UNA FORMA MÁS SEGURA DE ADMINISTRAR MEDICAMENTOS COMIENZA CON UNA MEJOR IDENTIFICACIÓN

Un simple cambio en el diseño de las etiquetas en las bolsas de medicación, como las bolsas de suero, de sangre o intravenosas, puede reducir significativamente los errores en la medicación del paciente. Una identificación y etiquetado con datos impresos claros y fáciles de leer pueden marcar la diferencia entre administrar los medicamentos correctos o incorrectos a un paciente. Además, deben seguirse las regulaciones y recomendaciones específicas en cada caso sobre identificación para cumplir con los estándares de seguridad establecidos.

 

HACIA UN MÉTODO DE COMPRENSIÓN CORRECTA DEL ETIQUETADO DE LAS BOLSAS DE MEDICAMENTOS

Etiquetar los distintos tipos de bolsas de medicamentos es una parte clave del método a seguir para una práctica segura en la gestión y administración de los mismos. Esto implica administrar la medicación correcta, en la dosis correcta, en el momento correcto, por la vía correcta y al paciente correcto. El etiquetado de las bolsas de medicamentos ayuda a controlar el flujo de medicamentos por vía intravenosa, así como a que los pacientes reciban la dosis correcta cuando la necesitan. En este sentido, esta identificación y etiquetado debe incluir cierta información relevante, que incluye:

· Nombre del paciente
· Número de habitación
· Información de la solución
· Hora y fecha de preparación
· Fecha y hora cuando comenzó la administración del medicamento
· Cualquier fármaco y datos relevantes adicionales
· Fecha de caducidad

 Por otra parte, la colocación de las etiquetas en la parte superior o próximas al punto de inserción también ayudará a garantizar una dispensación adecuada, mientras que observar la dosis y concentración del medicamento en la bolsa garantiza una administración constante, incluso durante los cambios de turno del personal. Además, anotar las horas de inicio y finalización de cada aplicación del medicamento asegura que el paciente reciba la dosis adecuada en todo momento. Las etiquetas de color, por otro lado, también se pueden emplear en distintas vías para ayudar al personal sanitario a identificar rápidamente cada una y verificar que las vías estén conectadas de manera correcta.

 

UNA ETIQUETA ESPECÍFICA Y UN TIPO DE BOLSA PARA CADA NECESIDAD

El tipo de bolsa que se etiqueta también puede afectar la etiqueta específica de la bolsa utilizada, así como la información impresa que la etiqueta muestra. El tipo de etiqueta más frecuentemente utilizado es, casi con toda probabilidad, la etiqueta de la bolsa intravenosa. Estas etiquetas, que se utilizan para identificar las distintas soluciones salinas administradas a los pacientes, también deben actualizarse cuando se agregan medicamentos adicionales. Las etiquetas para bolsas intravenosas también pueden requerir resistencia a temperaturas extremas de calor o frío, así como a la abrasión y la decoloración. Estas etiquetas ayudan a garantizar que el personal tenga conocimiento de las sustancias que hay actualmente en la bolsa, evitando peligrosas confusiones cuando es necesario agregar medicamentos adicionales a la solución.

 

ETIQUETAS PARA BOLSAS DE SANGRE: Están disponibles en dos tipos, primario y secundario. Las etiquetas de bolsas de sangre primarias deben cumplir con pautas más estrictas y, por lo general, mostrarán información sobre el fabricante, así como números de lote y códigos de producto para el correcto seguimiento y la trazabilidad. Las etiquetas secundarias se aplican sobre la etiqueta primaria existente y, como tales, están sometidas a menos regulaciones. Estas etiquetas pueden incluir información sobre el tipo de sangre y distintos componentes sanguíneos, como plaquetas, plasma y recuento de glóbulos rojos.

Las bolsas de medicamentos se utilizan a menudo para administrar terapias contra el cáncer, incluidas la quimioterapia y las terapias de células inmunitarias. Estas bolsas de medicamentos normalmente vendrán ya preparadas y etiquetadas por el fabricante de la bolsa y pueden requerir etiquetas especializadas, según sea la composición de la bolsa y la medicación administrada.

PAUTAS Y REGULACIONES PARA LAS ETIQUETAS DE LAS BOLSAS DE MEDICAMENTOS

La principal preocupación para el diseño y uso de etiquetas para bolsas de administración de medicamentos debe ser reducir los errores de medicación para que la atención al paciente sea más segura. Las bolsas de administración de medicamentos pueden ser etiquetadas por el fabricante, con etiquetas adicionales aplicadas por el personal del punto de atención ubicado en dispensarios médicos, hospitales y clínicas. Pueden aplicarse diferentes estándares y regulaciones para cada una de estas situaciones. En cualquier caso, el volumen total de la bolsa y el nombre genérico y la dosis de cada medicamento agregado deben ser la información más destacada. Otros datos e información ya mencionada anteriormente también debe incluirse, y el material de la etiqueta debe permitir a los usuarios escribir información adicional utilizando bolígrafos o marcadores. También pueden seguirse estas pautas para escribir los nombres de los medicamentos, incluidos el color y las mayúsculas, (si bien por lo general esto se utiliza más comúnmente cuando se trata de la identificación de jeringas).

Las etiquetas de las bolsas de medicamentos deben cumplir con las distintas regulaciones existentes, como por ejemplo la Organización Internacional de Estándares ISO, y otras recomendaciones y pautas para envases de medicamentos con códigos de barras. Deben incluir un código de barras asociado con el nombre y la concentración del medicamento genérico en un lugar de la etiqueta, que no interfiera con su legibilidad. El uso de códigos de barras es una excelente manera de reducir los errores de administración al crear un registro electrónico y disminuir la carga de trabajo del personal.

 

UNA IDENTIFICACIÓN Y ETIQUETADO CORRECTOS PARA REDUCIR ERRORES Y MEJORAR LA SEGURIDAD

El uso adecuado de las etiquetas de las bolsas de medicación es indispenable para garantizar una atención más segura al paciente y que siempre se entregue la medicación correcta. Sin embargo, actualmente, el diseño de estas etiquetas puede llegar a suscitar preocupaciones o confusiones en el personal con respecto a su uso. Algunas de las preocupaciones más frecuentemente planteadas son una mala legibilidad y el uso inadecuado del color, así como la falta de diferenciación entre medicamentos con nombres similares. Otra preocupación es que las etiquetas puedan contener información relevante para varias partes interesadas, lo que da como resultado una etiqueta que contiene excesivos datos y sobreabundancia de información, lo que dificulta la búsqueda de información específica. Este también es el caso de las etiquetas de las bolsas intravenosas que a menudo se comparten entre farmacias y personal sanitario. Esto conduce a etiquetas con la información requerida por los farmacéuticos entremezclada con la información que el personal sanitario necesita para administrar correctamente el pedido.

En este sentido se recomienda la adopción de protocolos claros y rigurosos a la hora de determinar un sistema de etiquetado eficaz, implementando algunas mejoras que se pueden realizar para mejorar la seguridad del paciente, como una configuración y diseño de etiqueta para mejorar la legibilidad de la misma. También es determinante una mejora de la calidad de impresión, que podría verse afectada por el bajo nivel de tóner, la presentación de la información del medicamento en una ubicación uniforme y la mejora de la legibilidad mediante el uso de mayúsculas y negrita. El uso de etiquetas imprimibles por transferencia térmica puede ayudar a resolver algunos de los problemas que se plantean aquí, especialmente con respecto a la impresión. Las etiquetas térmicas también son adecuadas para el almacenamiento y la refrigeración, no se manchan fácilmente y son perfectas para su uso en diversos entornos.

ETIQUETADO EN HISTOLOGÍA

La histología es una rama de la biología que estudia los tejidos biológicos u orgánicos de los seres vivos. La parte más pequeña de todo ser vivo es analizada con determinación y exactitud por esta disciplina relacionada con la anatomía y la medicina. Dentro de este área existen una gran variedad de subapartados que nos permiten estudiar cada tejido dependiendo de una serie de características. La citología o la bioquímica están estrechamente relacionados con la histología, que se encarga de dar un enfoque más general. 

El desarrollo de esta ciencia está directamente vinculada al avance de los microscopios, aunque la histología abarca un sentido mucho más amplio que el puramente estructural, como las relaciones estructurales con sus funciones y el estudio del desarrollo tisular. Empezamos a ver referencias a esta ciencia a medida que aparecen los primeros microscopios.

LA IMPORTANCIA DE UN ETIQUETADO CORRECTO EN LAS MUESTRAS 

La histología , por tanto, es un campo importante de investigación utilizado por científicos, médicos e investigadores. Mientras que los investigadores buscan comprender cómo cada célula individual afecta la función de los tejidos y órganos, los médicos estudian la histopatología de los tejidos para ver cómo cambian en los pacientes afectados por la dolencia o enfermedad. Un etiquetado adecuado en histología de las muestras de tejido en cada paso del proceso de preparación del tejido es fundamental para la interpretación de los resultados histopatológicos, en los que se confía para diagnosticar correctamente a los pacientes. Sin embargo, las técnicas histológicas presentan obstáculos únicos para un etiquetado adecuado que a menudo requerirán soluciones de identificación innovadoras.

COLECCIÓN DE MUESTRAS

Las muestras se recolectan tradicionalmente a partir de muestras de tejido extraídas de un cuerpo vivo, también conocidas como biopsias. Las muestras a menudo se colocan inmediatamente en un receptáculo de almacenamiento temporal hasta que llegan al laboratorio. En este paso, el etiquetado adecuado de las muestras es de suma importancia. Cualquier ambigüedad de la muestra podría resultar en una pérdida de tiempo para el paciente, la necesidad de someterse a una cirugía adicional, así como los costes adicionales necesarios para volver a procesar las muestras correctamente desde el principio.

