evaluar el grado de preparación de la organización para afrontar los eventos internos y externos a los que la organización está expuesta.  El modelo de madurez ayuda a cuantificar en el seguimiento, el grado de cumplimiento de los controles y su aporte a la eficacia general del sistema. La cuantificación de los resultados requiere una herramienta de medición que compile los datos y muestre de forma numérica y grafica el comportamiento de uno o más periodos, para hacer un análisis óptimo de la información.

Los indicadores aplicados al seguimiento de los riesgos, estructuran una base para conocer el comportamiento de las variables a medir en diferentes periodos; es por esto que los indicadores van de la mano con el seguimiento a la matriz de riesgos. Al agrupar todos los aspectos se obtiene como resultado la metodología de análisis adecuada para el seguimiento.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR “MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS”?

Dentro de la estructura de empresas y organizaciones de todos los sectores productivos e industriales se valora cada vez más la efectiva y correcta gestión de riesgos como un proceso fundamental y estratégico dentro de su política empresarial, para no sólamente obtener rentabilidad y cumplir con la normativa aplicable a su sector, sino también garantizar su sostenibilidad y continuidad de manera prolongada en el tiempo.

Es preciso por tanto definir bien qué entendemos por madurez en la gestión de riesgos, qué modelos existen para medirla y qué preguntas debe hacerse una organización para saber de manera precisa en qué nivel se encuentra respecto a este proceso.

¿PERO QUÉ ES EXACTAMENTE LA MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS?

Con el término “madurez de gestión de riesgos” generalmente nos referimos al nivel de preparación del que dispone una organización en cuanto a la gestión de riesgos, es decir, indica el conocimiento que ésta tiene sobre este proceso y de qué manera lo implementa en los procesos de su organización.

En un sentido general, la madurez de gestión de riesgos permite a empresas y organizaciones conocer en qué punto se encuentran respecto al modo en que administran los diferentes riesgos a los que están expuestas.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CONOCER EL NIVEL DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS DENTRO DE UNA ORGANIZACIÓN?

Una evaluación y un estudio riguroso sobre el nivel de madurez de riesgos ayuda a ver qué se está haciendo bien, qué elementos faltan por considerar y, partiendo de este punto, definir, estructurar e implementar acciones concretas que permitan lograr el mayor nivel de madurez en gestión de riesgos.

MODELOS DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS

Existen diferentes modelos que permiten evaluar el nivel de madurez de una organización en la gestión de sus riesgos. Algunos de estos son:

A. Índice de Madurez de Riesgo

Desarrollado en el año 2011 por Aon y The Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, este índice permite a gerentes, directores y profesionales responsables de riesgos en general identificar cuáles son las áreas críticas en su proceso de gestión de riesgos a partir de la evaluación de prácticas relacionadas con el gobierno corporativo y la toma de decisiones.

En esta evaluación que propone el Índice de Madurez de Riesgo de Aon y The Wharton School se tienen en cuenta las siguientes diez características:

    1. Entendimiento y compromiso con la gestión de riesgos como un factor crítico para la toma de decisiones y para impulsar el valor a nivel de la junta.
    2. Un ejecutivo de nivel senior que impulse y facilite los procesos clave y el desarrollo de la gestión de riesgos.
    3. Transparencia en la comunicación de riesgos.
    4. Una cultura del riesgo que incentiva una completa participación y rendición de cuentas en todos los niveles de la organización.
    5. Identificación de los riesgos existentes y emergentes, utilizando datos e información internos y externos.
    6. Participación de los principales grupos de interés en el desarrollo de la estrategia de gestión de riesgos y en la definición de políticas.
    7. Recolección e incorporación formal de la información de riesgos operativos y financieros al proceso de toma de decisiones.
    8. Integración de información sobre la gestión de riesgos a los procesos de capital humano para incentivar un desempeño comercial sostenible.
    9. Uso de métodos de cuantificación sofisticados para entender el riesgo y demostrar el valor agregado mediante la gestión de riesgos.
    10. Pasar de enfocarse en evitar y mitigar los riesgos a apalancar el riesgo y las opciones de gestión del riesgo que extraen valor.

