CONSEJOS PARA ELEGIR EL CÓDIGO DE BARRAS ADECUADO EN EL LABORATORIO

Al implementar un nuevo sistema de gestión de información de laboratorio o cualquier otro sistema de gestión digital, es importante evaluar cómo se rastrearán y rastrearán las muestras y el inventario. Las etiquetas de códigos de barras se utilizan con frecuencia para estos fines, ya que pueden escanearse en cada paso de un flujo de trabajo determinado y contabilizarse de manera mucho más rápida y confiable que las etiquetas escritas a mano. Sin embargo, con tantos tipos disponibles, es esencial aplicar el código de barras correcto para garantizar que se pueda rastrear de manera eficiente la información requerida.

CONSIDERE LOS DATOS A CODIFICAR

Normalmente, la información de muestras para laboratorios de investigación contiene una variedad de datos, incluido el nombre, la fecha, el procesamiento anterior y la ubicación de cada tubo o vial. Por este motivo, suele recomendarse el uso de códigos de barras 2D para la mayoría de los ensayos y experimentos. Los códigos de barras 2D, como el código QR, Data Matrix, el código JAB, el código Aztec y PDF417, permiten la codificación de caracteres numéricos, alfanuméricos y especiales, todos los cuales permiten el almacenamiento de información crucial de la muestra. Data Matrix, Aztec code y PDF417 incluso permiten el almacenamiento de código byte/binario, si es necesario.

Por el contrario, cuando se procesan muestras cuya identidad debe permanecer desconocida (es decir, muestras de pacientes), es posible que no sean necesarios códigos de barras 2D. Si se van a utilizar códigos de barras 1D, tenga en cuenta que UPC, EAN e Interleaved 2 de 5 solo registran datos numéricos. Para grabar texto alfanumérico usando códigos de barras 1D, se requiere GS1 Databar Expanded o Code 39.

REQUISITOS DE CAPACIDAD DE DATOS

Para aplicaciones que requieren códigos de barras 2D, vale la pena señalar que el código QR tiene una capacidad de almacenamiento general mayor que PDF417 o Data Matrix. El código QR puede almacenar hasta 7.089 caracteres, con una capacidad alfanumérica de 4296. Esto es muy superior a Data Matrix, que almacena hasta 3.116 caracteres (2.335 caracteres alfanuméricos), o PDF417, que almacena hasta 2.710 caracteres (1.850 caracteres alfanuméricos).

Aunque Data Matrix y PDF417 tienen capacidades de almacenamiento menores que el código QR, también pueden codificar datos bytes/binarios, una característica que el código QR no puede realizar. Aquí, Data Matrix supera al PDF417, con un almacenamiento de 1.556 caracteres binarios, frente a la capacidad del PDF417 de 1.108 caracteres. Curiosamente, si bien el código Aztec tiene una capacidad de almacenamiento general menor en comparación con Data Matrix, tiene una mayor capacidad de bytes/binario, capaz de almacenar hasta 1914 caracteres.

Para los códigos de barras 1D, el almacenamiento es mucho más limitado en comparación con los códigos de barras 2D. Los códigos de barras UPC pueden almacenar de 6 a 12 caracteres, mientras que los códigos de barras EAN almacenan de 8 a 13. Para códigos de barras alfanuméricos 1D, Code 39 almacena hasta 43 caracteres y GS1 Databar Expanded codifica hasta 75 caracteres numéricos o 41 alfanuméricos.

DIMENSIONES DEL CONTENEDOR

Cada código de barras tiene sus propias recomendaciones de tamaño específicas, que son cruciales para compararlas con el tamaño y la forma de cada etiqueta. Ciertos tipos de códigos de barras pueden ser más adecuados para contenedores específicos; por ejemplo, los códigos de barras 2D son óptimos para usar en la parte superior de microtubos y viales, mientras que los códigos de barras 1D generalmente se usan verticalmente a lo largo de tubos más grandes. Si está utilizando su teléfono como escáner, se recomienda asegurarse de que el código de barras sea lo suficientemente grande como para que la cámara del teléfono lo enfoque adecuadamente.

Al seleccionar un código de barras, asegúrese siempre de que su orientación se alinee con la capacidad de lectura del escáner. Colocar un código de barras 1D a lo largo de la circunferencia de un tubo de ensayo es contraproducente, ya que el escáner sólo puede leer una parte del código de barras ya que no puede leer alrededor del tubo. En su lugar, asegúrese de que el código de barras se extienda horizontalmente y de forma plana a lo largo del tubo, donde el escáner pueda visualizar el código completo.

CONDICIONES AMBIENTALES

Las duras condiciones de laboratorio, como el almacenamiento criogénico, la esterilización a altas temperaturas y la exposición a productos químicos, pueden afectar la viabilidad de la impresión del código de barras, especialmente si no se utiliza una impresora de transferencia térmica. Si bien la impresión por transferencia térmica proporciona una resistencia óptima contra estas condiciones, también vale la pena seleccionar códigos de barras con capacidades de corrección, como el código QR, Data Matrix o PDF417, para garantizar una menor probabilidad de que se produzca un escaneo fallido en caso de que se produzca decoloración o abrasión.

REQUISITOS DEL FLUJO DE TRABAJO

Verifique siempre si sus códigos de barras son compatibles con las convenciones de su laboratorio y otros departamentos. Esto es especialmente importante para el envío de muestras, ya que los códigos de barras enviados con las muestras siempre deben ser compatibles con los utilizados por la instalación receptora. Internamente, a menudo es necesario consultar con otros miembros del laboratorio para garantizar que se cumplan los SOP de códigos de barras para ayudar a optimizar los flujos de trabajo, incluido el procesamiento de muestras, la generación de datos, el inventario y el análisis.

SOLUCIÓN DE PROBLEMAS CON EL ETIQUETADO RFID EN EL LABORATORIO

La identificación por radiofrecuencia ( RFID ) es una de las tecnologías de más rápido desarrollo que se utiliza para identificar muestras y reactivos de laboratorio. Aunque ha existido desde la década de 1970 , solo más recientemente los sectores de investigación, salud y farmacéutico han comenzado a implementar ampliamente sistemas basados ​​en tecnología RFID. Debido al aumento de su uso, es probable que muchos de estos sistemas necesiten al menos un poco de solución de problemas. A continuación, se incluyen algunos consejos útiles para que los sistemas RFID funcione sin problemas y siga leyendo muestras de manera constante.

Selección de la etiqueta o rótulo

No todas las etiquetas RFID tienen la misma resistencia a los productos químicos y las variaciones de temperatura. La selección del material de etiqueta incorrecto puede hacer que la etiqueta falle y se pierda la señal. Al elegir en qué tipo de etiqueta se incluirá su incrustación, siempre tenga en cuenta las condiciones ambientales a las que estará expuesta. Asegúrese de utilizar una solución criogénica para las muestras almacenadas a bajas temperaturas, incluidos los congeladores de baja temperatura y los tanques de nitrógeno líquido. Hay disponibles soluciones Cryo RFID que incluso pueden transmitir una señal mientras están sumergidas en nitrógeno líquido o para identificar contenedores ya congelados. Etiquetas RFID resistentes a productos químicosdeben usarse para aplicaciones en las que las muestras están expuestas a productos químicos agresivos, incluidas aplicaciones de histología y protocolos de inmersión en xileno, mientras que las etiquetas RFID resistentes al calor se recomiendan para su uso en autoclaves de vapor.

Compruebe si hay interferencia

La interferencia cruzada entre señales es una de las razones más comunes por las que los chips RFID no escanean correctamente. Las redes WiFi y otros sistemas que transmiten ondas de radio, como Bluetooth, pueden interferir con las señales RFID si comparten bandas de frecuencia comunes o adyacentes. Incluso algunas herramientas médicas, como los endoscopios inalámbricos, pueden interferir potencialmente. Lo primero que se debe hacer al solucionar errores de lectura es determinar la cantidad de dispositivos emisores de ondas de radio en el área y sus frecuencias. También es posible que dos lectores RFID estén instalados muy cerca uno del otro. Para minimizar la interferencia de otro lector, colóquelo al menos a un metro de distancia, si no más.

Elección del material

El material del objeto etiquetado o etiquetado con un chip RFID juega un papel integral en la implementación exitosa de un sistema RFID. Los materiales de alta densidad, como el metal, pueden afectar las características de transmisión, lo que provoca una legibilidad deficiente. El metal es particularmente difícil de etiquetar porque puede desafinar antenas y reflejar señales, creando interferencia.

