PAUTAS DE ETIQUETADO PARA PRODUCTOS ELECTRÓNICOS

Los equipos y componentes eléctricos tienen que ver con la precisión. Cada elemento debe diseñarse y ensamblarse según especificaciones exactas para funcionar de manera segura y satisfactoria. Los detalles importan. Desde el teléfono de última generación hasta las lámparas que iluminan un pabellón, todos los microchips, transistores y cables que brindan energía, movimiento y función a los dispositivos industriales y de consumo que hacen posible la vida y el trabajo modernos. La electrónica está en todas partes, y con cada dispositivo y sus componentes viene una etiqueta y, en muchos casos, varias etiquetas.

Las etiquetas de los productos electrónicos indican a las personas cómo usar los productos de manera segura. Indican a los compradores dónde se fabricaron los componentes y qué sustancias contienen. Garantizan la autenticidad y certifican el cumplimiento de la normativa medioambiental y los estándares de calidad.

Hay muchos factores a considerar cuando se trata de etiquetar productos electrónicos. Indicamos a continuación varios de los más importantes.

MATERIALES ELEGIDOS EN CADA ETIQUETA

Dada la función vital (y con frecuencia legalmente requerida) que realizan las etiquetas electrónicas, es esencial que resistan los extremos de sus entornos cotidianos. Si una etiqueta de advertencia de alto voltaje se despega de un equipo, por ejemplo, las personas podrían resultar heridas. Si una etiqueta de instrucciones se vuelve ilegible, las personas podrían hacer un mal uso del dispositivo o maquinaria y dañar sus equipos o a ellos mismos u otras personas o bienes.

Con toda la energía que los atraviesa, los dispositivos electrónicos pueden calentarse y aflojar las uniones de ciertos adhesivos de etiquetas. Las luces brillantes y el calor pueden decolorar la tinta y hacer que se corra. El manejo constante de los productos electrónicos de consumo (teléfonos, ordenadores portátiles, auriculares…) puede rasgar las etiquetas o arrancarlas de inmediato.

Por tanto, hay que pensar en la combinación de material de etiqueta, adhesivo y superficie de aplicación. Por ejemplo, algunos adhesivos se adhieren al metal pero fallan al plástico. Las etiquetas de papel pueden desmoronarse en ambientes húmedos, mientras que las sintéticas permanecerán intactas.

Si no está seguro de qué materiales de etiquetas y adhesivos funcionarán mejor en su producto, un impresor de etiquetas con experiencia puede ayudarlo a tomar las decisiones correctas.

 

CUMPLIMIENTO DE REGLAMENTOS Y NORMAS

Una amplia gama de regulaciones gubernamentales y estándares de la industria dictan cómo debe etiquetar sus productos electrónicos, qué información deben proporcionar las etiquetas y cómo deben formatearse las etiquetas. Lo que complica las cosas es el hecho de que estas reglamentaciones a menudo se aplican al lugar donde tiene la intención de distribuir sus productos, no solo donde los fabrica. Un impresor de etiquetas experto puede guiarlo a través de las normas de etiquetado que debe cumplir su producto electrónico y asesorarlo sobre el formato y la redacción adecuados de su etiqueta.

Una impresora puede agregar funciones avanzadas como holografía, tinta que cambia de color y microimpresión para hacer que los productos reales sean difíciles de replicar y las falsificaciones fáciles de detectar. Si está leyendo esto en una computadora portátil, mire hacia abajo y hacia la izquierda, justo debajo de su teclado. Es muy probable que vea una etiqueta de un destacado fabricante de chips. Esa etiqueta contiene una combinación específica de elementos visuales. Esos elementos están ahí no solo para hacer que la etiqueta se vea más atractiva, sino que también sirven como una importante herramienta de protección de la marca para los fabricantes de la computadora portátil y su chip de procesador.

Las etiquetas de seguimiento utilizan tecnología RFID o de código de barras para seguir los productos a lo largo de la cadena de suministro, lo que garantiza que no se desvíen hacia el mercado gris.