A partir de toda la información recogida, el nivel de madurez de la organización se califica en una escala de 1 a 5 de la siguiente manera:

    1. Nivel 1 o Nivel Inicial: la organización identifica y aborda los riegos, pero lo hace de forma aislada. El alcance del proceso de gestión de riesgos es limitado.
    2. Nivel 2 o Nivel Básico: el conocimiento, manejo y monitoreo de los riesgos clave de la organización es inconsistente. Las capacidades para gestionar los riesgos son limitadas, además, la información que se tiene de este proceso es informal.
    3. Nivel 3 o Nivel Definido: la organización aborda sus riesgos clave, hay capacidades para medirlos y administrarlos y monitorearlos, pero pueden haber inconsistencias al interior.
    4. Nivel 4 o Nivel Operativo: se conocen los principales riesgos de la organización y las actividades para abordarlos se ejecutan de manera consistente. La información sobre la gestión de riesgos se tiene en cuenta explícitamente para la toma de decisiones.
    5. Nivel 5 o Nieval Avanzado: la organización tiene una alta capacidad para identificar, medir, administrar y monitorear sus riesgos. La gestión de riesgos es dinámica y se adapta a los cambios, además, es considerada como un proceso que brinda ventajas competitivas.

B. Modelo de medición para auditores

El modelo de medición para auditores fue desarrollado en 2002 por Basil Orsini, quien fuera en su momento director de Auditoría Interna del Departamento de Recursos Humanos en Canadá. Este modelo centra la medición del nivel de madurez de gestión de riesgos en cinco aspectos principales:

    1. Cultura.
    2. Liderazgo y compromiso.
    3. Integración con los sistemas organizacionales.
    4. Habilidades en gestión de riesgos.
    5. Reporte y control.

A partir de la evaluación que se realiza para cada uno de estos puntos, los niveles de madurez identificados son:

    1. Incipiente: no se ha implementado formalmente un sistema de gestión de riesgos, la identificación o seguimiento de estos no es consciente.
    2. Conocido: aunque hay un sistema formal de gestión de riesgos, la administración de estos es dispersa, descentralizada y no hay una adecuada capacitación.
    3. Definido: se cumple con el sistema de gestión de riesgos establecido, hay políticas y procedimientos que involucran a toda la organización en este proceso.
    4. Administrado: la gestión de riesgos se desarrolla de forma adecuada y hay claridad sobre la tolerancia al riesgo por parte de la organización.
    5. Optimizado: la gestión de riesgos hace parte de la cultura organizacional, hay indicadores para su medición y monitoreo constante.

DISTINTAS PREGUNTAS NECESARIAS PARA CONOCER Y EVALUAR CORRECTAMENTE EL GRADO DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS

Al momento de realizar una evaluación para conocer cómo está la gestión de riesgos en la organización, que debe ser considerada como parte fundamental de todos los procesos, es fundamental tener en cuenta diferentes preguntas que engloban los aspectos más relevantes, por ejemplo, el gobierno, el proceso de gestión, las personas, la tecnología, el apetito de riesgo, las políticas y los procedimientos, entre otros.

Algunas de las preguntas que pertinentes para realizarse son:

    1. En el sistema de gestión de riesgos de la organización, ¿se aplican buenas prácticas para llevar a cabo este proceso?
    2. ¿La estructura de la organización permite una adecuada gestión de los riesgos? ¿Existe una unidad de riesgos o un comité encargado de estos asuntos?
    3. ¿La dirección de la empresa entiende la importancia de gestionar los riesgos? ¿Hasta qué punto está la dirección involucrada con este proceso?
    4. Para la toma de decisiones en la organización, ¿se tiene en consideración el monitoreo y seguimiento de riesgos?
    5. ¿Cómo se evalúan y monitorean los riesgos? ¿Qué indicadores se tienen para la gestión de riesgos? ¿El seguimiento a los riesgos se realiza de manera continua?
    6. ¿Se cuenta con herramientas tecnológicas para la identificación, evaluación, control y seguimiento adecuado y eficiente de los riesgos? Por ejemplo, mediante el empleo de un sistema de software adecuado que haga más sencilla la gestión de riesgos en las organizaciones.
    7. ¿Cómo se registran y comunican los eventos de riesgos? ¿Se realiza el registro y la comunicación de forma oportuna y constante?
    8. ¿La metodología definida por la organización para la gestión de riesgos está recogida en un manual o política? ¿Se sigue correctamente y de forma rigurosa?
    9. ¿Las políticas y manuales de gestión de riesgos se encuentran alineadas con los objetivos y valores de la organización? ¿Existen planes de capacitación y difusión que faciliten el entendimiento de la gestión de riesgos en toda la organización?