Las soluciones acuosas son otro tipo de sustancia que puede afectar la transmisión. Aunque no debería tener problemas para etiquetar tubos con RFID, incluso si contienen agua, es posible que tenga problemas si la etiqueta permanece sumergida en líquido o si la sostiene directamente con la mano. Algunas etiquetas RFID pueden emitir una señal mientras están sumergidas en líquidos, aunque generalmente hay un límite de profundidad.

Densidad de etiquetas

Apilar etiquetas una al lado de la otra o una encima de la otra es otra manera fácil de obtener errores de lectura. Esto es especialmente cierto para las etiquetas UHF, que funcionan peor en comparación con las antenas HF cuando se apilan una encima de la otra. Antes de seleccionar las etiquetas, se recomienda evaluar la distancia entre cada etiqueta para determinar una solución RFID óptima.

Ubicación del lector

La legibilidad deficiente también puede ocurrir cuando el lector está ubicado demasiado lejos del objetivo o cuando los objetos están ubicados entre el lector y las etiquetas. La distancia de lectura puede verse influenciada por muchos factores, incluido el entorno ambiental, la potencia y la sensibilidad del lector, la sensibilidad de la etiqueta y la afinación, entre otros factores.

Si ocurre un error, siempre es una buena idea tener un plan de respaldo. Con la nueva tecnología que permite generar incrustaciones RFID en casi cualquier tipo de etiqueta, es útil imprimir etiquetas (o etiquetas) con códigos de barras como medida secundaria, idealmente con una impresora de transferencia térmica, para brindar una resistencia óptima contra temperaturas extremas y productos químicos. exposición. Para mayor comodidad, las impresoras RFID de transferencia térmica permiten que las etiquetas se impriman y codifiquen simultáneamente. Si la señal RFID no se puede escanear, se pueden usar códigos de barras para identificar la muestra; esto es especialmente importante para protocolos sensibles al tiempo donde cualquier error en la identificación puede arruinar un flujo de trabajo.

Para evitar que ocurran errores en primer lugar, es crucial probar siempre su sistema RFID antes de la implementación al por mayor. Para hacer esto, se recomienda asociarse con un distribuidor que pueda proporcionar muestras; De esa manera, el sistema se puede integrar sin compromiso, asegurando que las muestras se lean de manera consistente y precisa desde el principio.

ETIQUETADO DE MUESTRAS PARA ENSAYOS DE CRECIMIENTO Y PROLIFERACIÓN CELULAR

Los ensayos de crecimiento y proliferación de células son algunas de las medidas más utilizadas en los laboratorios de investigación biológica. Casi todos los laboratorios, ya sea que trabajen con e-coli , levaduras, células cancerosas o células madre, confían en estos ensayos para determinar las características celulares normales (o anormales). Al igual que con cualquier flujo de trabajo de laboratorio, es esencial considerar cómo se identificarán las muestras y los reactivos para que los ensayos se realicen con la mayor precisión y sin errores posible.

LOS ENSAYOS DE CRECIMIENTO Y PROLIFERACIÓN SE REALIZAN ÓPTICAMENTE

Lo más importante que debe recordarse al identificar muestras para ensayos de crecimiento y proliferación es que la mayoría de estos ensayos se realizan ópticamente. Es decir, requieren una línea de visión directa desde el lector a través de una cubeta, un tubo o una microplaca para obtener una señal a lo largo del tiempo. Por lo tanto, la ubicación de la etiqueta es clave al realizar estos ensayos.

Para tubos y viales, es importante etiquetar solo la parte superior del tubo, idealmente usando códigos de barras 2D. El texto legible por humanos a menudo puede ser demasiado pequeño, especialmente cuando está escrito a mano; Los códigos de barras 2D representan una estrategia óptima para este tipo de muestras, ya que caben fácilmente en la parte superior de los tubos pequeños y codifican una cantidad relativamente alta de metadatos.

Para microplacas, los códigos de barras 1D pueden ser más fáciles de utilizar debido a la forma delgada de la placa. Recuerde, siempre es importante etiquetar el lado del plato y no la tapa.

SEGUIMIENTO DE REACTIVOS

Casi todas las preparaciones experimentales incluyen reactivos de vertido y alícuotas, y los ensayos de crecimiento y proliferación no son diferentes. Las soluciones comunes como MTT y resazurina deben disolverse y pueden almacenarse a temperaturas bajo cero durante períodos prolongados para su uso futuro. En este caso, se recomiendan las etiquetas de códigos de barras criogénicos, mejor si es con un sistema de gestión de inventario o un sistema de gestión de información de laboratorio LIMS ), para realizar un seguimiento de la ubicación, la cantidad de alícuotas y el volumen restante.

ANÁLISIS A LARGO PLAZO

Algunos sistemas más nuevos utilizan imágenes cuantitativas de células vivas en tiempo real. Estos sistemas actúan como incubadoras de células, con instrumentos implantados en la máquina para leer y analizar el crecimiento y la proliferación celular en tiempo real. Para estos sistemas, es esencial considerar que para mantener un ambiente estéril, todas las placas y placas de células, así como otros utensilios de laboratorio, como cajas de puntas y pipetas, pueden entrar en contacto con alcoholes. Al igual que en otros entornos estériles, se recomienda utilizar etiquetas que sean resistentes a estos productos químicos y considerar si también se pueden requerir etiquetas resistentes al autoclave antes de la preparación de la muestra. Al igual que con otras medidas ópticas de crecimiento y proliferación, asegúrese de que las etiquetas no cubran la parte superior de la placa ni obstaculicen la capacidad del analizador para escanear las células. Esto es particularmente cierto con ciertos sistemas que también pueden tomar imágenes y videos en vivo de sus células mientras están en la incubadora.

¿USO DE CÓDIGOS DE BARRAS O RFID?

El sistema RFID representa otro medio de rastrear muestras de manera eficiente. Sus principales ventajas incluyen la capacidad de escanear varias muestras a la vez sin necesidad de una línea de visión directa. Las etiquetas RFID también pueden proporcionar un sistema de identificación de dos niveles, ya que los códigos de barras se pueden imprimir simultáneamente en el frente de estas etiquetas. Ahora que el sistema RFID se puede incorporar en casi cualquier tipo de etiqueta, se ha convertido en uno de los métodos de identificación de referencia para muchos laboratorios comerciales y académicos, lo que ofrece un sistema fácil de usar para rastrear y rastrear todas las muestras e inventario en múltiples flujos de trabajo.

Tenga en cuenta que es importante probar cualquier sistema, especialmente el sistema RFID, antes de implementarlo de manera masiva en el laboratorio para sus ensayos. Para todos estos analizadores especializados, es necesario verificar la legibilidad de las etiquetas RFID, ya que la estructura metálica de la incubadora combinada con otras partes mecánicas y señales puede interferir con su capacidad de lectura. También es esencial asegurarse de que el componente RFID no interfiera con la funcionalidad del analizador.

ETIQUETADO PARA LABORATORIOS Y ENTORNOS ESTÉRILES

Los ambientes estériles son esenciales para prácticamente la totalidad de los laboratorios biológicos, ya que actúan como la primera línea de defensa contra la acumulación de contaminación cuando se realizan cultivos celulares. Estos entornos requieren altos niveles de esterilidad, lo que significa que cualquier herramienta de identificación también debe permanecer estéril. Es por esto que, en los últimos años, las soluciones de etiquetado se han adaptado a dichos entornos, desde gabinetes básicos de bioseguridad hasta salas limpias y procedimientos de esterilización.

CABINAS DE BIOSEGURIDAD

La mayoría del personal que trabaja con materiales biológicos requerirá, en algún momento, un gabinete de bioseguridad para mantener un ambiente estéril mientras cultiva y manipula células para experimentación. Estos gabinetes son en sí mismos un tipo específico de entorno de laboratorio que puede afectar la integridad de las etiquetas, ya que los elementos que se colocan en el interior se rocían repetidamente con alcohol para esterilizar sus superficies. En algunos casos, los artículos incluso se dejan en el gabinete durante un período prolongado y, por lo tanto, se exponen repetidamente a la luz ultravioleta, una fuente común de decoloración de las etiquetas.