Las etiquetas también pueden ayudar a los fabricantes a administrar sus garantías. Las etiquetas a prueba de manipulaciones se pueden usar para indicar si un consumidor desarmó un producto por sí mismo antes de buscar una reparación en garantía, lo que podría afectar las obligaciones del propietario de la marca de realizar esa reparación en garantía. Este tipo de enfoque, que ayuda a mitigar algunos de los riesgos asociados con la oferta de reparaciones en garantía, puede ser fundamental para permitir que un fabricante ofrezca un programa de garantía atractivo. Ese podría ser el tipo de diferenciación que atrae a los consumidores a elegir esos productos en un mercado competitivo y abarrotado.

Los usos potenciales de las etiquetas con características de seguridad son de gran alcance, según la naturaleza específica del producto en cuestión y la creatividad del equipo detrás del producto. Un impresor de etiquetas experto puede ayudarlo a elegir las características de las etiquetas que satisfagan sus necesidades de seguridad y se ajusten a su presupuesto.

 

RECICLAJE DE ETIQUETAS Y PRODUCTOS ELECTRÓNICOS

En su mayor parte, no se puede simplemente tirar un artículo electrónico en un contenedor de reciclaje convencional. Si bien los productos electrónicos están hechos de plástico, metal y vidrio, todos recursos que pueden ver una nueva vida después de ser reciclados, también pueden contener materiales peligrosos para la salud humana y el medio ambiente.

Los desechos electrónicos se acumulan en los vertederos de todo el mundo, filtrando sustancias peligrosas al medio ambiente. Según el Programa para el Medio Ambiente de las Naciones Unidas, se generan cerca de 50 millones de toneladas de desechos electrónicos al año. Y la mayoría no pasan por el sistema de reciclaje óptimo para el medio ambiente, lo que puede llegar a afectar a la salud de los humanos.

Pero junto con esta preocupante tendencia viene una prometedora. Cada vez más marcas comienzan a tomar en serio su responsabilidad de  proteger y preservar el medio ambiente  y el bienestar de sus comunidades.

Los fabricantes de productos electrónicos pueden contribuir al movimiento ecológico ayudando a sus clientes a encontrar formas seguras de reciclar sus productos cuando terminen con ellos. Las etiquetas juegan un papel crucial para mantener los productos electrónicos fuera de los vertederos. Las etiquetas pueden recordar a los consumidores que reciclen o donen, dirigir a las personas a los puntos de venta adecuados para reciclar productos electrónicos y alertar a las instalaciones de reciclaje sobre la presencia de materiales tóxicos.

Una buena etiqueta de reciclaje de productos electrónicos:

  • Da instrucciones claras en una fuente legible.
  • Utiliza símbolos e imágenes que son fácilmente descifrables, con colores que se destacan.
  • Se coloca en un lugar donde los consumidores y el personal de reciclaje no se lo pueden perder.
  • Es lo suficientemente resistente como para durar toda la vida útil del producto.

OTROS FACTORES A CONSIDERAR PARA EL ETIQUETADO ELÉCTRICO Y ELECTRÓNICO

Estos son algunos otros requisitos especiales a tener en cuenta al elegir etiquetas para dispositivos y componentes eléctricos:

Electricidad estática

Incluso pequeños niveles de electricidad estática, como la cantidad generada al despegar una etiqueta de su parte posterior, pueden dañar equipos eléctricos sensibles. El proceso de impresión también puede impregnar las etiquetas con una carga estática pequeña pero significativa, que luego puede descargarse en los dispositivos y componentes cuando se aplican las etiquetas.

Para evitar daños por estática, los fabricantes de productos eléctricos pueden elegir etiquetas de descarga electrostática (ESD). Este tipo de etiqueta está diseñada para disipar una carga eléctrica sobre su superficie, minimizando la acumulación que conduce a descargas estáticas dañinas.

Áreas empotradas y recortes

Muchos dispositivos eléctricos incluyen áreas empotradas en sus superficies en las que las etiquetas deben encajar perfectamente. Si las etiquetas son demasiado grandes para el área empotrada, burbujearán alrededor de los bordes. Si las etiquetas son demasiado pequeñas, no se verán bien.