Todas estas preguntas conforman en realidad una guía para conocer el nivel de madurez de gestión de riesgos que tiene la empresa. El nivel al que se debe aspirar es al más alto (avanzado u optimizado) pues este demuestra que la gestión de riesgos se desarrolla de forma estructurada, sistemática y oportuna e involucra a todo el personal de la organización, y de esta forma es posible cumplir con los objetivos estratégicos y asegurar la continuidad del negocio en el largo plazo.

En síntesis, la madurez de gestión de riesgos permite conocer el nivel en el que las organizaciones identifican, evalúan, controlan y registran los riesgos asociados a su acividad productiva. 

 

SISTEMA DE GESTIÓN HSE: BENEFICIOS QUE APORTA UN SISTEMA HSE A EMPRESAS Y ORGANIZACIONES

Por “Sistema de Gestión HSE” entendemos aquel sistema de gestión creado para garantizar estándares internacionales de seguridad y medio ambiente. Las siglas HSE hacen referencia a los términos en inglés “Health, Safety & Environment” (Medio ambiente, Seguridad y Salud). Es un procedimiento que cubre variados aspectos en el campo de la prevención y seguridad laboral, como por ejemplo correctos etiquetados de mercancías y procesos productivos, señalización y bloqueo de áreas de trabajo, etc… pero como veremos, su ámbito de actuación es mucho más extenso.

El desarrollo que se lleva a cabo en la organización con un buen sistema de gestión integrado permite un notable ahorro de los recursos existentes al mismo tiempo que previene riesgos y accidentes en el entorno laboral.

 

Para saber cuándo se está cumpliendo con los requisitos establecidos por el sistema de gestión, es fundamental considerar la integración de los distintos sistemas que la constituyen. A su vez, todos los miembros de las organizaciones deber ser activos y participar en los logros de la misma.

UN SISTEMA QUE GARANTIZA UN ESTÁNDAR INTERNACIONAL DE SEGURIDAD Y MEDIO AMBIENTE

Así, el Sistema de Gestión HSE se trata de un sistema de gestión creado para garantizar estándares internacionales de seguridad y medio ambiente, que deberá ser convenientemente controlado y monitorizado.

Es una invitación a que las empresas y organizaciones implanten de forma adecuada las distintas normas que se establecen en el sistema de gestión, garantizando así una mayor competitividad y un menor riesgo en cuanto a percances e incidentes laborales.

El sistema HSE permite controlar riesgos en los procesos organizativos y productivos de la empresa, para mejorar la seguridad del trabajador ante los peligros a los que se encuentra sometido o el cuidado del medio ambiente.

Para conseguir dichas certificaciones, es necesario demostrar y garantizar una adecuada gestión de la calidad frente a todos los procesos ejecutados y cumpliendo con la legislación, además de todos los estándares internacionales ISO. Como consecuencia indirecta, gracias a la realización de una buena gestión no solamente reducimos el riesgo de accidentes en el entorno laboral, sino que también la empresa puede beneficiarse en cuanto a mejora en su reputación y prestigio de cara a clientes, proveedores, organismos oficiales y competidores.

Se deben prevenir todos los riesgos laborales que afecten de forma directa a cada empleado. Cuanto más alto sea el riesgo, mayor serán los cuidados que se lleven a cabo para prevenir accidentes.

Es necesario encontrar el significado de cada certificado que se corresponde dentro de la gestión integrada (HSE):

  • Seguridad ocupacional: certifica el conjunto de actividades relacionadas a la protección de la salud física, mental y social.
  • Seguridad industrial: certifica que existe un acuerdo frente a los riesgos y los peligros de la industria.
  • Medio ambiente: protege el medio ambiente o trabaja por el cuidado de los recursos naturales mediante las acciones que demuestren la conservación.