Cuando se trabaja en un gabinete de bioseguridad, puede resultar tentador tomar cualquier rotulador y marcador y escribir con él en todos los tubos y recipientes. De hecho, usar un marcador resistente al alcohol puede ser una forma rápida de identificar algunos tipos de consumibles, al menos a corto plazo. Por ejemplo, es fácil escribir la fecha en que se abrió una botella de medios con un marcador. Sin embargo, es una buena práctica imprimir siempre etiquetas que puedan adherirse perfectamente a todos y cada uno de los elementos dentro del gabinete, especialmente para tubos y microplacas. Lo ideal es que las etiquetas se impriman con códigos de barras (o RFID) .) e información legible por el personal, lo que proporciona un método fiable para poder rastrear muestras, bien se encuentren en el interior del gabinete o en una incubadora. Debido a que el alcohol se usa con tanta frecuencia para la esterilización, estas etiquetas deben ser al menos parcialmente resistentes a los productos químicos. En particular, la impresión también debe ser resistente a los alcoholes y, si es necesario, a la exposición a los rayos UV. Por lo tanto, se recomiendan las impresoras de transferencia térmica, ya que brindan la protección óptima contra estos entornos, además del almacenamiento criogénico.

También es importante considerar la colocación de etiquetas e impresoras antes de trabajar en un gabinete de bioseguridad. Para las microplacas, es fundamental colocar la etiqueta en el lateral o en la parte inferior de la placa para que, si se extravía una tapa accidentalmente, la muestra no corra el riesgo de perder su identidad. Las etiquetas colocadas en la parte inferior deben ser claras e impresas al revés para facilitar el escaneo y la legibilidad. Para las impresoras almacenadas en o alrededor de gabinetes de bioseguridad, es esencial mantenerlas ordenadas y asegurarse de que tengan botones sellados y superficies que se puedan limpiar.

A su vez, habilitar de un espacio físico suficiente dedicado a la impresora ayuda a evitar la acumulación de polvo, lo que reduce las posibilidades de que entren contaminantes en su gabinete y las áreas que lo rodean. También se deben evitar las etiquetas de papel y los núcleos de cartón, ya que pueden generar una tasa relativamente alta de acumulación de polvo en comparación con las etiquetas y los núcleos de plástico.

HABITACIONES LIMPIAS

La mayoría de los principios de etiquetado para cabinas de bioseguridad también se aplican a las salas limpias, como las que se utilizan para los laboratorios de fecundación in vitro (FIV). Sin embargo, dependiendo de la industria, las salas limpias tienen sus propios estándares y regulaciones que deben seguirse. Una de las cosas que distingue a las salas limpias de los gabinetes básicos de bioseguridad son sus restricciones sobre los compuestos orgánicos volátiles (VOC). Una gran cantidad de VOC en el aire puede alterar permanentemente la expresión génica y las características de muchos tipos de células, incluidos los óvulos, los espermatozoides y los cigotos, por lo que es imperativo limitar los VOC en todo el laboratorio, no solo en las cabinas de bioseguridad.

Al hacerlo, es necesario obtener etiquetas (incluidas las etiquetas de pajitas criogénicas y de congelación) que hayan sido probadas en busca de VOC para garantizar que no emitan antes de ingresar a la sala limpia. Tenga en cuenta que también se deben realizar pruebas de toxicidad, como un ensayo de lisado de amebocitos de Limulus (LAL) para verificar la ausencia de endotoxinas junto con ensayos de motilidad de esperma humano, que se utilizan como una herramienta de control de calidad para probar todo tipo de dispositivos o materiales que son generalmente utilizado en el procesamiento de semen en laboratorios de FIV.

Para las salas limpias, también es vital utilizar impresoras dedicadas que sean fáciles de limpiar para evitar la contaminación, junto con etiquetas diseñadas para su uso en entornos estériles. Las etiquetas y rótulos para salas limpias están hechas de material de baja emisión de gases, tienen lixiviables ultrabajos y partículas bajas. Cada etiqueta también debe probarse en busca de partículas en la superficie, limpiarse y, cuando sea posible, empaquetarse individualmente en un entorno controlado.

PROCEDIMIENTOS DE ESTERILIZACIÓN

La esterilización es un componente necesario para trabajar en un entorno limpio, ya sea que utilice un autoclave para limpiar puntas de pipeta, herramientas, microplacas o soluciones. Para identificar correctamente todos los artículos esterilizados, se recomienda enfáticamente que se coloquen etiquetas de autoclave en cada artículo individual, ya que soportan tanto el calor y la presión altos asociados con la esterilización en autoclave, además de la radiación gamma y el óxido de etileno. Las etiquetas permanentes se pueden utilizar para identificar bolsas y blisters de un solo uso, mientras que las etiquetas extraíbles para autoclave también están disponibles, perfectas para etiquetar recipientes de esterilización reutilizables que se someterán a ciclos de esterilización repetidos.

PAPEL DE RFID EN AMBIENTES ESTÉRILES

Las etiquetas RFID son una herramienta muy destacable, especialmente para salas limpias de FIV, donde se puede usar de varias maneras para rastrear y rastrear óvulos, espermatozoides y gametos y mitigar errores. Incorporado en un sistema de testigo electrónico (EWS), el etiquetado RFID se puede utilizar para verificar la identidad de cada muestra, incluso durante el uso inmediato, notificando al personal cuando las celdas incorrectas se colocan una al lado de la otra en el mismo espacio de trabajo. La etiquetas RFID también se pueden integrar en casi todos los procedimientos de esterilización y salas limpias. Usando tecnología que equipa las etiquetas con una incrustación RFID, se puede generar casi cualquier etiqueta RFID, desde etiquetas para autoclave hasta etiquetas criogénicas y resistentes al alcohol. Esto significa que el etiqeutado RFID se puede personalizar para adaptarse a todos los entornos estériles, independientemente de si se trata de COV o contaminantes bacterianos y/o virales básicos.

LAS ETIQUETAS DE LABORATORIO AYUDAN A OPTIMIZAR EL SEGUIMIENTO Y EL MANTENIMIENTO DE LOS EQUIPOS

Muchos laboratorios dan prioridad al seguimiento de muestras; después de todo, la mayoría de los laboratorios se enfocan en generar cantidades masivas de muestras, cada una de las cuales requiere una etiqueta única que a menudo debe soportar y resistir una gran cantidad de situaciones y condiciones específicas. Aunque los equipos y herramientas de laboratorio no son tan numerosos como las muestras experimentales, el seguimiento eficiente de herramientas y equipos requiere un método adecuado de identificación con la ayuda de etiquetas especializadas, códigos de barras/ RFID y una base de datos para administrarlos.

SELECCIÓN DE LA ETIQUETA ADECUADA

No es necesario decir que todos los equipos de laboratorio deben identificarse con códigos de barras (y/o RFID) en combinación con texto legible por las personas. Sin embargo, es esencial identificar las condiciones ambientales que enfrentará cada equipo a lo largo de su vida útil. Aunque la mayoría de los equipos pesados, como los espectrómetros de masas y los de RMN, solo pueden requerir etiquetas de uso general, los instrumentos de laboratorio pueden estar expuestos a temperaturas relativamente altas o bajas , así como a solventes agresivos . Por ejemplo, máquinas como sonicadores, fuentes de alimentación y cámaras de electroforesis se utilizan con frecuencia durante períodos prolongados en cámaras frigoríficas y pueden estar expuestas a cualquier cantidad de soluciones que contengan productos químicos como cloroformo, hexano y glicerol, entre otros.

Al momento de la compra, se recomienda evaluar completamente todas las condiciones posibles que el instrumento puede encontrar para seleccionar una etiqueta que asegure que el instrumento permanezca bien identificado durante su vida útil. Debido a que es probable que la etiqueta deba durar muchos años, quizás décadas, para algunas máquinas, puede ser necesaria la laminación para evitar la decoloración, independientemente de las condiciones ambientales. También se sugiere que estas etiquetas se impriman con impresoras de transferencia térmica. Estas impresoras brindan una resistencia óptima a casi todas las condiciones de laboratorio más estrictas, además de la abrasión y la decoloración.

La localización de etiquetas también puede desempeñar un papel en la selección de etiquetas. Averiguar dónde colocar mejor la etiqueta puede afectar el tipo de condiciones que encontrará (por ejemplo, colocar una etiqueta en el exterior de un congelador o en el interior), y también puede facilitar el seguimiento de quienes hacen uso del equipo. Cualquier etiqueta utilizada para identificar instrumentos debe mantenerse descubierta, con fácil acceso para escanear el código de barras. Si se utiliza RFID para identificar el instrumento, se deben tener en cuenta las superficies utilizadas para la colocación, ya que algunas superficies, como el metal, pueden interferir con la señal. Recuerde, probar cualquier solución de identificación con muestras del fabricante es esencial para garantizar que funcione de manera consistente y precisa en sus condiciones específicas.