Idiomas, Mercados Internacionales y Regulaciones Internacionales

La mayor parte de la información de esta página está diseñada para empresas de electrónica que hacen negocios en Europa, Estados Unidos e Iberoamérica. Otros mercados extranjeros pueden tener diferentes regulaciones con respecto a las etiquetas, especialmente con respecto a las advertencias ambientales o de salud y seguridad. Si planea vender su producto en mercados desconocidos, asegúrese primero de conocer los requisitos de las etiquetas locales.

 

 

 

 

TODO LO QUE NECESITA SABER SOBRE LAS ETIQUETAS PARA PANELES ELÉCTRICOS

Los paneles eléctricos industriales se utilizan en numerosas industrias para dirigir las corrientes eléctricas entre los muchos equipos dentro de una instalación. La comunicación eficaz de información relacionada con la seguridad y el trabajo puede significar la diferencia entre una baja tasa de incidentes y lesiones. La mejor manera de prevenir accidentes en el lugar de trabajo es tener un programa de gestión de instalaciones y seguridad proactivo y completo. 

A continuación detallamos en esta breve guía una descripción completa de las consideraciones más importantes a tener en cuenta para etiquetar paneles eléctricos y equipos cercanos. El etiquetado y los rótulos siguen siendo herramientas importantes para comunicar información relevante y mantener informados a los empleados y visitantes. Indicamos también algunos estándares regulatorios, consideraciones de diseño y procesos de etiquetado que deben revisarse para identificar la forma óptima de etiquetar y etiquetar sus elementos eléctricos.

¿QUÉ ES UNA ETIQUETA DE PANEL ELÉCTRICO?

La infraestructura eléctrica de una instalación industrial promedio suele ser compleja y abarca todo el edificio. Una función importante de la gestión de las instalaciones es mantener un alto nivel de concienciación sobre la seguridad y la gestión del trabajo en todo momento. Para lograr esto, las etiquetas se utilizan en una variedad de ubicaciones, incluidos los paneles eléctricos y los dispositivos asociados.

Las etiquetas de seguridad se utilizan en los paneles eléctricos, los equipos conectados y las áreas circundantes para advertir sobre posibles peligros. Estas etiquetas suelen incluir una palabra de advertencia, un símbolo y un mensaje de seguridad con una descripción más detallada. La mayoría de las veces, este tipo de etiquetas también son de colores brillantes y usan colores rojo, amarillo y naranja para llamar la atención.

Las etiquetas de identificación también se utilizan en los paneles eléctricos y el cableado para aclarar las conexiones y los tipos de señales eléctricas que se utilizan. Los componentes que se pueden conectar a una red de distribución eléctrica pueden incluir alimentadores, desconexiones, paneles de interruptores, interruptores de transferencia, inversores y otros equipos. Cada uno de estos puede requerir etiquetas para identificar los componentes, las clasificaciones de potencia y otra información relacionada con la seguridad o el trabajo.

 ¿LOS PANELES ELÉCTRICOS TIENEN QUE ESTAR ETIQUETADOS?

Los requisitos de etiquetado y documentación para ubicaciones comerciales están regulados por las leyes locales, las regulaciones de la industria y los procedimientos comerciales estandarizados. Los paneles eléctricos y los componentes de un edificio deben estar marcados con una serie de etiquetas diferentes que resaltan tanto la seguridad como la información de identificación.

Dentro de estas pautas encontraremos requisitos detallados para el etiquetado y la documentación que incluyen todos los aspectos de la seguridad eléctrica y el uso adecuado del etiquetado, las etiquetas y la señalización dentro de las instalaciones. En los últimos tiempos, OSHA se ha vuelto más activa en la realización de inspecciones y la emisión de citaciones por cualquier infracción relacionada con el etiquetado eléctrico y otras áreas. Por lo tanto, es importante que todas las industrias estén al tanto de los requisitos y tomen medidas proactivas para garantizar el cumplimiento en toda su infraestructura eléctrica.

Existen también una serie de otros componentes eléctricos que también deben etiquetarse. Estos pueden ser:

· Bloques de terminales

· Cajas y envolventes de sistemas de emergencia

· Desconexión de interruptores

· Disyuntores cerrados

· Estaciones de pulsadores

· Bastidores de batería

· Equipo de transferencia de energía

La mejor manera de cumplir la normativa es realizar una revisión exhaustiva y frecuente de las reglamentaciones pertinentes y compararlas con sus prácticas locales.