Las muestras de biopsia se pueden almacenar en distintos tipos de recipientes, incluidos microtubos y viales de diámetro pequeño, tubos de ensayo, placas, frascos… Dependiendo del tamaño y material del recipiente de recogida de la muestra, es posible que se requiera un tipo diferente de etiqueta. Hay que considerar que muchos laboratorios no admiten muestras cuya identidad no esté adherida al propio recipiente de la muestra.

FIJACIÓN QUÍMICA

Una vez que las células están aisladas, deben fijarse químicamente, lo que a menudo se realiza con conservantes como formalina y glutaraldehído. Esto congela los tejidos «a tiempo» mientras que también inhabilita las enzimas que normalmente degradarían las células. Como tal, el tejido se mantiene protegido de procesos de degradación mientras produce células preservadas que se ven muy similares a su estado natural.

En este paso, cualquier etiqueta utilizada para identificar sus muestras puede interactuar con una gran variedad de diferentes productos químicos y solventes, como por ejemplo etanol, metanol, formalina, tolueno y otros. Por tanto, las etiquetas resistentes a productos químicos son la opción ideal, y las etiquetas de histología que puedan soportar soluciones de formaldehído y formalina son particularmente útiles en esta etapa del procedimiento.

DESHIDRATACIÓN Y LIMPIEZA DE MUESTRAS

Una vez fijadas, las células deben pasar por un proceso de deshidratación, lo que comprende reemplazar paulatinamente el agua del tampón de fijación con concentraciones crecientes de alcohol. Después de esto, el etanol se reemplaza a su vez con xileno, un agente de limpieza hidrófobo de uso común, que ayudará una vez que comience la incrustación de cera en el tejido.

En este momento del proceso se requieren etiquetas con una resistencia química aún mayor, ya que es probable que puedan entrar en contacto con productos solventes más duros y agresivos. Además, una vez que se completa la deshidratación de la muestra, es posible que las muestras requieran un almacenamiento prolongado en el congelador hasta que estén listas para ser procesadas. De este modo, también se recomiendan etiquetas que puedan soportar bajas temperaturas y ambientes húmedos y fríos.

INCLUSIÓN DE PARAFINA

Una vez que las muestras se han deshidratado y aclarado, están listas para ser procesadas con el material de inclusión (cera, agar y resina). Durante este proceso, el xileno se reemplaza lentamente con concentraciones crecientes del material de inclusión hasta que no queda xileno, lo que hace que las muestras sean estables durante varios años. El material de inclusión más utilizado es la cera de parafina debido a su facilidad de uso y su bajo punto de fusión, que reduce el endurecimiento de los tejidos. En microscopía electrónica, se necesita una matriz más dura para cortar secciones muy delgadas, requiriendo el uso de resina en su lugar.

El etiquetado de las muestras en este momento se puede realizar directamente en el bloque de cera o en el casete de tejido, con una impresión resistente a los productos químicos que no se desvanecerá ni manchará, utilizando etiquetas con un adhesivo extrapermanente que permite que las etiquetas se adhieran a las muestras más difíciles.

También hay etiquetas diseñadas específicamente para la identificación de   muestras inluidas en resina . Estas etiquetas son lo suficientemente pequeñas para adaptarse a la mayoría de las cápsulas y moldes de resina, y presentan una gran resistencia a los productos químicos y al calor extremo. Las etiquetas se pueden utilizar para etiquetar de forma segura sus muestras con texto alfanumérico o números serializados, así como códigos de barras 1D o 2D.

CORTE Y TINCIÓN

Para teñir las muestras, las muestras en parafina deben descongelarse y los bloques deben cortarse en secciones finas con una cuchilla afilada, haciendo secciones transversales delgadas en las que ver las células. Se colocan “cintas” finas de parafina en los portaobjetos de microscopio y la cera sobrante se elimina sumergiendo el portaobjetos en xileno, lo que hace que la cera se disuelva, dejando sólo una capa delgada de tejido. A continuación, se aplican tinciones químicas, como hematoxilina y eosina, a los portaobjetos de histología marcados para mejorar el contraste de las capas celulares, lo que permite determinar si el paciente tiene tejidos sanos o enfermos. Aquí, el uso de etiquetas diseñadas para adaptarse a portaobjetos de microscopio, con una fuerte resistencia tanto al contacto directo como a la inmersión en productos químicos agresivos y  manchas, es esencial. Las impresoras de portaobjetos también están disponibles, aunque las etiquetas duraderas resistentes a las manchas siguen siendo la opción más fiable.

Por lo general, el empleo de productos químicos agresivos, disolventes y tinciones en varios procesos histológicos requiere que se utilicen etiquetas duraderas y resistentes a los productos químicos para una identificación adecuada y segura de las muestras.

 

En SUCLISA INDUSTRIAL somos líderes en distribución de etiquetado de muestras de labortorio e identificación de muestras, somos proveedores especializados en soluciones de identificación y marcaje utilizado en laboratorios médicos y de investigación, así como en instituciones de atención médica.

MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS EN LAS ORGANIZACIONES

Los modelos de madurez permiten evaluar el grado de preparación de la organización para afrontar los eventos internos y externos a los que la organización está expuesta.  El modelo de madurez ayuda a cuantificar en el seguimiento, el grado de cumplimiento de los controles y su aporte a la eficacia general del sistema. La cuantificación de los resultados requiere una herramienta de medición que compile los datos y muestre de forma numérica y grafica el comportamiento de uno o más periodos, para hacer un análisis óptimo de la información.

Los indicadores aplicados al seguimiento de los riesgos, estructuran una base para conocer el comportamiento de las variables a medir en diferentes periodos; es por esto que los indicadores van de la mano con el seguimiento a la matriz de riesgos. Al agrupar todos los aspectos se obtiene como resultado la metodología de análisis adecuada para el seguimiento.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR “MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS”?

Dentro de la estructura de empresas y organizaciones de todos los sectores productivos e industriales se valora cada vez más la efectiva y correcta gestión de riesgos como un proceso fundamental y estratégico dentro de su política empresarial, para no sólamente obtener rentabilidad y cumplir con la normativa aplicable a su sector, sino también garantizar su sostenibilidad y continuidad de manera prolongada en el tiempo.

Es preciso por tanto definir bien qué entendemos por madurez en la gestión de riesgos, qué modelos existen para medirla y qué preguntas debe hacerse una organización para saber de manera precisa en qué nivel se encuentra respecto a este proceso.

¿PERO QUÉ ES EXACTAMENTE LA MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS?

Con el término “madurez de gestión de riesgos” generalmente nos referimos al nivel de preparación del que dispone una organización en cuanto a la gestión de riesgos, es decir, indica el conocimiento que ésta tiene sobre este proceso y de qué manera lo implementa en los procesos de su organización.

En un sentido general, la madurez de gestión de riesgos permite a empresas y organizaciones conocer en qué punto se encuentran respecto al modo en que administran los diferentes riesgos a los que están expuestas.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CONOCER EL NIVEL DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS DENTRO DE UNA ORGANIZACIÓN?

Una evaluación y un estudio riguroso sobre el nivel de madurez de riesgos ayuda a ver qué se está haciendo bien, qué elementos faltan por considerar y, partiendo de este punto, definir, estructurar e implementar acciones concretas que permitan lograr el mayor nivel de madurez en gestión de riesgos.

MODELOS DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS

Existen diferentes modelos que permiten evaluar el nivel de madurez de una organización en la gestión de sus riesgos. Algunos de estos son:

A. Índice de Madurez de Riesgo

Desarrollado en el año 2011 por Aon y The Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, este índice permite a gerentes, directores y profesionales responsables de riesgos en general identificar cuáles son las áreas críticas en su proceso de gestión de riesgos a partir de la evaluación de prácticas relacionadas con el gobierno corporativo y la toma de decisiones.

En esta evaluación que propone el Índice de Madurez de Riesgo de Aon y The Wharton School se tienen en cuenta las siguientes diez características:

    1. Entendimiento y compromiso con la gestión de riesgos como un factor crítico para la toma de decisiones y para impulsar el valor a nivel de la junta.
    2. Un ejecutivo de nivel senior que impulse y facilite los procesos clave y el desarrollo de la gestión de riesgos.
    3. Transparencia en la comunicación de riesgos.
    4. Una cultura del riesgo que incentiva una completa participación y rendición de cuentas en todos los niveles de la organización.
    5. Identificación de los riesgos existentes y emergentes, utilizando datos e información internos y externos.
    6. Participación de los principales grupos de interés en el desarrollo de la estrategia de gestión de riesgos y en la definición de políticas.
    7. Recolección e incorporación formal de la información de riesgos operativos y financieros al proceso de toma de decisiones.
    8. Integración de información sobre la gestión de riesgos a los procesos de capital humano para incentivar un desempeño comercial sostenible.
    9. Uso de métodos de cuantificación sofisticados para entender el riesgo y demostrar el valor agregado mediante la gestión de riesgos.
    10. Pasar de enfocarse en evitar y mitigar los riesgos a apalancar el riesgo y las opciones de gestión del riesgo que extraen valor.

A partir de toda la información recogida, el nivel de madurez de la organización se califica en una escala de 1 a 5 de la siguiente manera:

    1. Nivel 1 o Nivel Inicial: la organización identifica y aborda los riegos, pero lo hace de forma aislada. El alcance del proceso de gestión de riesgos es limitado.
    2. Nivel 2 o Nivel Básico: el conocimiento, manejo y monitoreo de los riesgos clave de la organización es inconsistente. Las capacidades para gestionar los riesgos son limitadas, además, la información que se tiene de este proceso es informal.
    3. Nivel 3 o Nivel Definido: la organización aborda sus riesgos clave, hay capacidades para medirlos y administrarlos y monitorearlos, pero pueden haber inconsistencias al interior.
    4. Nivel 4 o Nivel Operativo: se conocen los principales riesgos de la organización y las actividades para abordarlos se ejecutan de manera consistente. La información sobre la gestión de riesgos se tiene en cuenta explícitamente para la toma de decisiones.
    5. Nivel 5 o Nieval Avanzado: la organización tiene una alta capacidad para identificar, medir, administrar y monitorear sus riesgos. La gestión de riesgos es dinámica y se adapta a los cambios, además, es considerada como un proceso que brinda ventajas competitivas.