RESERVA, USO Y MANTENIMIENTO DE EQUIPOS DE SEGUIMIENTO

Una pregunta que muchos tienen es: «¿Por qué necesito un código de barras en mi equipo?». La respuesta fácil es que los códigos de barras le permiten generar una base de datos de todas las herramientas e instrumentos en todo el laboratorio para que el personal pueda realizar un seguimiento de lo que falta. La otra razón por la que los códigos de barras (o RFID) son útiles en los equipos es su capacidad para permitir a los usuarios realizar un seguimiento de la reserva, el uso y el mantenimiento de los equipos.

El seguimiento del uso es ventajoso por varias razones:

  • Ayuda a evaluar cuándo la máquina podría necesitar piezas nuevas o mantenimiento (p. ej., puede tener en cuenta la cantidad de horas que se ha utilizado una bombilla halógena de microscopio)
  • En grandes laboratorios o instalaciones centrales, ayuda a realizar un seguimiento de los usuarios con fines de facturación.
  • Si algo sale mal con un instrumento, identifica a las partes involucradas para que el problema pueda solucionarse en consecuencia.

Respecto a los contratos de mantenimiento, disponer con su proveedor de un servicio que incluya una base de datos que incluya el tipo de contrato, el equipo cubierto, los tipos de reparaciones cubiertas, la duración del contrato, las fechas de vencimiento y los recordatorios, y las fechas de renovación puede ayudar a mantener sus instrumentos en buen estado a largo plazo. En lugar de utilizar un método de gestión basado en papel, que puede provocar el olvido de los contactos y el riesgo de que los equipos no estén cubiertos (especialmente problemático si se produce un error crítico), un buen sistema de control y seguimiento alerta a los usuarios acerca de cuando los contratos deben renovarse y realizar un seguimiento de cualquier problema que surja o pudiera surgir. En última instancia, esto mantiene al personal clave informado cuando se requiere una reparación y mitiga los problemas en los que el personal quiere usar una máquina pero no puede porque nadie ha llamado para que la arreglen.

La identificación de todos los instrumentos y máquinas de laboratorio es fundamental para una gestión adecuada. El uso de etiquetas de código de barras o RFID con un sistema de reservas puede ayudar a eliminar errores costosos, como cuellos de botella en el flujo de trabajo. En general, los beneficios de seleccionar etiquetas de código de barras o RFID apropiadas para rastrear instrumentos y combinarlos con el software de reserva de equipos incluyen:

  • Garantizar que todos los instrumentos y máquinas estén debidamente identificados durante su vida útil
  • Seguimiento de la ubicación y el uso del equipo, incluida la facturación y las reparaciones
  • Gestión de contratos de servicios, proveedores y equipos en una única base de datos de fácil acceso

CÓMO MANTENER SU IMPRESORA DE TRANSFERENCIA TÉRMICA FUNCIONANDO DE MANERA ÓPTIMA

Mantener su impresora de transferencia térmica en buen estado de funcionamiento no requiere mucho trabajo, pero sí precisa de un poco de conocimiento para comprender los mecanismos y los métodos apropiados para mantenerla. Como cualquier máquina, mantenerla funcionando sin problemas reducirá los errores y garantizará que la impresora funcione normalmente durante el mayor tiempo posible.

Limpie bien el cabezal de impresión y el rodillo portapapeles

Con cualquier área de trabajo, el polvo y otras partículas pueden acumularse rápidamente e interferir con la electrónica. Esto es especialmente perjudicial para las impresoras de transferencia térmica, ya que la acumulación de partículas en el cabezal de impresión reducirá la calidad del código de barras, lo que hace que sus muestras corran el riesgo de identificarse de forma incorrecta. El rodillo se encuentra directamente debajo del cabezal de impresión y debe limpiarse, junto con el cabezal de impresión, para obtener mejores resultados. Porlo general se recomienda limpiar el cabezal de impresión aproximadamente una vez al mes o cada vez que se reemplaza un nuevo rollo de etiquetas o cinta. Asegúrese además de utilizar una solución de limpieza adecuada, y aplíquela con un paño no abrasivo y sin pelusa.

Limpie su impresora y los accesorios de la impresora

Además del cabezal de impresión y el rodillo, también se debe mantener limpio el interior de la impresora. Se puede utilizar un cepillo suave o aire comprimido para limpiar la impresora y eliminar el polvo, los residuos y las partículas. Verifique que el sensor de medios no tenga polvo, ya que esto garantiza que los medios se alimenten correctamente a través de la impresora; la acumulación de polvo en el sensor puede provocar errores de impresión. Si su impresora está funcionando en un entorno hostil, la superficie y todos los accesorios (por ejemplo, cortadores) deben limpiarse regularmente con un detergente suave, si es necesario.

Utilice una velocidad adecuada y una relación de calor

Es necesario mantener una proporción adecuada de velocidad y calor para obtener una calidad de impresión óptima. Las velocidades de impresión más rápidas pueden aumentar la cantidad de etiquetas impresas en un período determinado, pero es más probable que las velocidades más bajas garanticen una alta calidad del código de barras. De manera similar, los calores más altos aumentan la cantidad de tinta por etiqueta, mejorando el contraste del código de barras; sin embargo, también puede provocar irregularidades en el código de barras e incluso dañar el cabezal de impresión.

La mejor práctica es comenzar con una velocidad de impresión relativamente lenta y utilizar la configuración de calor recomendada por el proveedor. El cambio de la configuración de calor solo debe realizarse siguiendo las instrucciones del proveedor o fabricante, y sólamente si es necesario.

Corregir las arrugas de la cinta

Las líneas diagonales en el código de barras son un signo típico de arrugas en la cinta. Esto puede deberse a un calor excesivo del cabezal de impresión, pero si bajar el calor no corrige el problema, asegúrese de que la impresora esté configurada y ajustada correctamente. Específicamente:

      • Asegúrese de que la cinta esté correctamente cargada, correctamente orientada y tensa
      • Verifique que las guías del papel estén colocadas correctamente
      • Verifique que la presión principal esté bien equilibrada

Si el problema persiste, es conveniente ponerse en contacto con el proveedor o el fabricante, ya que pueden brindarle orientación adicional.

Evite el contacto entre el cabezal de impresión y la etiqueta

Si la cinta es más pequeña que la etiqueta, existe la posibilidad de que el cabezal de impresión entre en contacto directo con la etiqueta, causando abrasión y potencialmente dañando el cabezal. En su lugar, asegúrese de que la cinta siempre sea un poco más ancha que la etiqueta para que solo entre en contacto con la tinta.

Realice una autocomprobación de PAUSA

Los resultados de impresión faltantes o las rayas en su impresión pueden indicar un cabezal de impresión defectuoso u obstruido. Esto se puede diagnosticar mediante una autocomprobación de PAUSA después de la limpieza. Los manuales de usuario de las distintas impresoras facilitan instrucciones detalladas sobre cómo realizar correctamente esta prueba. El proveedor, el fabricante y el servicio técnico también pueden guiarlo sobre el método de prueba adecuado. La autocomprobación imprimirá un  patrón de prueba de inyectores  para ver si el cabezal de impresión puede imprimir en todo el ancho de la etiqueta. Si se identifica un problema con la impresora, puede ser necesario reemplazar el cabezal de impresión.

Utilice SIEMPRE las etiquetas correctas

El uso de etiquetas de alta calidad es esencial para mantener el funcionamiento de su impresora. De igual modo, las etiquetas también deben coincidir con su aplicación específica. Las etiquetas de mala calidad a menudo provocan que el adhesivo se derrame o supure, así como cortes de perforación desfavorables, todo lo cual puede dañar el cabezal de impresión de la impresora y otros componentes. Este fenómeno ocurre a menudo debido a un exceso de calor y/o presión aplicado durante la impresión, en el almacenamiento o una vez que la etiqueta se ha adherido a un envase. La impresión de etiquetas de baja calidad también puede requerir el uso de ajustes de calor y oscuridad excesivos para compensar la mala calidad. Esto, a su vez, acortará la vida útil del cabezal de impresión, lo que requerirá que se cambie con más frecuencia y aumentará los costos.

Además de usar etiquetas de alta calidad, también se debe usar una cinta de calidad, ya que esto ayuda a proteger el cabezal de impresión de la abrasión. También se recomienda que las etiquetas y la cinta sean compatibles y, como se mencionó anteriormente, que la cinta sea siempre un poco más ancha que la etiqueta.