BENEFICIOS DE UN SISTEMA HSE:

  • Las empresas llegan a ser mucho más competitivas a nivel local e internacional.
  • Control adecuado en cuanto a las gestiones que llevan a cabo las organizaciones.
  • Posicionamiento de la empresa.
  • Confianza de los consumidores.
  • Reducción de los costos por accidentes laborales.
  • Mejora del medio ambiente.
  • Mejora de la seguridad laboral.
  • Mejora la calidad de vida del empleado.

 

El objetivo de ejecutar los proyectos necesarios para obtener los resultados adecuados, mejora la calidad de vida laboral, previendo y evitando a su vez los impactos negativos en el medio ambiente.

Muchas empresas cuentan con un sistema integrado de gestión HSE. Éste se basa en los siguientes principios fundamentales:

  • Seguridad y salud en el trabajo
  • Medio ambiente

Hoy en día el papel que tiene el sistema de gestión integral de HSE, es un factor determinante en los procesos de producción y en los servicios prestados.

Los sistemas imprescindibles existen cuando tenemos la globalización de la economía. La homogeneidad de los productos y la relación de nuestras organizaciones con el ser humano y el medio ambiente garantizan que la industria permanezca en el mercado.

¿CÓMO ORGANIZAR UN BUEN SISTEMA HSE?

Para asegurarnos de que nuestra organización cuenta con un sistema de gestión de Calidad y HSE eficaz en todo momento, es necesario verificar que los procesos sigan siendo adecuados y funcionan correctamente.

El éxito de un proyecto de implementación de un Sistema de HSE se fundamenta en el cumplimiento de unas fases estándar y que se deben llevar a término en su totalidad. El primer paso debe ser contar con el compromiso de la dirección, la cual debe asumir la responsabilidad de suministrar los recursos necesarios para la implementación del sistema en todas las etapas que conlleva el proyecto.

Una vez comprometida la dirección con el proyecto y gestión de HSE, debemos cumplir los siguientes pasos:

  • Preparación
  • Diagnóstico
  • Determinación de brechas
  • Planificación de Acciones
  • Determinación de procesos
  • Documentación de procesos.
  • Auditoria de validación

La correcta implementación de estos siete pasos constituyen la fórmula para la adopción exitosa de un correcto sistema de HSE.

1.Preparación

La preparación consiste en capacitar a las personas que serán participes del equipo implementado del sistema de gestión HSE. Esta adquisición de conocimientos y competencias pasa por:

  • Conocimientos técnicos del Sistema de gestión
  • Conocimientos Normativos
  • Conocimientos Legales
  • Competencias de al menos Auditor Interno de Sistemas de Gestión HSE

2.Diagnóstico

Un vez concretado el primer paso, se debe realizar una auditoría de diagnóstico, para determinar el cumplimiento que tiene la empresa con respecto a los requisitos, considerando los siguientes aspectos:

  • Estructura Documental
  • Cumplimiento de requisitos
  • Procedimientos documentados
  • Registros o evidencias de las acciones.
  • Mejora continua de los procesos.

3.Determinación de Brechas

Es necesario determinar en el informe cuales son las brechas o carencias que se tienen por cada requisito normativo. Con esta información se parte para confeccionar la carta Gantt o tabla de acciones para cumplir con todas las exigencias que el Sistema exige.

4.Planificación de Acciones

Se debe trazar un plan de forma inequívoca que lleve a buen puerto el proceso de implantación. Este paso debe comprender:

  • Definición de Proceso
  • Acciones Que Realizar
  • Responsables
  • Recursos necesarios
  • Controles y seguimientos
  • Medición de la Eficacia

5.Determinación de procesos

En esta fase del proceso, es necesario identificar los procesos que componen a la organización, esto con el fin de saber las grandes etapas de la empresa, sus relaciones y sobre todas las actividades que se realizan en cada una de ellas, esta última a su vez indica los alcances, el inicio y el final de cada uno de ellos, dejando en claro quiénes son los dueños de los procesos y sus ejecutores.

6.Documentación de procesos

La fase de documentación de procesos hace referencia a la forma en que creamos procedimientos, memorias, dossieres o formularios, los cuales documentan a los procesos mencionados en el punto anterior. Es una fase importante ya que es en este punto donde se plasma el detalle de la actividad y la evidencia de cómo se ejecutó y cuál fue su resultado.