B. Modelo de medición para auditores

El modelo de medición para auditores fue desarrollado en 2002 por Basil Orsini, quien fuera en su momento director de Auditoría Interna del Departamento de Recursos Humanos en Canadá. Este modelo centra la medición del nivel de madurez de gestión de riesgos en cinco aspectos principales:

    1. Cultura.
    2. Liderazgo y compromiso.
    3. Integración con los sistemas organizacionales.
    4. Habilidades en gestión de riesgos.
    5. Reporte y control.

A partir de la evaluación que se realiza para cada uno de estos puntos, los niveles de madurez identificados son:

    1. Incipiente: no se ha implementado formalmente un sistema de gestión de riesgos, la identificación o seguimiento de estos no es consciente.
    2. Conocido: aunque hay un sistema formal de gestión de riesgos, la administración de estos es dispersa, descentralizada y no hay una adecuada capacitación.
    3. Definido: se cumple con el sistema de gestión de riesgos establecido, hay políticas y procedimientos que involucran a toda la organización en este proceso.
    4. Administrado: la gestión de riesgos se desarrolla de forma adecuada y hay claridad sobre la tolerancia al riesgo por parte de la organización.
    5. Optimizado: la gestión de riesgos hace parte de la cultura organizacional, hay indicadores para su medición y monitoreo constante.

DISTINTAS PREGUNTAS NECESARIAS PARA CONOCER Y EVALUAR CORRECTAMENTE EL GRADO DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS

Al momento de realizar una evaluación para conocer cómo está la gestión de riesgos en la organización, que debe ser considerada como parte fundamental de todos los procesos, es fundamental tener en cuenta diferentes preguntas que engloban los aspectos más relevantes, por ejemplo, el gobierno, el proceso de gestión, las personas, la tecnología, el apetito de riesgo, las políticas y los procedimientos, entre otros.

Algunas de las preguntas que pertinentes para realizarse son:

    1. En el sistema de gestión de riesgos de la organización, ¿se aplican buenas prácticas para llevar a cabo este proceso?
    2. ¿La estructura de la organización permite una adecuada gestión de los riesgos? ¿Existe una unidad de riesgos o un comité encargado de estos asuntos?
    3. ¿La dirección de la empresa entiende la importancia de gestionar los riesgos? ¿Hasta qué punto está la dirección involucrada con este proceso?
    4. Para la toma de decisiones en la organización, ¿se tiene en consideración el monitoreo y seguimiento de riesgos?
    5. ¿Cómo se evalúan y monitorean los riesgos? ¿Qué indicadores se tienen para la gestión de riesgos? ¿El seguimiento a los riesgos se realiza de manera continua?
    6. ¿Se cuenta con herramientas tecnológicas para la identificación, evaluación, control y seguimiento adecuado y eficiente de los riesgos? Por ejemplo, mediante el empleo de un sistema de software adecuado que haga más sencilla la gestión de riesgos en las organizaciones.
    7. ¿Cómo se registran y comunican los eventos de riesgos? ¿Se realiza el registro y la comunicación de forma oportuna y constante?
    8. ¿La metodología definida por la organización para la gestión de riesgos está recogida en un manual o política? ¿Se sigue correctamente y de forma rigurosa?
    9. ¿Las políticas y manuales de gestión de riesgos se encuentran alineadas con los objetivos y valores de la organización? ¿Existen planes de capacitación y difusión que faciliten el entendimiento de la gestión de riesgos en toda la organización?

Todas estas preguntas conforman en realidad una guía para conocer el nivel de madurez de gestión de riesgos que tiene la empresa. El nivel al que se debe aspirar es al más alto (avanzado u optimizado) pues este demuestra que la gestión de riesgos se desarrolla de forma estructurada, sistemática y oportuna e involucra a todo el personal de la organización, y de esta forma es posible cumplir con los objetivos estratégicos y asegurar la continuidad del negocio en el largo plazo.

En síntesis, la madurez de gestión de riesgos permite conocer el nivel en el que las organizaciones identifican, evalúan, controlan y registran los riesgos asociados a su acividad productiva. 

 

¿CUÁLES SON LAS FUNCIONES PRINCIPALES DE LOS CÓDIGOS DE BARRAS?

Los códigos de barras comunican información importante sobre un producto específico. Por lo general, un código de barras tipo se compone de 12 dígitos bajo una serie de líneas negras gruesas y finas. El código de barras es un sistema de identificación y etiquetado muy establecido, cada día nos encontramos con códigos de barras aplicados en multitud de artículos, piezas y elementos, bien sea en la parte posterior de un libro, en el embalaje y envoltorio de un producto cualquiera, en las piezas de registro de una cadena de montaje… se podría que decir que sus aplicaciones son innumerables.

Los códigos de barras realizan distintas funciones de identificación muy relevantes, como puede ser comunicar todo tipo de información de los productos, el registro de la venta del artículo, el envío de información de seguimiento y trazabilidad del producto,…

No hay texto alternativo para esta imagen

IDENTIFICACIÓN DEL PAÍS E IDENTIFICACIÓN DEL FABRICANTE

La primera pieza de información que comunica un código de barras es el país donde se fabricó el producto. Por lo general, las dos primeras cifras en un código de barras aportan información sobre este dato, si bien es cierto que algunos países disponen de códigos de tres dígitos, como Alemania (en este caso, presentan números desde 400 a 440). Y algunos otros ejemplos presentan los números 00 a 13, representando distintas partes de Canadá y Estados Unidos.

Después de estas primeras cifras, el código de barras comunica el fabricante. Los cuatro dígitos a continuación en un código de barras (después del código de país de dos o tres dígitos, como se ha señalado) representan el fabricante. En aquellos países que utilizan códigos de tres dígitos para indicar el país de origen, utilizan sólo tres dígitos para representar el fabricante. De esta forma, quien analiza el código de barras puede realizar un perfecto seguimiento de dónde vino el artículo y quién lo fabricó. El código de barras también permite a la empresa ver dónde se encuentran sus productos.

IDENTIFICACIÓN DEL PRODUCTO Y SEGUIMIENTO DEL MISMO

Los seis últimos dígitos que podemos ver en el código de barras nos aportan información y datos sobre qué producto es. Cada elemento obtiene un código de barras único e incluso distintos tamaños del mismo artículo disponen de un código único.

La identificación del producto tiene como función dos propósitos principales; una empresa que aplique un código de barras de esta forma puede llegar a realizar un seguimiento preciso de la cantidad que vende de un producto y realizar un estudio bastante fiable de la subida y caída en la popularidad de sus artículos. Esto permite también a la empresa poder estar actualizada respecto a los rendimientos conseguidos en cuanto a ventas y determinar cuáles son los productos que precisan aumentar la producción.

Por otro lado, el código de barras permite también a las tiendas y distintos puntos de venta intermedios y finales centrarse en su cliente de forma rápida y precisa. El código de barras de exploración coloca toda la información en un sistema de registro computerizado y marca el precio. Con un breve análisis y en pocos pasos, la transacción está completa. Las tiendas a su vez también pueden utilizar los códigos de barras para realizar un seguimiento de inventario y asegurarse de que todos los artículos se contabilizan.

COMUNICACIÓN CON LOS ORDENADORES

Las líneas que componen el código de barras fueron diseñadas para permitir una comunicación concreta con los ordenadores. Cuando un escáner pasa sobre un código de barras, interpreta las líneas negras como información. El ordenador puede transmitir esta información en una pantalla y también puede almacenar la información de seguimiento. Los códigos de barras son un lenguaje binario formado por líneas en blanco y negro, de distinto grosor, que proporcionan información útil sobre el artículo al proveedor, distribuidor, consumidor y comerciante. A su vez, los números impresos se encuentran debajo del código de barras para permitir que la información se introduzca manualmente en un motor de búsqueda o en un equipo informático.

No hay texto alternativo para esta imagen

¿CUÁL ES LA INFORMACIÓN QUE CONTIENE UN CÓDIGO DE BARRAS Y PARA QUÉ SIRVE EXACTAMENTE?

Cómo hemos indicado anteriormente, podemos encontrar códigos de barras de muchos tipos aplicados a toda clase de envases y envoltorios. Su codificación se encuentra administrada por la entidad internacional GS1, que se encarga de homogeneizar y estandarizar los códigos GTIN y hacerlos únicos y universales, e incorpora la nomenclatura GTIN8, GTIN12, GTIN13, GTIN14 GS1 128.

Existen distintos tipos: Los más comunes son los lineales y los 2D, y entre estos últimos, los más habituales que podemos encontrar que que gozan de cada vez mayor implantación son los CODIGOS QR, muy extendidos y que son capaces de codificar cientos y cientos de bytes.

UTILIDAD

Relación Comerciante-Fabricante: Reconoce e identifica un artículo desde cualquier punto de la cadena de abastecimiento desde su creación al punto de venta. Nos indica la trazabilidad del producto, en qué lugar se encuentra.