¿CUÁLES SON LOS REQUISITOS REGLAMENTARIOS PARA LAS ETIQUETAS DE PANELES ELÉCTRICOS?

Existen distintos estándares que abordan directamente el etiquetado de paneles eléctricos de una u otra manera. Algunos de estos organismos reguladores son los siguientes:

  1. OSHA 29 CFR 1910: Las normas de salud y seguridad ocupacional rigen todos los aspectos de los entornos de trabajo. Dentro de estas reglamentaciones, un par de secciones son directamente relevantes para la seguridad y el etiquetado informativo de paneles y equipos eléctricos:
  2. OSHA 1910.145(e)(2): “La redacción de cualquier letrero debe ser fácil de leer y concisa. El letrero debe contener información suficiente para que sea fácilmente comprensible. La redacción debe hacer una sugerencia positiva, en lugar de negativa, y debe ser precisa de hecho”.
  3. OSHA 1910.145(f)(4)(ii): “La palabra de advertencia debe ser legible desde una distancia de al menos 1,52 m”.
  4. OSHA 1910.303(e): “No se puede usar equipo eléctrico a menos que se hayan colocado las siguientes marcas en el equipo. El nombre y la marca comercial del fabricante, otras marcas que indiquen el voltaje, la corriente, el voltaje u otras clasificaciones según sea necesario”.
  5. OSHA 1910.335(b)(1): “Las señales de seguridad, los símbolos de seguridad o las etiquetas de prevención de accidentes se deben usar cuando sea necesario para advertir a los empleados sobre los peligros eléctricos que pueden ponerlos en peligro, según lo requiere 1910.145”.

ANSI Z535. Si bien el alcance de las normas ISO cubre un estándar reconocido internacionalmente, los estándares ANSI se adoptaron para especificar estándares dentro de los Estados Unidos. Existen miles de estándares ANSI, pero el más importante para el etiquetado de paneles eléctricos es ANSI Z535 y específicamente ANSI Z535.4 para Señales y Etiquetas de Seguridad de Productos.

  1. ANSI Z535.4 4.11: “Un símbolo que indica un peligro. Se compone de un triángulo equilátero que rodea un signo de exclamación. El símbolo de alerta de seguridad solo se usa en las señales de alerta de peligro. No se utiliza en avisos de seguridad o señales de instrucciones de seguridad”.
  2. ANSI Z535.4 7.2: “Detalle los requisitos de color para los colores del panel de palabras de señalización (encabezado), de la siguiente manera: PELIGRO debe ser letras blancas sobre un fondo rojo, ADVERTENCIA debe ser letras negras sobre un fondo naranja, PRECAUCIÓN debe ser letras negras sobre un fondo amarillo. fondo, AVISO debe estar en letras blancas en cursiva sobre un fondo azul, SEGURIDAD debe estar en letras blancas sobre un fondo verde.”
  3. ANSI Z535.4 7.3: «El panel de mensajes debe tener letras negras sobre un fondo blanco o letras blancas sobre un fondo negro».
  4. ANSI Z535.4 8.1.2: “Las letras del panel de mensajes deben ser una combinación de letras mayúsculas y minúsculas. Solo se pueden usar letras en mayúsculas para mensajes cortos o énfasis en palabras individuales”.
  5. ANSI Z535.4 8.2.3: «La altura de la letra de la palabra de advertencia debe ser al menos un 50 % mayor que la altura de la H mayúscula en el mensaje».
  6. ANSI Z535-4 10.2.2: “El usuario del producto debe reemplazar las señales o etiquetas de seguridad del producto cuando ya no cumplan con los requisitos de legibilidad descritos en la sección 8.2. En los casos en que los productos tengan una vida útil esperada prolongada o hayan estado expuestos a condiciones extremas, el usuario del producto debe comunicarse con el fabricante del producto o con otra fuente para determinar un medio para obtener letreros o etiquetas de reemplazo”.