TODO LO QUE NECESITA SABER SOBRE LAS ETIQUETAS PARA PANELES ELÉCTRICOS

Los paneles eléctricos industriales se utilizan en numerosas industrias para dirigir las corrientes eléctricas entre los muchos equipos dentro de una instalación. La comunicación eficaz de información relacionada con la seguridad y el trabajo puede significar la diferencia entre una baja tasa de incidentes y lesiones. La mejor manera de prevenir accidentes en el lugar de trabajo es tener un programa de gestión de instalaciones y seguridad proactivo y completo. 

A continuación detallamos en esta breve guía una descripción completa de las consideraciones más importantes a tener en cuenta para etiquetar paneles eléctricos y equipos cercanos. El etiquetado y los rótulos siguen siendo herramientas importantes para comunicar información relevante y mantener informados a los empleados y visitantes. Indicamos también algunos estándares regulatorios, consideraciones de diseño y procesos de etiquetado que deben revisarse para identificar la forma óptima de etiquetar y etiquetar sus elementos eléctricos.

¿QUÉ ES UNA ETIQUETA DE PANEL ELÉCTRICO?

La infraestructura eléctrica de una instalación industrial promedio suele ser compleja y abarca todo el edificio. Una función importante de la gestión de las instalaciones es mantener un alto nivel de concienciación sobre la seguridad y la gestión del trabajo en todo momento. Para lograr esto, las etiquetas se utilizan en una variedad de ubicaciones, incluidos los paneles eléctricos y los dispositivos asociados.

Las etiquetas de seguridad se utilizan en los paneles eléctricos, los equipos conectados y las áreas circundantes para advertir sobre posibles peligros. Estas etiquetas suelen incluir una palabra de advertencia, un símbolo y un mensaje de seguridad con una descripción más detallada. La mayoría de las veces, este tipo de etiquetas también son de colores brillantes y usan colores rojo, amarillo y naranja para llamar la atención.

Las etiquetas de identificación también se utilizan en los paneles eléctricos y el cableado para aclarar las conexiones y los tipos de señales eléctricas que se utilizan. Los componentes que se pueden conectar a una red de distribución eléctrica pueden incluir alimentadores, desconexiones, paneles de interruptores, interruptores de transferencia, inversores y otros equipos. Cada uno de estos puede requerir etiquetas para identificar los componentes, las clasificaciones de potencia y otra información relacionada con la seguridad o el trabajo.

 ¿LOS PANELES ELÉCTRICOS TIENEN QUE ESTAR ETIQUETADOS?

Los requisitos de etiquetado y documentación para ubicaciones comerciales están regulados por las leyes locales, las regulaciones de la industria y los procedimientos comerciales estandarizados. Los paneles eléctricos y los componentes de un edificio deben estar marcados con una serie de etiquetas diferentes que resaltan tanto la seguridad como la información de identificación.

Dentro de estas pautas encontraremos requisitos detallados para el etiquetado y la documentación que incluyen todos los aspectos de la seguridad eléctrica y el uso adecuado del etiquetado, las etiquetas y la señalización dentro de las instalaciones. En los últimos tiempos, OSHA se ha vuelto más activa en la realización de inspecciones y la emisión de citaciones por cualquier infracción relacionada con el etiquetado eléctrico y otras áreas. Por lo tanto, es importante que todas las industrias estén al tanto de los requisitos y tomen medidas proactivas para garantizar el cumplimiento en toda su infraestructura eléctrica.

Existen también una serie de otros componentes eléctricos que también deben etiquetarse. Estos pueden ser:

· Bloques de terminales

· Cajas y envolventes de sistemas de emergencia

· Desconexión de interruptores

· Disyuntores cerrados

· Estaciones de pulsadores

· Bastidores de batería

· Equipo de transferencia de energía

La mejor manera de cumplir la normativa es realizar una revisión exhaustiva y frecuente de las reglamentaciones pertinentes y compararlas con sus prácticas locales.

¿CUÁLES SON LOS REQUISITOS REGLAMENTARIOS PARA LAS ETIQUETAS DE PANELES ELÉCTRICOS?

Existen distintos estándares que abordan directamente el etiquetado de paneles eléctricos de una u otra manera. Algunos de estos organismos reguladores son los siguientes:

  1. OSHA 29 CFR 1910: Las normas de salud y seguridad ocupacional rigen todos los aspectos de los entornos de trabajo. Dentro de estas reglamentaciones, un par de secciones son directamente relevantes para la seguridad y el etiquetado informativo de paneles y equipos eléctricos:
  2. OSHA 1910.145(e)(2): “La redacción de cualquier letrero debe ser fácil de leer y concisa. El letrero debe contener información suficiente para que sea fácilmente comprensible. La redacción debe hacer una sugerencia positiva, en lugar de negativa, y debe ser precisa de hecho”.
  3. OSHA 1910.145(f)(4)(ii): “La palabra de advertencia debe ser legible desde una distancia de al menos 1,52 m”.
  4. OSHA 1910.303(e): “No se puede usar equipo eléctrico a menos que se hayan colocado las siguientes marcas en el equipo. El nombre y la marca comercial del fabricante, otras marcas que indiquen el voltaje, la corriente, el voltaje u otras clasificaciones según sea necesario”.
  5. OSHA 1910.335(b)(1): “Las señales de seguridad, los símbolos de seguridad o las etiquetas de prevención de accidentes se deben usar cuando sea necesario para advertir a los empleados sobre los peligros eléctricos que pueden ponerlos en peligro, según lo requiere 1910.145”.

ANSI Z535. Si bien el alcance de las normas ISO cubre un estándar reconocido internacionalmente, los estándares ANSI se adoptaron para especificar estándares dentro de los Estados Unidos. Existen miles de estándares ANSI, pero el más importante para el etiquetado de paneles eléctricos es ANSI Z535 y específicamente ANSI Z535.4 para Señales y Etiquetas de Seguridad de Productos.

  1. ANSI Z535.4 4.11: “Un símbolo que indica un peligro. Se compone de un triángulo equilátero que rodea un signo de exclamación. El símbolo de alerta de seguridad solo se usa en las señales de alerta de peligro. No se utiliza en avisos de seguridad o señales de instrucciones de seguridad”.
  2. ANSI Z535.4 7.2: “Detalle los requisitos de color para los colores del panel de palabras de señalización (encabezado), de la siguiente manera: PELIGRO debe ser letras blancas sobre un fondo rojo, ADVERTENCIA debe ser letras negras sobre un fondo naranja, PRECAUCIÓN debe ser letras negras sobre un fondo amarillo. fondo, AVISO debe estar en letras blancas en cursiva sobre un fondo azul, SEGURIDAD debe estar en letras blancas sobre un fondo verde.”
  3. ANSI Z535.4 7.3: «El panel de mensajes debe tener letras negras sobre un fondo blanco o letras blancas sobre un fondo negro».
  4. ANSI Z535.4 8.1.2: “Las letras del panel de mensajes deben ser una combinación de letras mayúsculas y minúsculas. Solo se pueden usar letras en mayúsculas para mensajes cortos o énfasis en palabras individuales”.
  5. ANSI Z535.4 8.2.3: «La altura de la letra de la palabra de advertencia debe ser al menos un 50 % mayor que la altura de la H mayúscula en el mensaje».
  6. ANSI Z535-4 10.2.2: “El usuario del producto debe reemplazar las señales o etiquetas de seguridad del producto cuando ya no cumplan con los requisitos de legibilidad descritos en la sección 8.2. En los casos en que los productos tengan una vida útil esperada prolongada o hayan estado expuestos a condiciones extremas, el usuario del producto debe comunicarse con el fabricante del producto o con otra fuente para determinar un medio para obtener letreros o etiquetas de reemplazo”.

 NFPA 70 / NEC 2020. La NFPA es la fuente principal mundial para el desarrollo y diseminación de conocimiento sobre seguridad contra incendios y de vida. La NFPA es una organización internacional que desarrolla normas fundada en 1896 para proteger gente, su propiedad y el medio ambiente del fuego. La NFPA supervisa el desarrollo del Código Eléctrico Nacional, y se actualizó recientemente en 2020. Estos códigos sirven como punto de referencia para la gestión de riesgos eléctricos y el diseño, instalación e inspección de equipos eléctricos. Dado que el alcance de estas pautas es completamente eléctrico, debe ser un punto de enfoque para la revisión con respecto al etiquetado de paneles eléctricos.