Un código de barras permite así unas transacciones más agiles y eficientes entre el comerciante y el fabricante, minimizando errores y facilitando detalles de la actividad de entradas y salidas, inventarios, controles de stock, generación de tíckets y etiquetas,…

Por su parte, frente al consumidor del artículo, producto o servicio, facilita multitud de acciones, desde operaciones bancarias (como el pago de recibos), pasando por relaciones con organismos y entidades de todo tipo, como el sistema sanitario, hacienda pública, etc.

LECTURA

Un código de barras puede ser leído e interpretado mediante sistemas lectores láser u otro tipo de dispositivo móvil de lectura. También podemos descifrar su significado; estos son los valores numéricos del más estandarizado EAN13 que es utilizado en la venta al por menor y por unidades:

– 2 primeros números corresponden al fabricante o distribuidor. AECOC asigna el 84 para España.

– 5 números siguientes son para la empresa, y es asignado por GS1

– 5 últimos números son para el producto en concreto, y lo asigna el fabricante

La última cifra, por su parte, es un digito de control

TIPOS DE CÓDIGOS DE BARRAS

Cada sector productivo dispone de un código estándar, y existen distintos formatos según el país, dentro de los diferentes formatos. Así, los códigos ISBN son utilizados para periódicos y libros, los códigos EAN 8 se aplican en el sector tabaquero, los códigos Dun14 (fácilmente reconocibles por estar enmarcados en color negro) son empleados para unidades de distribución, los códigos EAN 128 se usan generalmente por empresas de logística para identificar palés, etc.

CÓDIGOS DE BARRAS 1D Y 2D: ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ SIRVEN LOS CÓDIGOS DE BARRAS?

No hay texto alternativo para esta imagen

Los códigos de barras tradicionales representan sistemáticamente los datos variando los anchos y las distancias de las líneas paralelas, y pueden denominarse lineales o unidimensionales (1D). Posteriormente, se desarrollaron variantes bidimensionales (2D), utilizando rectángulos, puntos, hexágonos y otros patrones geométricos, llamados códigos de matriz o códigos de barras 2D, aunque no utilizan barras como tales. Los códigos de barras 2D ofrecen una mayor densidad de datos, de modo que normalmente se pueden poner más datos en un código de barras 2D.

Inicialmente, los códigos de barras sólo eran escaneados por escáneres ópticos especiales llamados lectores de códigos de barras. Más tarde, el software de aplicación estuvo disponible para los dispositivos que podían leer imágenes, como los teléfonos inteligentes con cámaras.

No hay texto alternativo para esta imagen

MARCADO LÁSER PARA LA INDUSTRIA FARMACEUTICA

Sin lugar a dudas, si existe una industria donde podemos asegurar que la trazabilidad y la seguridad de los procesos productivos implicados en su fabricación y seguimiento resultan fundamentales, es la industria farmacéutica. Resultado de ello, son todo el conjunto de directivas de obligado cumplimiento adoptadas por la Unión Europea, Estados Unidos y otros países y organismos para su correcta identificación y la trazabilidad precisa de productos farmacéuticos.

A medida que en el sector farmacéutico continúan evolucionando las necesidades de serialización, la gestión de datos se vuelve cada vez más compleja y crucial. Las innovaciones en las soluciones de marcado, etiquetado y codificación permiten a las empresas cumplir con la normativa y, al mismo tiempo, operar con el amplio y variado abanico de clases y sistemas de envasado empleados en el sector.

El envasado de productos farmacéuticos es una técnica compleja y especializada que requiere una codificación variable de la más alta calidad y que satisfaga los requerimientos de legibilidad y contraste más exigentes, acorde con las más rigurosas normativas de trazabilidad del sector.

Así, la trazabilidad se trata de la forma más efectiva para asegurar y controlar la distribución eficiente de productos farmacéuticos, constituyéndose a la vez en un instrumento fundamental para enfrentar el tráfico ilegal y la falsificación de medicamentos.

Se estima que alrededor de un alto porcentaje de todos los productos farmacéuticos de la cadena de suministros mundial son falsificaciones; sólo en países en vías de desarrollo, se calcula que en torno a un 10 y un 30% de los medicamentos vendidos son falsos o de dudoso origen.

Así las cosas, esta situación pone en riesgo la vida de los pacientes cada día, y existen responsabilidades sociales y costosas demandas asociadas a los medicamentos y productos médicos falsificados que proliferan en el mercado. Se hace imprescindible que todos los productos médicos y farmacéuticos sean originales y se pueda realizar un seguimiento de ellos a lo largo de la cadena de suministros, desde el fabricante hasta el cliente final. El láser es una solución de marcado idónea para minimizar la amenaza que plantean las falsificaciones y garantizar que el producto presente un código permanente y visible durante toda su vida útil.

 

De este modo, partiendo de la identificación y mediante el registro en tiempo real de cada instancia de la distribución, finalizando con la validación por parte del paciente, se obtiene la totalidad de la información acerca del origen, el proceso logístico y consumo de un medicamento en particular, por ejemplo:

  • Marcaje de producto para evitar las falsificaciones.
  • Marcaje de códigos Datamatrix 2D según normas del sector.
  • Codificación de fechas y lotes de producción.
  • Marcaje para gestión integral de trazabilidad.
  • Codificación y personalización de etiquetas de producto.
  • Codificación de envases, cajas, estuches,…

Con un correcto y eficiente sistema de marcaje y etiquetado de productos farmacéuticos, la demanda de controles de calidad se incrementa considerablemente. Ya no resulta suficiente el marcaje de etiquetas y envases ya que para cumplir la normativa UDI, los productos reutilizables de clase II y clase III deben presentar un marcado directo. Un marcado incorrecto o no legible puede ocasionar graves consecuencias tanto para el usuario del producto final como para el fabricante.

VERIFICACIÓN DEL PRODUCTO, UNA FASE NECESARIA

La verificación de los productos farmacéuticos consiste en una comparación de los datos del producto en el envase con el correspondiente registro en la base de datos. Por lo general, es muy frecuente que se efectúen las siguientes comprobaciones:

  • El registro existe y coincide con los datos del envase (protección frente a posibles falsificaciones)
  • El registro del producto aparece como prescrito
  • El registro muestra advertencias y anotaciones importantes a considerar

Cada producto y su envase tienen que poder ser identificados inequívocamente desde el mismo proceso de fabricación hasta la administración al usuario final.

Todas estas exigencias se pueden cumplir fácilmente implementando un marcado láser preciso y duradero. Desde hace tiempo existen en el mercado diferentes opciones y sistemas de marcado láser que aumentan sus prestaciones y mejoran la calidad del marcaje, garantizando una óptima trazabilidad.

UN MARCADO EFICAZ CON GARANTÍAS

¿Por qué el sistema de marcado con láser es especialmente efectivo en la industria farmacéutica?

La tecnología de radiación láser de los sistemas de marcado es una herramienta limpia y precisa. El marcado láser puede ser utilizado sobre prácticamente cualesquiera que sean los diferentes tipos de materiales utilizados en la industria farmacéutica: ampollas, jeringuillas, frascos, botes y recipientes de cristal, cajas de cartón, blisters y embalajes de plástico, envoltorios de resinas, embalajes de aluminio….

Mediante el marcado láser, toda aquella información relevante asociada al producto, como el número de lote, fecha de fabricación, fecha de caducidad y otras muchas variables a integrar pueden ser impresas en alta calidad y resolución sobre diversos tipos de material. Para la impresión del producto no se necesitan máscaras, plantillas o herramientas de corte, sino que el contenido del marcado se transfiere directamente desde el ordenador o equipo al sistema de marcado láser. De esta manera, pueden ser marcados de forma rápida y flexible los datos de los productos en tiempo real.

La información del producto puede ir encriptada en un código de barras, utilizando diferentes codificaciones, por ejemplo, CQR Code, Data Matrix, GS1-RSS, CODE 128…

VENTAJAS DEL MARCADO LÁSER EN LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA

La tecnología de marcado láser aplicada en la industria farmacéutica supone múltiples ventajas, como poder disponer de un marcado permanentemente y de alta calidad en todo tipo de envases y elementos como jeringuillas, tapones de viales, ampollas, cartuchos…. Además de una extraordinaria legibilidad y una alta resolución gráfica incluso para los marcados más pequeños, la tecnología de marcado láser ofrece una muy alta durabilidad mecánica.

Las ventajas de esta tecnología de marcado láser en la industria farmacéutica, en resumen, son muchas y variadas;

  • trazabilidad 100% del envase primario
  • protección contra falsificaciones y plagios
  • excelente legibilidad del envase
  • permite el marcado individual
  • la lectura es automatizada
  • la integridad del producto no se ve comprometida
  • resistencia a altas o bajas temperaturas
  • resistente a la radiación UV
  • durabilidad química y mecánica

SOLUCIONES DE SUCLISA INDUSTRIAL EN MARCADO Y GRABADO LÁSER

SUCLISA INDUSTRIAL le proporciona los equipos de identificación y marcado láser adecuados que añadirán gran valor añadido a su producción, con una gran facilidad de uso y funcionalidad, de muy sencilla implantación en su cadena productiva y que no requieren un gran esfuerzo ni capacitación o formación específica.

Si le interesa recibir más información acerca de nuestros sistemas de marcado y grabado láser industriales póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos a encontrar la mejor opción para su empresa o producto.

www.suclisaindustrial.com

GRABADO Y MARCADO LÁSER EN EL SECTOR INDUSTRIAL: BENEFICIOS Y VENTAJAS

La capacidad de personalizar artículos específicos, proteger la propiedad intelectual y agregar un mayor nivel de seguridad está conduciendo al crecimiento de la implantación de soluciones de marcado y grabado láser para aplicaciones industriales.

El empleo de esta tecnología va mucho más allá del uso de pequeñas empresas que quieren agregar un código, logotipo o marca específica a sus productos. El grabado láser y la codificación ofrecen la garantía de dejar marcas permanentes sobre un artículo del segmento industrial, facilitando la identificación y trazabilidad y proporcionando controles y verificaciones contra productos falsificados o replicas.