 NFPA 70 / NEC 2020. La NFPA es la fuente principal mundial para el desarrollo y diseminación de conocimiento sobre seguridad contra incendios y de vida. La NFPA es una organización internacional que desarrolla normas fundada en 1896 para proteger gente, su propiedad y el medio ambiente del fuego. La NFPA supervisa el desarrollo del Código Eléctrico Nacional, y se actualizó recientemente en 2020. Estos códigos sirven como punto de referencia para la gestión de riesgos eléctricos y el diseño, instalación e inspección de equipos eléctricos. Dado que el alcance de estas pautas es completamente eléctrico, debe ser un punto de enfoque para la revisión con respecto al etiquetado de paneles eléctricos.

  1. NEC 110.21(b): “Las marcas deberán tener la durabilidad suficiente para soportar el entorno involucrado”.
  2. NEC 110.24(A): “Los equipos de servicio que no sean unidades de vivienda deben estar marcados de manera legible en el campo con la corriente de falla máxima. Las marcas de campo deben incluir la fecha en que se realizó el cálculo de la corriente de falla”.
  3. NEC 110.27(C): “La entrada a las habitaciones y otros lugares protegidos que contengan partes activas expuestas se marcarán con señales de advertencia visibles que prohíban la entrada a personas no calificadas”.
  4. NEC 205.11: “Los letreros de advertencia, cuando se requieran, deberán estar visibles, adheridos de forma segura y mantenidos en condiciones legibles”.
  5. NEC 205.12: «La identificación de circuitos y voltajes se debe colocar de manera segura y mantenerse en condiciones legibles y actualizadas».
  6. NEC 210.5(C)(1)(b): “El método utilizado para los conductores que se originan dentro de cada tablero de distribución de circuito derivado o equipo de distribución de circuito derivado similar deberá estar permanentemente publicado en cada tablero de distribución de circuito derivado o equipo de circuito derivado similar”.
  7. NEC 230.2(E): “Cuando un edificio o estructura recibe suministro de más de un servicio, o cualquier combinación de circuitos ramales, alimentadores y servicios, se debe instalar una placa o directorio permanente en cada ubicación de desconexión del servicio que indique los otros servicios, alimentadores y circuitos ramales que alimentan ese edificio o estructura y el área servida por cada uno”.
  8. NEC 408.4(A): Todo circuito y modificación de circuito deberá identificarse de manera legible en cuanto a su propósito de uso claro, evidente y específico”.
  9. NEC 408.4(B): “Todos los tableros de distribución y tableros alimentados por un alimentador en viviendas que no sean de una o dos familias deben estar marcados para indicar el dispositivo o equipo donde se origina el suministro de energía”.
  10. NEC 409.110(3): “Los paneles de control industriales alimentados por más de una fuente de alimentación de modo que se requiera más de un medio de desconexión para desconectar toda la energía dentro del panel de control deben estar marcados para indicar que se requiere más de un medio de desconexión para desenergizar el equipo.»

NFPA 77 / NFPA 79. Además de NFPA 70 anterior, estos recursos adicionales también pueden ser útiles para revisar sus prácticas de etiquetado. Esto es especialmente cierto cuando se revisa el equipo y el cableado que se conectará a cualquier panel eléctrico que esté administrando.

  1. NFPA 77. Práctica recomendada sobre electricidad estática
  2. NFPA 79. Norma eléctrica para maquinaria industrial

No obstante, esta es solo una descripción general, y es mejor consultar las regulaciones en detalle para encontrar toda la información relevante requerida para su instalación.

MATERIALES DE LA ETIQUETA DEL PANEL ELÉCTRICO Y CONSIDERACIONES DE DISEÑO

El diseño de las etiquetas de los paneles eléctricos específicos dependerá principalmente de los requisitos reglamentarios, las especificaciones del equipo, las necesidades de durabilidad y los materiales de fabricación. Las etiquetas deben ser fáciles de leer desde una distancia adecuada y ser capaces de soportar el medio ambiente.

Como hemos indicado anteriormente, las regulaciones establecen pautas específicas para el tamaño, el color y la información de sus etiquetas. Teniendo en cuenta estas consideraciones, debemos seleccionar las especificaciones apropiadas para el diseño de nuestra etiqueta.