7.Auditoría de validación

Antes de exponer nuestro sistema a un ente o casa certificadora, debemos validar el grado de cumplimiento del sistema de forma interna. Al finalizar la auditoria, los “hallazgos” (es decir, desviaciones del sistema con respecto al criterio de auditoria que pudiesen ser no conformidades u oportunidades de mejora) deben ser tratados según su magnitud y repercusión en el sistema.

Una vez solventadas las no conformidades, es el momento en que se puede presentar el sistema de gestión de al ente certificador para que así de forma imparcial certifique el grado de cumplimiento del sistema de gestión de HSE.

 

Debemos referir que es recomendable durante todas las etapas del proyecto contar con el apoyo de una mano experta que nos guíe adecuadamente en el proceso, puede ser algún organismo especializado, asesores privados o entes reguladores que ofrezcan este servicio. Por supuesto, este apoyo y asesoramiento también vendrá condicionado por cada país donde se realice el proyecto, la finalidad de este acompañamiento es garantizar que la implementación se desarrolla dentro de los requisitos legales y que cumple así mismo con otros requisitos.

ADECUACIÓN DE MAQUINARIA Y PROYECTOS DE ADECUACIÓN DE MAQUINARIA LLAVE EN MANO

Se denomina Adecuación de Maquinaria a aquel proceso de mejora de un equipo de trabajo o máquina para llevarlo al nivel de seguridad necesario, siendo precisa en estas ocasiones la actualización de las medidas de seguridad originales e incluso la aplicación de otras nuevas.

En SUCLISA INDUSTRIAL ponemos a su disposición una amplia gama de servicios en todas las áreas de la Seguridad Industrial . En cuanto a proyectos de adecuación de maquinaria “llave en mano” ofrecemos todo nuestro conocimiento y experiencia en en la aplicación correcta y efectiva de la Directiva de Equipos de trabajo 2009/104 y el R.D. 1215/1997.

 

Optimice sus recursos y no pierda tiempo y dinero en decisiones y acciones incorrectas, incompletas o que no cumplan los requisitos mínimos establecidos por ley. Unifique y resuelva correctamente todo en un único proceso, supervisado y ejecutado por técnicos especializados.

Nuestro equipo le ayuda a resolver de forma integral todos aquellos requerimientos y obligaciones que afectan a las líneas y equipos utilizados en los centros de producción, teniendo en consideración aquellas disposiciones específicas sobre seguridad industrial que afecten a cada tipo de máquina y/o equipo.

En Suclisa Industrial aunamos el conocimiento necesario y toda la experiencia de un grupo competente de profesionales que ya han implementado y desarrollado numerosos proyectos e instalaciones complejas de seguridad para equipos de trabajo y líneas de producción. Nuestro objetivo es conseguir máquinas, líneas y equipos seguros, siempre manteniendo los niveles exigidos de calidad y productividad de la empresa y cumpliendo con la normativa y requerimientos legales.

 

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN ACERCA LOS PROCESOS DE ADECUACIÓN DE MAQUINARIA Y EQUIPO DE SUCLISA INDUSTRIAL

PROYECTOS DE ADECUACIÓN LLAVE EN MANO

Queremos ser su partner en la adecuación y reconversión completa de máquinas, equipos y líneas de producción de su empresa.

  • Desarrollamos y ejecutamos el Proyecto de Ingeniería para la Adecuación y Certificación de máquinas y líneas según dicta el RD 1215/97.
  • Definimos eficientemente el diseño y la aplicación de medidas de seguridad en máquinas y líneas antiguas. Determinamos los mínimos necesarios e imprescindibles para poder obtener una Certificación de Conformidad con el RD1215/97 y aplicar, en aquellos puntos en que sea necesario (por ejemplo, normas armonizadas), las indicaciones de la Directiva de Máquinas.
  • Establecemos un planning y seguimiento con actuaciones a corto, medio y largo plazo, en función de aquellos niveles de riesgo detectados y el coste de implantación.
  • Empleamos dispositivos de gran calidad y resistencia de cara a su durabilidad en el tiempo, combinando las últimas tecnologías en seguridad electrónica con soluciones simples y resistentes.
  • Realizamos todos los diseños para las soluciones de seguridad de su equipo y maquinaria, sin que ello afecte negativamente a la productividad de la empresa: protecciones mecánicas, sistema de potencia, dispositivos de protección, dispositivos de parada, distancias y tipo de resguardos, seguridad en circuitos eléctricos, diseño de SRP/CS, seguridad neumática e hidraúlica, sistemas de validación, selección de modos de funcionamiento, documentación técnica…
  • En el caso de nuevas instalaciones o modificaciones de líneas existentes, validamos y verificamos el estricto cumplimiento del artículo 3 del R.D. 1215/97 (obligaciones generales del empresario).