El grabado láser es un proceso por el cual un rayo láser elimina físicamente una capa de material que expone una cavidad que revela una imagen perceptible por el usuario. En el caso de los sistemas láser de fibra, la generación del láser comienza por inyectar una intensa luz de los diodos en el extremo de los cables de fibra óptica impregnada con un elemento de tierra rara denominado iterbio. El iterbio en los cables de fibra óptica absorbe la energía del diodo de luz y luego la libera bajo la forma de fotones capaces de viajar por los cables ópticos. Los fotones que dejan los cables ópticos crean un rayo láser a una longitud de onda de 1062 nm. El proceso es rápido y la mayoría de los equipos de grabado láser funcionan en casi cualquier tipo de metal y en muchos plásticos técnicos.

Una de las aplicaciones más importantes del mercado industrial para el grabado láser es en el segmento de la identificación de seguridad. El grabado láser se revela como la opción ideal para la securización de tarjetas de crédito, documentos, tarjetas de identificación y otros artículos que requieran medidas de seguridad adicionales. Por ejemplo, en las tarjetas de identificación, los formatos de múltiples capas se utilizan para alterar el color de los pigmentos de la capa inferior sin afectar la superficie de la capa transparente. Esto asegura de que el producto sea seguro, produce imágenes y texto de alta calidad, y no se puede alterar, posee trazabilidad y también es totalmente personalizable según sean las necesidades existentes de cada organización.

Sin embargo, éste es sólo un aspecto de lo que el grabado láser puede ofrecer a las empresas industriales que buscan optimizar y mejorar su gestión y calidad. El grabado láser facilita el grabado de números de serie, fechas, horas, lotes, números de piezas, etiquetas, componentes, códigos de matriz de datos, símbolos y marcas comerciales, códigos específicos de la industria… El grabado láser ofrece una marca de la mayor calidad que la pueden leer escáneres de códigos de barra, escáneres RFID y otras herramientas de seguimiento de inventario. Además, los sistemas láser se pueden conectar a una red de fábrica como una manifestación de la “IIoT” o “Internet Industrial de las cosas”, lo que presenta nuevas posibilidades de mantenimiento de sistemas, monitoreo, operación, resolución remota de problemas y soporte para los productos.

El uso creciente de láseres industriales en la fabricación se puede apreciar en multitud de aplicaciones como procesamiento de materiales, micromaquinado, marcado y grabado realizados por láser. La tecnología láser permite que las industrias aporten un gran valor agregado a aquellos productos que elaboran. Podemos verlo en gran cantidad de ejemplos como son el grabado personalizado de nombres o logotipos, la aplicación simultánea de códigos de barras a múltiples productos, la incorporación de marcas de identificación para evitar falsificaciones, la producción de una variedad de marcas láser en diversos materiales, como metales desnudos, recubiertos, anodizados y revestidos, etc. En todos los casos, el trabajo de marcado y grabado se puede realizar con un altísimo nivel de detalle y gran precisión.

De esta forma, el grabado láser ha pasado a implantarse de manera definitiva como herramienta fundamental en todo proceso que implique identificación de piezas y artículos, controles de inventario, trazabilidad de productos, notificaciones de seguridad, etc, así como también sirve de gran ayuda en la gestión interna de la producción, almacenamiento y estocaje y prevención de pérdidas.

De este modo, gran cantidad de segmentos de la industria como la robótica, la impresión 3D, laboratorios, alimentación, logística, gestión de inventario, banca, seguridad, organismos oficiales del gobierno y el sector automotriz, hacen uso del marcado y grabado láser para proporcionar una capa adicional de seguridad y garantía.

Beneficios del grabado láser en el sector industrial

El uso del grabado láser en cuanto al grabado de marcas industriales ofrece una gran cantidad de ventajas y beneficios.

En primer lugar, el grabado láser puede ser aplicado en una gran cantidad de materiales rígidos y de gran durabilidad, como el metal, lo que incluye acero inoxidable, acero de herramientas y maquinaria, cobre, bronce, silicio, níquel, titanio, aluminio, aleaciones especiales, etc.

En segundo lugar, el grabado láser puede ser aplicado de forma automatizada a grandes cantidades de piezas o elementos a la vez o a gran cantidad de componentes en una línea de producción. Dependiendo del tamaño de las piezas y el tamaño del área de trabajo, la tecnología del grabado láser permite grabar cientos de piezas a la vez. Esto es una ventaja fundamental y especialmente importante a la hora de marcar tarjetas de identificación o grabar códigos de barras en piezas específicas que necesitan hacerse de forma rápida y precisa.

Por último, es frecuente que en la industria se manejen grandes piezas y elementos de gran peso y volumen que sean poco manejables y resulten incómodas y difíciles de grabar. Sin embargo, algunos equipos portátiles solventan estos problemas y permiten grabar hasta las piezas más grandes y colocadas en las posiciones más inaccesibles.

Un equipo de marcado para cada necesidad

Bien sea porque su producto precisa añadir una capa adicional de seguridad de cara a impedir fraudes o proteger la propiedad intelectual, o su industria sólo necesite acelerar el tiempo de grabado de códigos de barras u otras etiquetas de identificación en sus piezas y elementos específicos, SUCLISA INDUSTRIAL le proporciona los equipos de identificación y marcado adecuados que añadirán gran valor añadido a su producción, con una gran facilidad de uso y funcionalidad, de muy sencilla implantación en su cadena productiva y que no requieren un gran esfuerzo ni capacitación o formación específica.

Si le interesa recibir más información acerca de nuestros sistemas de marcado y grabado láser industriales póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos a encontrar la mejor opción para su empresa o producto.

 

AMAESTRAMIENTO DE LLAVES: QUÉ ES Y CUÁNTOS TIPOS HAY

Entendemos por el término «amaestramiento» como aquella racionalización jerarquizada del empleo de llaves. También es frecuente referirnos a este término cuando un elemento o cerradura es abierto por más de una llave diferente, o lo que es lo mismo, existe una llave «polivalente» capaz de abrir varios elementos según un Plan de Cierre establecido.

 El amaestramiento de llaves consiste en una técnica donde se da preferencia a una llave para que pueda abrir diversas cerraduras, a pesar de que éstas tengan diferentes combinaciones.

Se trata de un planteamiento estratégico que permite estructurar y dar permisos a ciertos usuarios. Podemos decir que el amaestramiento de llaves, en esencia, se trata básicamente de un proceso de planificación, donde se estudia las cerraduras y basándose en su diseño se crean alternativas para crear una o más llaves. A la larga se trata de un sistema flexible, que permite a un determinado grupo de usuarios disponer de sus propios permisos dentro de una serie de puertas, lo que establece jerarquías, impidiendo que una llave maestra de primer nivel tenga los mismos privilegios que una llave maestra global con acceso libre a todas las cerraduras.

 

Los tipos más comunes de amaestramiento que podemos encontrar son:

AMAESTRAMIENTO SENCILLO: Este sistema facilita una llave maestra que abre todas las cerraduras del grupo amaestrado, a pesar de que cada cerradura pueda disponer de su propia llave. Un amaestramiento sencillo de llaves lo podemos encontrar en viviendas, urbanizaciones, escuelas, así como pequeños edificios de oficinas, locales y equipos industriales de cierta importancia.

AMAESTRAMIENTOS JERARQUIZADOS: Este tipo de amaestramiento se caracteriza por disponer de varios grupos formados por un número determinado de cerraduras abiertas con su llave propia, una submaestra de grupo y una maestra que abre todos los grupos de cerraduras.

Un ejemplo típico de este tipo de amaestramiento lo podemos encontrar en pequeñas instalaciones en las que los grupos están formados por las habitaciones y salas de una planta, existiendo una llave  submaestra por planta y una llave maestra general que es capaz de abrir todas las salas y resto de servicios.

INSTALACIONES DE CIERRE CENTRAL O TIPO PORTAL: Las urbanizaciones, edificios comunitarios y pabellones presentan varias puertas accesibles a todos los usuarios: generalmente la entrada del portal, ascensores, garaje, trasteros, salas, laboratorios, azoteas, etc… Cada usuario puede abrir estas puertas con la misma llave que sólo abre su vivienda o espacio de trabajo.

    1.  Esta sola y única llave sirve también para cualquier otra cerradura de su uso privativo.
    2.  Creando llaves propias de los accesos, podemos realizar su control particular como por ejemplo el uso de plazas de garaje alquiladas.

INSTALACIONES CON LLAVE GENERAL, MAESTRA Y CRUZADOS: Se trata éste de un amaestramiento especialmente indicado en grandes empresas y organismos, donde las competencias y las responsabilidades de cada empleado aparecen bien definidas. Una instalación de este tipo resuelve los problemas de cierre más diversos y más complejos. Aquí una sola llave abre, por ejemplo, todas las puertas o solamente una determinada, o todas las puertas de determinado departamento, o tan solo las puertas de todos los pasillos, o solamente los despachos, o las ciertos talleres y laboratorios… en definitiva, sólo abre aquella puerta o equipo que se especifique. Esto es posible gracias a la particularidad de este sistema que permite el cruce de combinaciones, de forma que una misma puerta o equipo pueda ser abierto por llaves maestras y llaves submaestras.

 

AMAESTRAMIENTO DE LLAVES: SISTEMA LOTO Y BLOQUEO DE EQUIPOS

 

El objetivo principal de un sistema de bloqueado/etiquetado, en inglés: Lockout/Tagout (LoTo), es garantizar la seguridad de los operarios de mantenimiento, de máquinas, electricistas y otras personas en contacto directo o indirecto con fuentes de energía.