  1. NEC 110.21(b): “Las marcas deberán tener la durabilidad suficiente para soportar el entorno involucrado”.
  2. NEC 110.24(A): “Los equipos de servicio que no sean unidades de vivienda deben estar marcados de manera legible en el campo con la corriente de falla máxima. Las marcas de campo deben incluir la fecha en que se realizó el cálculo de la corriente de falla”.
  3. NEC 110.27(C): “La entrada a las habitaciones y otros lugares protegidos que contengan partes activas expuestas se marcarán con señales de advertencia visibles que prohíban la entrada a personas no calificadas”.
  4. NEC 205.11: “Los letreros de advertencia, cuando se requieran, deberán estar visibles, adheridos de forma segura y mantenidos en condiciones legibles”.
  5. NEC 205.12: «La identificación de circuitos y voltajes se debe colocar de manera segura y mantenerse en condiciones legibles y actualizadas».
  6. NEC 210.5(C)(1)(b): “El método utilizado para los conductores que se originan dentro de cada tablero de distribución de circuito derivado o equipo de distribución de circuito derivado similar deberá estar permanentemente publicado en cada tablero de distribución de circuito derivado o equipo de circuito derivado similar”.
  7. NEC 230.2(E): “Cuando un edificio o estructura recibe suministro de más de un servicio, o cualquier combinación de circuitos ramales, alimentadores y servicios, se debe instalar una placa o directorio permanente en cada ubicación de desconexión del servicio que indique los otros servicios, alimentadores y circuitos ramales que alimentan ese edificio o estructura y el área servida por cada uno”.
  8. NEC 408.4(A): Todo circuito y modificación de circuito deberá identificarse de manera legible en cuanto a su propósito de uso claro, evidente y específico”.
  9. NEC 408.4(B): “Todos los tableros de distribución y tableros alimentados por un alimentador en viviendas que no sean de una o dos familias deben estar marcados para indicar el dispositivo o equipo donde se origina el suministro de energía”.
  10. NEC 409.110(3): “Los paneles de control industriales alimentados por más de una fuente de alimentación de modo que se requiera más de un medio de desconexión para desconectar toda la energía dentro del panel de control deben estar marcados para indicar que se requiere más de un medio de desconexión para desenergizar el equipo.»

NFPA 77 / NFPA 79. Además de NFPA 70 anterior, estos recursos adicionales también pueden ser útiles para revisar sus prácticas de etiquetado. Esto es especialmente cierto cuando se revisa el equipo y el cableado que se conectará a cualquier panel eléctrico que esté administrando.

  1. NFPA 77. Práctica recomendada sobre electricidad estática
  2. NFPA 79. Norma eléctrica para maquinaria industrial

No obstante, esta es solo una descripción general, y es mejor consultar las regulaciones en detalle para encontrar toda la información relevante requerida para su instalación.

MATERIALES DE LA ETIQUETA DEL PANEL ELÉCTRICO Y CONSIDERACIONES DE DISEÑO

El diseño de las etiquetas de los paneles eléctricos específicos dependerá principalmente de los requisitos reglamentarios, las especificaciones del equipo, las necesidades de durabilidad y los materiales de fabricación. Las etiquetas deben ser fáciles de leer desde una distancia adecuada y ser capaces de soportar el medio ambiente.

Como hemos indicado anteriormente, las regulaciones establecen pautas específicas para el tamaño, el color y la información de sus etiquetas. Teniendo en cuenta estas consideraciones, debemos seleccionar las especificaciones apropiadas para el diseño de nuestra etiqueta.

  • Especificaciones del equipo: Los paneles eléctricos vienen en una gran variedad de formas y tamaños. Es importante considerar el área de la superficie y cualquier contorno que pueda estar presente en la ubicación deseada para el etiquetado. El factor de forma general podría afectar el tipo de adhesivo o material utilizado para la etiqueta.
  • Durabilidad: Las etiquetas deben poder perdurar y mantenerse legibles en el entorno en el que se utilizarán. En algunas aplicaciones, puede haber exposición potencial a fuentes de corrosión, temperaturas extremas o clima exterior. Para estas situaciones, una solución más duradera, como una etiqueta de metal de aluminio anodizado o una placa de identificación de aluminio anodizado fotosensible, podría ser la mejor opción. En otras ubicaciones generales, como por ejemplo un sótano, una etiqueta de plástico estándar puede ser una elección perfecta.
  • Materiales: Para algunas aplicaciones eléctricas, las etiquetas de vinilo o poliéster con reverso adhesivo proporcionarán el mejor equilibrio entre durabilidad y costo. Estos materiales son lo suficientemente flexibles para adaptarse a la superficie o curva de una superficie y están disponibles en una gran variedad de colores y tamaños.

CÓMO ELEGIR ETIQUETAS PARA PANELES ELÉCTRICOS

Cuando se trata de elegir una etiqueta específica, la primera decisión será seleccionar elementos de plástico o de metal. Como se indicó anteriormente, tanto las etiquetas de vinilo como las etiquetas de poliéster son buenas opciones cuando se trata de marcar paneles eléctricos y equipos asociados. Estos materiales son adecuados para la mayoría de las aplicaciones eléctricas y ofrecen una gran durabilidad y legibilidad. Las etiquetas de metal, por su parte, deben seleccionarse para aplicaciones que requieran una gran durabilidad. Uno de los materiales más resistentes disponibles es el aluminio anodizado fotosensible, que se utiliza para etiquetas y rótulos que requieren una vida útil de más de 20 años, incluso en las condiciones más duras.

Las opciones adicionales para personalizar completamente su etiqueta incluyen seleccionar el tamaño, el grosor y el tipo de adhesivo. Estos deben coincidir con las necesidades de su aplicación eléctrica y cualquier requisito adicional. Los gráficos, los colores y el acabado también se pueden personalizar para satisfacer las necesidades requeridas por su actividad.

MEJORES PRÁCTICAS PARA COLOCAR ETIQUETAS EN EQUIPOS ELÉCTRICOS

La colocación de sus etiquetas en paneles eléctricos, paredes, cables y equipos debe ser un proceso cuidadosamente planificado. Puede resultar sencillo pasar por alto una etiqueta requerida y ser susceptible de cometer una infracción durante una inspección posterior. Al organizar al personal de mantenimiento de las instalaciones para colocar las etiquetas, las siguientes mejores prácticas de instalación de etiquetas pueden ser útiles:

  • Verifique la identidad del equipo antes de instalar las etiquetas
  • Coloque las etiquetas en una ubicación que se puedan ver fácilmente desde un ángulo conveniente
  • Sea consciente de la interferencia de visualización de cualquier equipo operativo o de mantenimiento
  • Limpie la superficie con materiales adecuados antes de aplicar la etiqueta
  • Revise cuidadosamente todo el equipo después de la instalación para asegurarse de que no se haya perdido nada

Seleccionar la etiqueta más adecuada para los paneles eléctricos en una instalación industrial requiere una mirada cuidadosa a las regulaciones, el diseño delhardware y el entorno en el que trabajan los operarios y empleados. Una planificación adecuada puede respaldar un programa de seguridad eficaz y completo para toda la operación. Además de seleccionar las etiquetas de los paneles eléctricos, un programa de gestión de instalaciones también debe incluir el mantenimiento y la inspección adecuadas de su equipo y sus etiquetas. Con el tiempo, las etiquetas pueden desgastarse o desactualizarse y requieren reemplazo para mantener la integridad de su sistema eléctrico, y por ende la seguridad de toda la instalación.

REQUISITOS DE EMBALAJE Y ETIQUETADO DE ESTERILIZACIÓN

Hoy en día, existen en el mercado distintos sistemas de envasado de esterilización, destinados a muy diversos usos. Estos contenedores están diseñados para mantener y garantizar la esterilidad de los elementos contenidos en su interior mientras permiten la penetración del agente esterilizante y brindan una forma eficiente de esterilizar varios elementos simultáneamente. No obstante, existen un conjunto de pautas y estándares que deben seguirse, puesto que no todos los sistemas de envasado son compatibles con todo tipo de procesos de esterilización.

TIPOS DE CONTENEDORES DE ESTERILIZACIÓN

El paquete de esterilización es un recipiente o dispositivo (paquete, envoltorio, bolsa o accesorio) destinado a ser utilizado para encerrar otro dispositivo médico que se va a esterilizar. Este paquete debe permitir que los artículos adjuntos sean esterilizados por el agente de esterilización y mantener la esterilidad de los artículos adjuntos hasta su uso. Hay tres tipos principales de paquetes de esterilización actualmente disponibles: envoltorios planos, recipientes de esterilización y bolsas de papel/plástico.