OFRECEMOS ASESORAMIENTO PARA LA ADAPTACIÓN A LA NORMATIVA DE SEGURIDAD INDUSTRIAL

Nuestra experiencia en el sector nos convierte en el socio de confianza que aconseja e instruye sobre la optimización de recursos, el desarrollo de procedimientos de trabajo y la selección de los elementos que se deben usar. Creamos un plan de adecuación y consensuamos con el cliente las necesidades del proyecto orientado a la seguridad.

Nuestra metodología de trabajo para los procesos de adecuación de líneas, equipos y máquinas es la siguiente:

  • Realizamos el estudio de no conformidades de la zona, o lo analizamos y estudiamos a fondo en el caso de que la empresa ya cuente con uno.
  • Recopilamos con nuestros clientes toda aquella información necesaria referida a aspectos mecánicos, eléctricos y neumáticos.
  • Creamos un exhaustivo y concienzudo plan de acción y se lo presentamos al cliente.
  • Consensuamos dicho plan de acción con nuestro cliente para definir al máximo los detalles y no afectar a la productividad de la empresa o planta.
  • Elaboramos planos y esquemas definitivos.
  • Fabricamos, construimos y realizamos acopio de materiales, protecciones a medida, armarios eléctricos, dispositivos de seguridad, vallado perimetral…
  • Ejecutamos el montaje en planta en su totalidad y realizamos la puesta en marcha.
  • Formamos al personal de la empresa o planta en base a nuestro proyecto, validamos la instalación realizada y entregamos toda la documentación completa del proyecto.
  • Por último, si fuera necesario también generamos la certificación al RD1215 correspondiente.

SUCLISA INDUSTRIAL con sus colaboradores, ofrece proyectos de adecuación, procedimientos, documentación y soluciones para la adecuación de máquinas. Todo para crear un ambiente laboral seguro y productivo.

Nuestra dilatada experiencia en el tiempo queda demostrada en la adecuación de centenares de máquinas e instalaciones productivas, adecuadas al R.D. 1215/97, y en sectores tan diversos como el de la alimentación, siderurgia, laminación en frío y en caliente, automoción, maquinaria de centros de enseñanza de formación profesional, líneas de montaje, industria pesada, etc.

¿POR QUÉ ES NECESARIA LA ADECUACIÓN DE MAQUINARIA Y EQUIPO?

  • La supervisión y adecuación de maquinaria previene el riesgo de sufrir un accidente laboral.
  • La identificación de estos riesgos ayuda a desarrollar sistemas de prevención para reducirlos y eliminarlos.
  • La CEE obliga con su normativa 85/655/CEE a la adopción de medidas para la seguridad de los equipos.

SUCLISA INDUSTRIAL LE OFRECE ASISTENCIA Y SERVICIO COMPLETO:

  • Asesoramiento (1215/97 y marcado CE)
  • Estudio técnico de las instalaciones o máquinas
  • Desarrollo de proyectos de adecuación R.D. 1215/97
  • Presentación multimedia y puesta en común con el cliente
  • Ejecución de proyectos | Entrega de documentación final (informe fotográfico detallado, manuales de uso, esquemas eléctricos, programas PLC, certificados de adecuación.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN ACERCA DE UNA CORRECTA ADECUACIÓN DE SU EQUIPO O MAQUINARIA EN SU CENTRO DE TRABAJO CONTACTE CON NUESTRO DEPARTAMENTO COMERCIAL

Estamos a su disposición en www.suclisaindustrial.com y en seguridad@suclisa.com