Las fuentes de energía bloqueadas por uno o varios operarios simultáneamente NUNCA se deben poner en marcha.

En el sistema LoTo la llave individualizada cumple dos características esenciales:
– con el candado abierto, la llave está retenida y no puede separarse del candado.
– una vez cerrado el candado, sólo una llave, para mayor seguridad en posesión del propio operario de mantenimiento, puede abrir el candado.

Por idénticos motivos de seguridad las llaves maestras siempre deben guardarse en un lugar seguro y ser usadas por un único responsable conocedor del sistema LoTo.

Hay un total de cuatro opciones de amaestramiento para llaves de los candados de seguridad LoTo:

 

1. AMAESTRAMIENTO CON DISTINTAS LLAVES

Los candados se entregan «con distintas llaves». Esto significa que la llave de un candado no debería poder abrir otro candado distinto. Los candados convencionales usan cilindros de 5 o de 6 pasadores para ofrecer un alto nivel de seguridad. Los candados modernos mejoran la seguridad aumentando sustancialmente el número de posibles combinaciones. Ambos elementos, los cilindros y las llaves, están maquinados con precisión para cumplir la normativa más rigurosa.

Esto nos permite ofrecer un mayor número de llaves exclusivas que otros candados con el mismo número de pasadores, lo cual hace muy poco probable que reciba alguna vez un candado duplicado.

Para garantizar que cada candado es diferente, podemos registrar sus candados y asegurarnos de que cada candado que recibe es distinto de los demás (KD: Keyed Different).
Es la solución perfecta para aplicaciones sencillas de bloqueado/etiquetado (LoTo) con un número manejable de puntos de aislamiento de fuentes de energía.

*Los candados de cables compactos están disponibles con distintas llaves y con la misma llave como productos estándar.

 

2. AMAESTRAMIENTO CON LA MISMA LLAVE

Cuando tienen la misma llave, todos los candados de un conjunto determinado se pueden abrir con esa misma llave. Esta opción resulta ventajosa cuando se asignan varios candados a un mismo empleado (KA: Keyed Alike).

Es una buena solución para situaciones en que una sola persona es responsable de múltiples máquinas o fuentes de energía.

 

3. AMAESTRAMIENTO CON LLAVE MAESTRA

Se puede usar una llave maestra para abrir varios candados, aunque cada uno de ellos tenga su propia llave exclusiva. Esto permite a los supervisores retirar fácilmente un candado en casos de emergencia.

Con el fin de que los trabajadores conserven el control exclusivo, las llaves maestras deben guardarse en un lugar seguro al que solo pueda acceder miembros de la dirección (MK: Master Key).

 

4. AMAESTRAMIENTO CON GRAN LLAVE MAESTRA

Por último, el sistema de llave maestra se puede ampliar a varios equipos. De este modo, cada equipo tiene una llave maestra y todos los candados de todos los equipos se puede abrir con una «Gran» llave maestra, si es necesario (GMK: Grand Master Key).

 

ETIQUETADO PARA CABLES; CÓMO UTILIZARLO Y APLICARLO DE MANERA CORRECTA Y EFICAZ

Un correcto sistema de etiquetado de cables es fundamental para la identificación, ensamble y reparación de paneles de control eléctrico y sistemas de datos y telecomunicaciones. Supone sin duda un necesario coste inicial que ahorra tiempo y recursos y suma eficacia cuando es necesario realizar cambios o reparaciones a los sistemas de producción a los que se aplica.

Existen distintos tipos de etiquetas para cables y alambres entre los que elegir; esto incluye etiquetas termocontráctiles, etiquetas envolventes, etiquetas autolaminables, banderas y tarjetas rígidas.

A la hora de decantarse por el sistema de etiquetado más adecuado para cables en nuestra actividad, podemos realizarnos las siguientes cuatro preguntas clave para ayudarle a a decidir qué tipo de marcador o etiqueta es el mejor;

  1. ¿Existen especificaciones y requerimientos de la industria o de clientes que se tengan que cumplir obligatoriamente?
  2. ¿A qué ambiente o sustancias químicas van a ser expuestas nuestras etiquetas a lo largo de su vida útil?
  3. ¿El marcaje y etiquetado se realiza antes de la terminación y acabado o entrega del producto?
  4. ¿Cuál es el calibre del cable que estamos etiquetando?

¿QUÉ DEBEMOS TENER EN CUENTA A LA HORA DE ETIQUETAR CABLES?

  1. Un correcto etiquetado para cables debe ser lógico y consistente, en todas las ubicaciones y deben ser consistentes con la documentación de los mismos. Esto implica que todas las etiquetas deben tener una forma fácil de ser identificadas, con un sistema alfanumérico lógico.
  2. Una etiqueta correctamente elaborada debe permitir identificar la ubicación física del servicio a nivel, edificio, planta, cuarto de comunicaciones, departamento, rack, patch-panel, puerto, etc. Para esto es fundamental que el servicio (cable) este etiquetado en los dos extremos del cable. Esto permitirá que cualquier cambio o interacción con el cable resulte más sencilla y reduzca el riesgo de errores o incidentes.
  3. El etiquetado debe ser fácil y sencillo de leer, y ofrecer la misma vida útil que la del componente que se esté etiquetando; ser legible, que se adhiera, etc.
  4. Preferiblemente suele considerarse más seguro aquél etiquetado que envuelve completamente el cable, para ello existen etiquetas especiales e impresoras especiales diseñadas para etiquetar este tipo de cableado. instalación de cableado estructurado

Es importante resaltar que el etiquetado debe facilitar su labor como gestor y administrador de la infraestructura donde el cableado esté integrado, garantizando que se puedan realizar los cambios necesarios de forma rápida y eficaz, y documentando siempre aquellos ajustes realizados mediante una memoria técnica para que cualquier otro operario que tenga que hacer un cambio, reparar un daño o revisar el cableado, pueda hacerlo con facilidad y todas las garantías de seguridad.

 

DIFERENTES TIPOS DE CABLES

La oferta existente en el mercado en cuanto a cables eléctricos se refiere es enormemente amplia y variada, resulta complicado agrupar todos los diversos tipos que existen. Trataremos de acercarnos en este breve resumen a los tipos de cable más comunes y habituales:

  1. Cable de construcción no metálico: Este tipo de cable está formado por un grupo de cables, en un número que suele oscilar entre dos y cuatro normalmente. Los cables de construcción no metálico están cubiertos por un aislante termoplástico. Además, este tipo de cable cuenta con un cable pelado para la conexión a tierra.
  2. Cable unipolar: Es aquel cable formado únicamente por un único hilo conductor.
  3. Cable multipolar: Este cable está compuesto por múltiples hilos conductores.
  4. Cable trenzado: Se trata de un tipo de cable formado a su vez por varios cables que se encuentran entrelazados.
  5. Cable multiconductor: Este tipo de cable también se conoce como «cable multinúcleo». Se caracteriza por contar con más de un conductor aislado individualmente. Además, este tipo de cable dispone de otro tipo de aislante para mayor seguridad.
  6. Cable blindado: Este cable está compuesto por un conjunto de cables recubiertos por un revestimiento metálico. Generalmente encontramos en él tres cables: uno de tierra, uno neutro y otro para la corriente. Este tipo de cables son muy fecuentemente utilizados para el suministro de electricidad.
  7. Cable flexible: El cable flexible es uno de los cables más utilizados. Está conformado por alambres finos muy fáciles de doblar y retorcer, de ahí el nombre de flexible.
  8. Cable dúplex: Compuesto por dos conductores de cobre con aislante PVC. Estos se encargan de suministrar energía a aparatos eléctricos de baja tensión.
  9. Cable coaxial: Es un cable formado por un núcleo de cobre que está protegido por un aislante dieléctrico. Este cable está cubierto por un escudo de cobre tejido. A su vez, el cable está rodeado de una funda de plástico exterior.

ETIQUETAS PARA CABLES MÁS FRECUENTES

Como ejemplos más comunes y habituales de etiquetado de cables que podemos encontrar en el campo de la electricidad y telecomunicaciones, tenemos los siguientes:

Etiquetas termocontráctiles para cables y alambres

Se trata de un sistema de etiquetado óptimo para cables y alambres no terminados o que precisan una resistencia superior a la abrasión o sustancias químicas.

Este tipo de etiquetas para cables son no adhesivas y se ajustan alrededor de cables o alambres cuando se les aplica calor, para aportar una mayor protección y una identificación permanente. Estas etiquetas termocontráctiles tienen un diseño de círculo completo que ofrece marcaje rápido y permanente de alambres. Sobre ellas se puede imprimir textos y códigos claros y legibles para cables y alambres con una impresora apropiada, para obtener una adecuada, correcta y eficaz identificación. Los materiales de las etiquetas para cables y alambres se distinguen en entornos extremos, incluyendo las fluctuaciones de temperatura y entornos que requieren resistencia a abrasión y a distintas sustancias químicas.


Etiquetas Envolventes Para Cables y Alambres

Las etiquetas envolventes se utilizan por lo común para el marcaje general de cables y alambres terminados y no terminados y alambres curvos.

Las etiquetas de cables y alambres son una solución frecuentemente empleada para la identificación eléctrica, de telecomunicaciones y de comunicación de datos. Le permitirán identificar rápidamente las líneas de voz y datos durante la resolución de problemas o reparación. Las etiquetas de identificación de cables y alambres están disponibles en una gama de materiales adecuados para muchos entornos diferentes para aplicaciones.


Etiquetas Autolaminables para Alambres y Cables

Las etiquetas autolaminables son unas buena solución para identificar cables o alambres terminados que pueden requerir una mayor resistencia adicional a la abrasión o a sustancias químicas a las que puedan estar expuestos.