Las envolturas planas pueden estar hechas de telas tejidas o materiales no tejidos. Los envoltorios tejidos suelen ser 100% algodón, pero también pueden estar hechos de mezclas de algodón y poliéster, mientras que los envoltorios no tejidos están constituidos por polímeros plásticos o fibras de celulosa. Las bolsas pelables suelen ser transparentes por un lado y están hechas de papel, celofán, polietileno o varias combinaciones de papel y plástico. Al igual que los envoltorios planos, estos envases están destinados a un solo uso. Por el contrario, los sistemas de contenedores rígidos están destinados a ser reutilizados y, como tales, están diseñados utilizando metales o plásticos más duraderos.

Antes de decidir qué paquete de esterilización usar, se debe determinar su idoneidad para el tipo de proceso de estirilización se utiliza, así como si es apropiado para los artículos que se esterilizan. Algunos de los criterios que deben determinarse son:

    • ¿El contenedor permite la saturación de esterilizante con contacto directo de todas las superficies de cada artículo?
    • ¿Se puede cerrar el contenedor por completo y de forma segura, proporcionando un sello confiable a prueba de manipulaciones?
    • ¿El paquete protegerá los artículos adjuntos de daños físicos?
    • ¿El paquete permite una identificación adecuada del contenido?

Los contenedores rígidos muestran algunos requisitos adicionales, que incluyen la facilidad para bloquear el contenedor, la capacidad de apilar contenedores para almacenamiento y transporte, y la ergonomía del diseño para facilitar el transporte. Muchos contenedores rígidos tienen canastas internas que también se pueden apilar, vienen en muchos tamaños y pueden tener fondos sólidos o perforados.

ESTÁNDARES DE EMBALAJE DE ESTERILIZACIÓN

El empaque de esterilización está clasificado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) como un dispositivo médico de Clase II. Esto requiere que cumpla con ciertos estándares regulatorios, particularmente con respecto a los factores que afectan la esterilidad, como la calidad del paquete, el manejo, el transporte y el almacenamiento.

Además, los contenedores de esterilización por lo general no deberían exceder un peso de unos 11 kilos, aunque el contenedor debe ser lo suficientemente grande para distribuir adecuadamente todos los instrumentos encerrados de manera que estén expuestos al esterilizante desde todas sus superficies. Si los instrumentos se empaquetan con demasiada densidad o en elevado número, podrían llegar a producirse humedad en el empaquetado, lo que se considera como contaminación y, por tanto, no se pueden utilizar.

También se deben utilizar indicadores químicos y biológicos periódicamente para garantizar que los contenedores continúen funcionando de manera óptima. Los indicadores químicos deben colocarse en lugares que sean menos accesibles para el esterilizante, no en el medio o en la parte superior del recipiente. Esto asegura que todas las áreas del paquete estén correctamente esterilizadas. Los indicadores biológicos, o pruebas de esporas, son los medios más aceptados para monitorear la esterilización porque evalúan la capacidad del proceso de esterilización para matar directamente los microorganismos resistentes conocidos.

El almacenamiento estéril de los contenedores siguiendo los protocolos de esterilización también es importante para garantizar que los artículos esterilizados no se contaminen antes de su uso. Como tal, la temperatura, la humedad y el flujo de aire del área de almacenamiento deben monitorearse y documentarse regularmente. La habitación debe estar limpia y hecha de un material sólido que pueda soportar la limpieza de rutina, tener una ventilación adecuada, una temperatura que no exceda los 24°C y una humedad del 70%. Si bien la esterilidad de un artículo no debe variar con el paso del tiempo, puede verse afectada por un manejo excesivo o cambios en las condiciones ambientales, como la humedad.

REQUISITOS DE ETIQUETADO Y USO ADECUADO

Además de los requisitos generales anteriores, cada tipo de recipiente de esterilización tiene sus propias instrucciones de uso. Además, independientemente del contenedor utilizado, cada paquete esterilizado debe incluir información en la etiqueta sobre el esterilizador utilizado, número de ciclo o carga, fecha de esterilización y fecha de vencimiento, cuando corresponda.

    • Envolturas planas: vienen en diferentes tamaños, ya que deben poder cubrir completamente los artículos sin dejar un exceso de material innecesario que hará que el paquete sea incómodo o que se acumule vapor. El envoltorio inadecuado también podría resultar en una penetración ineficaz del esterilizante y en la imposibilidad de abrir el paquete de manera aséptica. Al envolver, es esencial asegurarse de que el primer pliegue cubra completamente el paquete y quede ajustado al juego de instrumentos. Para un uso adecuado, el embalaje del juego de instrumentos no debe tener agujeros. Esto se puede lograr utilizando protectores de esquinas o revestimientos de bandejas, colocando bandejas de transporte debajo del juego de instrumentos para facilitar el manejo y evitando apilar paquetes envueltos, ya que el apilamiento puede dañar el material de envoltura.
    • Contenedores de esterilización rígidos: estos contenedores son ideales para esterilizar varios artículos a la vez. Sin embargo, no todos los tipos de instrumentación y material pueden someterse a esterilización en estos contenedores, por lo que es importante revisar el manual de instrucciones del fabricante antes de su uso. Como estos contenedores son reutilizables, deben limpiarse periódicamente, ya sea de forma manual o mecánica. Esto puede incluir desmontarlos primero, de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Además, el material utilizado para construir el contenedor puede dañarse si se utilizan productos químicos inadecuados para la limpieza, como la lejía. Finalmente, se deben realizar controles de calidad y mantenimiento de rutina en estos contenedores para garantizar que permanezcan en buen estado de funcionamiento.
    • Bolsas de papel/plástico: Estos paquetes están diseñados para instrumentos pequeños y livianos. El esterilizante entra y sale del paquete por el lado del papel, lo que requiere que el paquete se cargue en el esterilizador de lado para permitir que el esterilizante entre y salga sin restricciones. Se pueden utilizar cestas para este propósito, mientras que también hay disponibles soportes que han sido diseñados específicamente para este propósito. Como el lado de plástico del paquete es más fuerte, el etiquetado debe hacerse allí. Además, algunos hospitales y centros médicos exigen que los artículos tengan doble bolsa para una presentación estéril. Esto es para proteger contra desgarros y pinchazos mientras se mantiene la integridad estéril. Sin embargo, no todas las bolsas pelables de papel/plástico están validadas para doble bolsa. Si está permitido, las bolsas deben colocarse de plástico a plástico para mantener la visibilidad y no impedir el flujo esterilizante.

TECNOLOGÍAS DE ETIQUETADO AVANZADAS PARA UN MEJOR FUNCIONAMIENTO DE LAS CADENAS DE SUMINISTRO FARMACÉUTICAS

Las cadenas de suministro de productos farmacéuticos se encuentran estrictamente reguladas; deben serlo para pasar la inspección de los distintos organismos reguladores y mantener altos niveles de productividad. Debido a una normativa estricta, los productos de la industria farmacéutica también están sujetos a rigurosos y exhaustivos requisitos de etiquetado. Para garantizar que los productos a lo largo de toda la cadena de suministro estén debidamente etiquetados, muchas empresas confían en las tecnologías de etiquetado más nuevas y avanzadas que ofrecen empresas y fabricantes de impresoras térmicas de gama alta.

 

ETIQUETADO RFID EN LA CADENA DE SUMINISTRO FARMACÉUTICA

Cualquier conversación sobre tecnología de identificación avanzada comienza y, a menudo, termina con la identificación por radiofrecuencia (RFID). RFID no se trata en realidad de una tecnología  nueva; la tecnología en sí ha existido desde los años 70 , pero recientemente las mejoras sustanciales en la tecnología RFID la han hecho mucho más rentable y atractiva para los fabricantes y empresas.