Así, es frecuente el uso de ese tipo de etiqueta para la identificación eléctrica, de telecomunicaciones y de comunicación de datos. Este etiquetado permite identificar rápidamente las líneas de voz y datos durante la resolución de problemas o reparación. Las etiquetas de identificación de cables y alambres están disponibles en una variada gama de materiales adecuados para muchos entornos diferentes para aplicaciones.


Etiquetas tipo bandera para cables y alambres

Las banderas para cables están pensadas para colocar una mayor cantidad de datos en cables y alambres de diámetro pequeño, como pueden ser por ejemplo los cables de fibra óptica. Asegura de esta forma una correcta legibilidad en los cables demasiado finos.


Tarjetas No Adhesivas

Las tarjetas no adhesivas son ideales para cables multiconductores o agrupaciones de cables y alambres, agrupando e identificando de manera rápida y sencilla distintos tipos o grupos de cables.


EQUIPOS E IMPRESORAS DE ETIQUETAS PARA CABLE Y ALAMBRE

En SUCLISA INDUSTRIAL disponemos de una amplia variedad de equipos de impresión e impresoras para facilitar la tarea de etiquetado de cables. Disponemos de equipo tanto de sobremesa como portátil, adecuado a la tipología del trabajo requerido en cada momento sea cual sea su actividad. A modo de muestra, destacamos varios de nuestros modelos más habituales y versátiles tanto en inyección de tinta como en transferencia térmica.

Impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i3300

La impresora de etiquetas industrial BradyPrinter i3300 es una impresora para PC fácil de usar y sin complicaciones.
La impresora puede imprimir una amplia gama de letreros y etiquetas en monocolor. Imprima etiquetas para identificar cables, productos, así como etiquetas precortadas para identificación de cables, productos y laboratorio, muestras de laboratorio e instalaciones sin ningún problema.

Impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i3300

 


Impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i5100

La impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i5100 es inteligente y fácil de usar, ofrece un excelente rendimiento e imprime más de 1200 etiquetas de identificación estándar más etiquetas personalizadas específicas del usuario.

Impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i5100

 


Impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i7100

La impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i7100 es una impresora de etiquetas fiable, de alta precisión y alta resistencia que imprime rápidamente una amplia variedad de materiales de identificación de gran calidad para numerosas aplicaciones, como la identificación de componentes y activos, cables y placas de circuitos impresas.

Impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i7100

 


Impresora aplicadora Wraptor A6500

La impresora aplicadora para identificación de cables Wraptor A6500 convierte tareas rutinarias, ineficientes y laboriosas en un proceso automatizado moderno. La impresora permite identificar cables con etiquetas envolventes en solo 5 segundos. Imprime automáticamente y aplica la etiqueta en un amplio rango de cables insertables, lo que conlleva un ahorro de hasta 10 segundos por cable identificado.

Impresora Wraptor A6500

 


BradyGrip para cinta de cierre

Ahora tiene en sus manos una identificación de cables rápida y fiable gracias a la asociación entre Brady y VELCRO® Brand. El material de impresión BradyGrip™ para cinta de cierre es una solución única que permite imprimir fácilmente la identificación y colocarla en mazos de cables. Gracias a su reverso adherente se puede colocar o retirar fácilmente, evitando los costes de tener que rehacer la identificación. Imprimir y colocar: así de sencillo.

 


 

Como hemos indicado más arriba, en el mundo del etiquetado para cables existe una variedad de modelos y soluciones tan amplias y diversas como aplicaciones existentes en industria, por eso le ofrecemos el equipo de impresión a la medida justa de sus necesidades; no dude en ponerse en contacto con nosotros para resolver cualquier duda respecto a éste o cualquier otra solución de etiquetado industrial, disponemos exactamente de la máquina que está buscando.

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Estamos a su disposición en www.suclisaindustrial.com y en seguridad@suclisa.com

ETIQUETADO PELIGROSO: REQUISITOS DE ETIQUETADO DEL SISTEMA GLOBALMENTE ARMONIZADO (GHS)

La exposición a productos químicos peligrosos es una seria amenaza a la que se exponen tanto industrias como trabajadores y consumidores. Para evitar daños, muchos países desarrollaron legislaciones que previenen de estos peligros de una forma correcta mediante el etiquetado. La existencia de diferentes métodos de comunicación de riesgos en cada país hizo ver la necesidad de implantar un sistema armonizado para unificar los criterios a nivel mundial. El GHS ofrece un conjunto de recomendaciones que tratan de unificar los criterios de clasificación de los productos químicos a nivel mundial. 

¿QUÉ ES EXACTAMENTE EL GHS?

El Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (GHS, por el acrónimo de Global Harmonized System en inglés) comprende un conjunto de criterios armonizados sobre el peligro de las sustancias químicas. Estos criterios se utilizan en las etiquetas y las fichas de datos de seguridad para informar de los peligros.

La decisión de crear el GHS se originó a partir del Capítulo 19 de la Agenda 21, aprobada en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD, 1992). Tras una labor técnica intensiva para acordar los criterios armonizados, se adoptó el GHS en 2002.

Este trabajo técnico se coordinó y gestionó bajo los auspicios del Grupo de Coordinación de la Armonización de los Sistemas de Clasificación de Productos Químicos (CG/HCCS) del Programa Interinstitucional de Gestión Racional de los Productos Químicos (IOMC). Los responsables de las cuestiones técnicas necesarias para completar el trabajo fueron: la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la comunicación de peligros; la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para la clasificación de los peligros para la salud y ambientales; y el Subcomité de Expertos en Transporte de Mercaderías Peligrosas de las Naciones Unidas (UNSCETDG) y la OIT para los peligros físicos.

Los criterios armonizados permiten clasificar las sustancias químicas por el peligro que entrañan y etiquetarlas mediante declaraciones y pictogramas de peligro normalizados.

En la actualidad, el GHS es un estándar que puede utilizarse en todo el mundo.

En Europa el GHS de sus siglas en inglés comenzó a implantarse con modificaciones, en enero de 2009, bajo las siglas CLP, acrónimo de Classification, Labelling and Packaging. En junio de 2015 la implantación se dio por concluida y en la Unión Europea sólo puede usarse esta nueva clasificación.

CÓMO CUMPLIR CON LAS NORMAS DE ETIQUETADO DEL GHS

REQUISITOS PARA EL ETIQUETADO GHS

Un programa de comunicación de riesgos documenta y detalla cómo una empresa responde a sustancias peligrosas. Rastrear, mantener y gestionar un inventario de sustancias químicas es crucial para disponer de un plan de comunicación de riesgos en regla y para cumplir con el GHS. Para poder mantener un plan exitoso, debe mantener su inventario organizado y actualizado.

 

El etiquetado es la base del cumplimiento del GHS. Con un énfasis en la consistencia y en la comprensión de las etiquetas para sustancias químicas, es importante saber cuáles son los componentes de una etiquetas GHS para contenedores primarios y secundarios. Existen seis elementos clave en una etiqueta GHS que debe conocer.

LOS SEIS ELEMENTOS DE UNA ETIQUETA GHS

En una etiqueta de peligro GHS, podemos encontrar los siguientes elementos:

  1. PALABRA DE AVISO: La palabra de aviso indica el nivel de peligro. «Peligro» se usa para los casos más severos, y «Advertencia” es menos severo.
  2. SÍMBOLOS GHS (PICTOGRAMAS DE PELIGRO): Estos pictogramas se utilizan para identificar productos peligrosos y normalmente se agrupan por riesgo químico/físico, riesgo para la salud y riesgo para el medio ambiente.
  3. INFORMACIÓN DEL FABRICANTE: Esto identifica el nombre, dirección y número de teléfono de la empresa fabricante.
  4. INDICACIONES DE PRECAUCIÓN/PRIMEROS AUXILIOS: Son frases que están ligadas a cada indicación de riesgo; describen precauciones generales para prevención, respuesta, almacenamiento o eliminación. Estas indicaciones se encontrarán en la Hoja de Datos de Seguridad de la sustancia química. De forma similar a las indicaciones de riesgo, las indicaciones de precaución pueden identificarse con un código P (por ejemplo, P100).
  5. INDICACIONES DE PELIGRO: Son frases que describen la naturaleza de los productos peligrosos y su grado de peligro. Las indicaciones de riesgo se encuentran en la Hoja de Datos de Seguridad (HDS) del producto químico y se identifican con un código H (por ejemplo, H100).
  6. NOMBRE DEL PRODUCTO O IDENTIFICADORES: Este apartado identifica el nombre del producto o sustancia química. Se pueden anotar identificadores adicionales a la derecha de la información del fabricante.

ETIQUETADO DE CONTENEDORES PRIMARIOS Y SECUNDARIOS

·ETIQUETADO DE CONTENEDORES PRIMARIOS

Se entiende por contenedores primarios de productos químicos todas aquellas bolsas, barriles, cilindros, botellas, cajas, latas, etc que la industria recibe del fabricante. Todos estos contenedores deben ser etiquetados siguiendo los requisitos del GHS, incluyendo los seis elementos arriba indicados.

Cuando un contenedor muestra una etiqueta directamente de un proveedor, ésta no puede ser eliminada, alterada o modificada total o parcialmente. Si es necesario reemplazarla, la nueva etiqueta debe de contener exactamente la misma información que la etiqueta original.

·ETIQUETADO DE CONTENEDORES SECUNDARIOS

Los contenedores secundarios normalmente son más pequeños que los contenedores primarios y pueden incluir tarros, probetas, botellas atomizadoras, jarras, frascos,… Estos contenedores normalmente contienen productos químicos que han sido transferidos previamente desde un contenedor primario. Los contenedores secundarios deben de cumplir de igual forma con los mismos requisitos de etiquetado GHSexcepto cuando se garanticen los siguientes criterios:

  • El material es utilizado dentro del turno de trabajo del individuo que hace la transferencia.
  • El operario que realizó la transferencia se encuentra en el área de trabajo durante todo el tiempo de uso.
  • El contenedor permanece en el área de trabajo y en poder del operario que llenó el contenedor.