¿Cómo afecta todo esto a la cadena de suministro farmacéutica? Algunas de las ventajas a destacar de este sistema serían las siguientes:

· Es posible el escaneado a distancia, sin una línea de visión directa

· Escaneo de múltiples etiquetas simultáneamente

· Las etiquetas se pueden reescribir tantas veces como sea necesario

· Las etiquetas RFID disponen de alta capacidad de almacenamiento de información

· Aportan mayor nivel de seguridad

Estas características aportan a todo en la cadena de suministro una trazabilidad y seguimiento óptimos, ya que todos los tubos, viales, biorreactores y otros recipientes utilizados durante la producción, así como los frascos de píldoras enviados y vendidos en la farmacia, pueden codificarse con toda la información necesaria, por ejemplo desde números de lote hasta fecha y hora en que el producto fue procesado. Todos los datos pertinentes se pueden evaluar en un instante sin escanear cada código individual. Esto puede ayudar a remediar en gran medida las ineficiencias en la cadena de suministro, especialmente aquellas que se originan por una mala gestión del inventario. Con el etiquetado RFID, las empresas pueden gestionar mejor las fechas de caducidad, las retiradas y el flujo de entrada y salida de existencias, lo que puede ahorrar a los grandes fabricantes grndísimas cantidades de dinero, tiempo y recursos. Las etiquetas también hacen posible rastrear rápidamente lotes contaminados, reduciendo la probabilidad de daño causado por un producto defectuoso.

Es probable que el sistema RFID no se use con tanta frecuencia como debería en las cadenas de suministro farmacéuticas, principalmente porque no ha sido hasta épocas recientes que la tecnología RFID ha podido adaptarse a la variedad de condiciones necesarias para el desarrollo farmacéutico. La fabricación de productos terapéuticos implica almacenamiento en frío de nitrógeno líquido, autoclaves y exposición frecuente a alcoholes y otros solventes, y las etiquetas RFID no estaban por lo general diseñadas para hacer frente a estas condiciones tan extremas. Una novedad en este campo es la capacidad de proporcionar una incrustación RFID con cualquier tipo de etiqueta. Eso significa que una etiqueta con sistema RFID puede llegar a integrarse en etiquetas resistentes a la temperatura, el calor y los productos químicos, para usarse tantas veces como sea necesario a lo largo de la cadena de suministro, de principio a fin.

 

UTILIZAR EL SOFTWARE ADECUADO ES ABSOLUTAMENTE ESENCIAL

El software es un componente esencial de cualquier cadena de suministro, ya sea que se use para controlar los componentes principales, como el inventario, o simplemente para escanear los distintos artículos. La generación de informes detallados es crucial para seguir las normas de los distintos organismos reguladores, por lo que es fundamental que, independientemente del sistema que elija, se pueda confiar en él para dar cuenta de todo tipo de información, desde el inventario hasta los incidentes registrados en el proceso.

Algo importante a tener en cuenta al seleccionar software, ya sea para la gestión de la cadena de suministro, la gestión de inventario o la impresión de etiquetas, es su adaptabilidad y capacidad de integración con otros sistemas de gestión, a fin de que las bases de datos que contienen identificadores se puedan vincular instantáneamente entre ambos sistemas. Esto permite que la impresión de etiquetas resulte mucho más rápida y se reduzcan o eliminen completamente los errores causados por una entrada manual de datos.

Otro punto importante a considerar respecto al software es la capacidad para poder generar códigos de barras y RFID. Para aquellas etiquetas con incrustaciones RFID previamente comentadas, también es posible imprimir códigos de barras (preferentemente con una impresora de transferencia térmica para brindar la máxima protección contra la abrasión, los productos químicos y las temperaturas extremas) en la parte frontal como medida de seguimiento secundario. Eso implica por tanto disponer de una impresora con estas capacidades, además del software correspondiente.

 

PERSONALIZACIÓN DE ETIQUETAS PARA CADENAS DE SUMINISTRO ADAPTABLES

Como ya se ha indicado previamente, RFID se trata de una tecnología de identificación mucho más atractiva hoy en día debido a su capacidad para aplicarse a cualquier etiqueta. Sin embargo, se debe emplear la etiqueta correcta para cada condición apropiada, especialmente en la cadena de suministro, donde incluso un solo percance puede detener en seco toda la cadena y el proceso productivo. Esto significa que una sola etiqueta errónea puede causar pérdidas significativas a las empresas y daños potenciales a los pacientes y usuarios.

Trabajar con un fabricante que puede personalizar etiquetas, no solo pedidos, es ventajoso por varias razones. La personalización de las etiquetas significa que, durante el desarrollo, se puede construir una solución que se ajuste a la necesidad exacta, independientemente del entorno. En este caso, es útil contar con el personal adecuado y con experiencia para comprender los requisitos específicos de las empresas farmacéuticas. Al asociarse con un fabricante de etiquetas, es posible probar exhaustivamente la solución antes de implementarla al por mayor en toda la cadena. Esto permite un período de optimización para garantizar que la solución funcione según lo previsto.

Hay muchas formas de mejorar la productividad y reducir los errores a lo largo de las cadenas de suministro farmacéuticas. Para las compañías farmacéuticas, es esencial no solo avanzar en nuevas terapias, sino también seguir mejorando la forma en que se producen, rastrean y registran. En última instancia, estos medicamentos están hechos para el público, y contar con las mejores medidas de seguridad significa un producto más seguro y rentable.

LA BIENAL DE MÁQUINA HERRAMIENTA SE CELEBRARÁ DEL 13 AL 17 DE JUNIO DE 2022 EN BEC

La BIEMH-Bienal Internacional de Máquina-Herramienta se celebrará del 13 al 17 de junio de 2022, en un contexto de «dinamismo e inicio de recuperación», según ha informado Bilbao Exhibition Centre (BEC) en un comunicado de prensa. Esta cita se llevará a cabo después de que el equipo organizador aplazara a este año la convocatoria que estaba prevista para noviembre, debido a la incertidumbre que existía por la pandemia del Covid-19. En principio, se iba a celebrar del 30 de mayo al 3 de junio de 2022, pero finalmente las fechas elegidas serán del 13 al 17 de junio de este año.

El BEC ha señalado que la cita se llevará a cabo «con su misma esencia de siempre, ahora reforzada». Según ha recordado, este certamen, que es un referente internacional y una de las convocatorias industriales más importantes de Europa, ofrecerá «la mejor versión de sí misma para convertirse en plataforma de reencuentro y espacio que genere confianza y motivación; que active contactos y favorezca la innovación, el negocio y las nuevas oportunidades».

Según ha subrayado, así lo recoge su nuevo lema («más BIEMH que nunca»), escogido para expresar el compromiso de BIEMH como «foro aliado de la dinamización económica del sector».

El BEC ha indicado que los objetivos estratégicos y líneas de acción prioritarias de la cita ya están sobre la mesa después de que recientemente haya tenido lugar en las instalaciones de Bilbao Exhibition Centre la reunión del Comité Técnico Asesor del certamen.

Los principales puntos que han conformado la agenda del Comité han sido la confirmación de fechas, la presentación de la imagen y lema para la edición de 2022 y la definición de los hitos de promoción y organizativos. Asimismo, en la reunión se ha analizado la situación del sector de máquina-herramienta, que después de un periodo complejo «presenta unas perspectivas positivas». Desde el pasado mes de octubre los pedidos están experimentando una «recuperación notable», con cifras de captación que se acercan a las de 2019 en este primer cuatrimestre del año. Los paneles de prospectiva de AFM apuntan a un interesante crecimiento de pedidos cercano al 25% en el conjunto de 2021.

El BEC ha indicado que la solidez de BIEMH continúa siendo «el reflejo de la fortaleza de sus expositores», posicionados «en primera línea mundial en avances tecnológicos y soluciones a medida», por lo que el habitual eslogan que acompaña la marca «You make it big» se transforma en esta edición en «You make it big again» (tú la haces grande de nuevo).

Con ello, según ha precisado el equipo organizador de BIEMH quiere agradecer de nuevo el «compromiso, la fidelidad y la ambición» de todas aquellas empresas que apuestan año tras año por participar en el certamen. Las campañas de captación de expositores y visitantes trasladarán este mensaje y arrancarán los próximos meses de julio y noviembre, respectivamente. Para la primera, los esfuerzos comerciales se centrarán en países como Alemania, Austria, Bélgica, China, Francia, Holanda, Italia, Polonia, Portugal, Reino Unido, Suiza, Taiwán y Turquía, además de España, todos ellos «líderes del sector, que mantienen desde hace tiempo una presencia consolidada en este escaparate tecnológico avanzado».

En la reunión del Comité Técnico Asesor participaron representantes de AFM – Advanced Manufacturing Technologies y Bilbao Exhibition Centre, entidades coorganizadoras del certamen, así como miembros de AIMHE – Asociación de Importadores de Máquina Herramienta, entidad que participa como colaboradora junto con Gobierno Vasco.

·Más información: bilbaoexhibitioncentre.com