No se han modificado específicamente los requisitos generales de etiquetado de contenedores secundarios. Los responsables deben contar con la opción de crear sus propias etiquetas para el lugar de trabajo usando toda la información proporcionada por el fabricante o usando una combinación de los elementos en el ejemplo anterior de etiqueta GHS específicos para los peligros de las sustancias químicas.

 

En SUCLISA INDUSTRIAL contamos con un amplio catálogo de productos de etiquetado industrial de alta duración, impresoras o software de alto rendimiento. Si necesita orientación o asesoramiento sobre este tipo de soluciones para la creación de un entorno laboral seguro y bien señalizado, no dude en contactarnos.

 

www.suclisaindustrial.com

 

 

 

ETIQUETADO DE MUESTRAS: SOLUCIONES PRÁCTICAS Y ÚTILES DE ETIQUETADO E IDENTIFICACIÓN DE MUESTRAS DE LABORATORIO

La seguridad de disponer de un sistema de identificación y etiquetado sencillo, accesible, rápido y seguro de las muestras supone el comienzo con garantías de cualquier trabajo de investigación o producción en un laboratorio. Por ello es indispensable contar con las mejores soluciones para automatizar el etiquetado de las muestras, bien sea en el laboratorio de investigación o en las salas de control de calidad o de proceso. Para ello una de las mejores opciones es la automatización de la impresión de etiquetas en su entorno de trabajo, ya sea con una simple identificación manual de la muestra o bien con un sistema de generación de etiquetas automatizado e integrado directamente en su sistema de gestión, existen distintas opciones adaptadas a cualquier necesidad.

IMPRESORAS DE ETIQUETAS INTELIGENTES PARA LA IDENTIFICACIÓN Y ETIQUETADO DE MUESTRAS

Existen distintas opciones de equipo y maquinaria de impresión para la impresión de etiquetado de alta calidad, sin pérdida de datos en impresión y sin necesidad de calibración previa. Estas impresoras inteligentes permiten generar códigos lineales o 2D (DataMatrix, QR) y emplean códigos de color para la identificación. Imprimen en alta definición y en diferentes tamaños, formas y calidades incluso para identificar el código DM en el tapón de un tubo eppendorf.

Considerando las múltiples y diversas necesidades de etiquetado según el entorno de trabajo, disponemos de impresoras de bolsillo y portátiles para el trabajo en el propio laboratorio o en la propia zona de producción, así como de  impresoras de sobremesa con mayores posibilidades, capacidad y velocidad.

En SUCLISA INDUSTRIAL ponemos a su disposición una amplia variedad de modelos de impresoras de etiquetas de laboratorio y marcaje de muestras en nuestro catálogo. A modo de ejemplo, queremos destacar cuatro, tres de sobremesa y una portátil, por ser algunos de los modelos de impresora más utilizadas y demandadas habitualmente:

 

La IMPRESORA DE ETIQUETAS A COLOR BRADYJET J2000 se trata de una impresora de inyección de tinta y a todo color, muy práctica y fácil de usar. Con ella podrá imprimir etiquetas técnicas de alta resolución para la identificación de muestras de laboratorio, y además sirve parael diseño de rótulos para colocar sobre instalaciones y herramientas.

Permite clasificar las distintas muestras por colores e identificarlas a simple vista. Asegura la trazabilidad y el seguimiento de las muestras al imprimir etiquetas de alta calidad y durabilidad, economizando recursos y optimizando el tiempo de etiquetado.

Impresora de etiquetas a color BradyJet J2000

La IMPRESORA DE ETIQUETAS INDUSTRIALES BRADYPRINTER i3300 es una impresora compacta, de escritorio, muy versátil y cómoda de usar. es una impresora para PC de uso sencillo y sin complicaciones. La impresora puede imprimir una amplia gama de letreros y etiquetas en monocolor. Permite la impresión de etiquetas para identificación de cables y productos, así como etiquetas precortadas para identificación de cables, productos y laboratorio, muestras de laboratorio e instalaciones sin ningún problema.

Esta impresora simplifica, acelera y mejora la calidad del etiquetado tanto en  laboratorios como en la industria.

Impresora de etiquetas industriales BradyPrinter i3300

La IMPRESORA DE ETIQUETAS BBP12 se trata de una impresora compacta de sobremesa perfecta para aquellos laboratorios que necesitan un volumen medio de etiquetado y diferentes formatos de etiquetas. Es una impresora por transferencia térmica básica de sobremesa, fiable y asequible. Resulta ideal para clientes que necesiten imprimir volúmenes reducidos en numerosos materiales distintos en los mercados especializados de los sectores eléctricos, electrónicos, de laboratorios y de comunicaciones de voz y datos. Permite imprimir etiquetas, citas, marcadores de cables, manguitos y mucho más. Con una alta velocidad de impresión, una extensa lista de opciones de etiquetado y un diseño sencillo, la impresora BBP12 destaca por su versatilidad: admite una gran variedad de materiales (papel, vinilo -también autolaminado-, polipropileno, poliéster, tela de vinilo, tejido de nailon, manguitos de poliolefina, poliamidas, materiales a prueba de manipulaciones, etc.), y diferentes anchos  (10-112 mm) en rollos de etiquetas de entre 25 mm y 76 mm.

Esta impresora permite imprimir etiquetas de identificación general y de todo tipo de muestras: tubos o envase primario en la recepción, envases, viales, tubos eppendorff, crioviales, placas,… o incluso etiquetas para identificación de activos.

Impresora de etiquetas BBP12

La IMPRESORA BRADY M611 es una herramienta portátil para diseñar fácilmente y sobre el terreno las etiquetas más complejas, tan sólo utizando un smartphone y la app gratuita Label Express de Brady WorkStation antes de pasar a imprimir sobre materiales de etiquetas fiables de grado industrial. Ofrece una usabilidad óptima en aquellos trabajos en salas se seguridad o en emplazamientos de acceso restringido.

Una solución segura y duradera para imprimir sus etiquetas desde cualquier lugar, un elemento indispensable para el trabajo de campo y un puente directo entre el lugar de muestreo y el laboratorio.

impresora-portatil-m611

 

………………………………………………………………………………………………………….

SOLICITE MÁS INFORMACIÓN SOBRE LAS ETIQUETAS DE LABORATORIO Y MARCAJE DE MUESTRAS DE SUCLISA INDUSTRIAL

 

EMPLEO E IMPRESIÓN DE ETIQUETAS TÉCNICAS

Existe un amplio y extenso rango de posibilidades en el campo de la identificación y etiquetado de muestras; por destacar quizás las más utilizadas e importantes, podríamos ceñirnos a  las siguientes. A modo de ejemplo, del amplio rango de posibilidades en cuanto a materiales técnicos, tamaño y resistencia, podemos destacar tres:

  • ETIQUETAS AUTOCLAVABLES Y REPOSICIONABLES

Diseñadas especialmente para soportar algunos de los entornos más duros en experimentación, almacenamiento de muestras o procesos industriales. Resisten la esterilización a altas temperaturas para la eliminación de la contaminación microbiana.

Con este tipo de etiquetado asegurará la trazabilidad de su muestra en todo momento, aunque el contenedor etiquetado cambie de entorno y condiciones. Además, cuentan con la posibilidad de despegarse, sin dejar rastro de residuos adhesivos y sin necesidad de usar productos de limpieza o tratamientos mecánicos agresivos para su eliminación.

 

  • ETIQUETAS DE IDENTIFICACIÓN PARA ESTERILIZACIÓN

Un etiquetado seguro y de calidad que logra la identificación, trazabilidad y almacenamiento de la muestra durante todo el proceso analítico. Y en este caso, la esterilidad de los materiales utilizados y de la muestra en sí misma.

 

  • ETIQUETAS CRIOGÉNICAS FREEZERBONDZ®

Estas etiquetas están especialmente diseñadas para adherirse permanentemente y resistir temperaturas extremadamente bajas y condiciones extremas incluso en nitrógeno líquido, u otras en el laboratorio. Las etiquetas FreezerBondz® se fabrican en un poliéster muy delgado para evitar que los tubos obstruyan o se atasquen en centrifugadoras, bloques de PCR o crioboxes. Se adhieren con firmeza a viales, tubos y frascos, resisten disolventes, agentes cáusticos, hielo seco y LN2, y permanecen perfectamente legibles y sin desprenderse de su soporte mientras dure el almacenamiento, manteniendo con garantía la trazabilidad y seguimiento de sus muestras.

 

Pero como reseñamos más atrás, estas tres son sólo una muestra del amplísimo catálogo de etiquetas y sistemas de identificación existentes en el mercado.

 

CONTACTE CON NOSOTROS Y DESCRÍBANOS CUÁLES SON SUS NECESIDADES DE ETIQUETADO DE MUESTRAS PARA PODER FACILITARLE MAYOR INFORMACIÓN, ESTAMOS CONVENCIDOS DE QUE TENEMOS EN NUESTRO CATÁLOGO LA ETIQUETA QUE EXACTAMENTE NECESITA SU LABORATORIO

En SUCLISA INDUSTRIAL ponemos a su disposición las etiquetas técnicas más apropiadas para el etiquetado de muestras en cualquier entorno de trabajo y condiciones en laboratorio: disponemos del mejor material para la identificación permanente de criotubos, crioviales, tubos de PCR , tubos eppendorf,  tubos para muestras de sangre, para placas, frascos para el autoclave (removibles),  racks y crioboxes de congelador…