  • Especificaciones del equipo: Los paneles eléctricos vienen en una gran variedad de formas y tamaños. Es importante considerar el área de la superficie y cualquier contorno que pueda estar presente en la ubicación deseada para el etiquetado. El factor de forma general podría afectar el tipo de adhesivo o material utilizado para la etiqueta.
  • Durabilidad: Las etiquetas deben poder perdurar y mantenerse legibles en el entorno en el que se utilizarán. En algunas aplicaciones, puede haber exposición potencial a fuentes de corrosión, temperaturas extremas o clima exterior. Para estas situaciones, una solución más duradera, como una etiqueta de metal de aluminio anodizado o una placa de identificación de aluminio anodizado fotosensible, podría ser la mejor opción. En otras ubicaciones generales, como por ejemplo un sótano, una etiqueta de plástico estándar puede ser una elección perfecta.
  • Materiales: Para algunas aplicaciones eléctricas, las etiquetas de vinilo o poliéster con reverso adhesivo proporcionarán el mejor equilibrio entre durabilidad y costo. Estos materiales son lo suficientemente flexibles para adaptarse a la superficie o curva de una superficie y están disponibles en una gran variedad de colores y tamaños.

CÓMO ELEGIR ETIQUETAS PARA PANELES ELÉCTRICOS

Cuando se trata de elegir una etiqueta específica, la primera decisión será seleccionar elementos de plástico o de metal. Como se indicó anteriormente, tanto las etiquetas de vinilo como las etiquetas de poliéster son buenas opciones cuando se trata de marcar paneles eléctricos y equipos asociados. Estos materiales son adecuados para la mayoría de las aplicaciones eléctricas y ofrecen una gran durabilidad y legibilidad. Las etiquetas de metal, por su parte, deben seleccionarse para aplicaciones que requieran una gran durabilidad. Uno de los materiales más resistentes disponibles es el aluminio anodizado fotosensible, que se utiliza para etiquetas y rótulos que requieren una vida útil de más de 20 años, incluso en las condiciones más duras.

Las opciones adicionales para personalizar completamente su etiqueta incluyen seleccionar el tamaño, el grosor y el tipo de adhesivo. Estos deben coincidir con las necesidades de su aplicación eléctrica y cualquier requisito adicional. Los gráficos, los colores y el acabado también se pueden personalizar para satisfacer las necesidades requeridas por su actividad.

MEJORES PRÁCTICAS PARA COLOCAR ETIQUETAS EN EQUIPOS ELÉCTRICOS

La colocación de sus etiquetas en paneles eléctricos, paredes, cables y equipos debe ser un proceso cuidadosamente planificado. Puede resultar sencillo pasar por alto una etiqueta requerida y ser susceptible de cometer una infracción durante una inspección posterior. Al organizar al personal de mantenimiento de las instalaciones para colocar las etiquetas, las siguientes mejores prácticas de instalación de etiquetas pueden ser útiles:

  • Verifique la identidad del equipo antes de instalar las etiquetas
  • Coloque las etiquetas en una ubicación que se puedan ver fácilmente desde un ángulo conveniente
  • Sea consciente de la interferencia de visualización de cualquier equipo operativo o de mantenimiento
  • Limpie la superficie con materiales adecuados antes de aplicar la etiqueta
  • Revise cuidadosamente todo el equipo después de la instalación para asegurarse de que no se haya perdido nada

Seleccionar la etiqueta más adecuada para los paneles eléctricos en una instalación industrial requiere una mirada cuidadosa a las regulaciones, el diseño delhardware y el entorno en el que trabajan los operarios y empleados. Una planificación adecuada puede respaldar un programa de seguridad eficaz y completo para toda la operación. Además de seleccionar las etiquetas de los paneles eléctricos, un programa de gestión de instalaciones también debe incluir el mantenimiento y la inspección adecuadas de su equipo y sus etiquetas. Con el tiempo, las etiquetas pueden desgastarse o desactualizarse y requieren reemplazo para mantener la integridad de su sistema eléctrico, y por ende la seguridad de toda la instalación.

REQUISITOS DE EMBALAJE Y ETIQUETADO DE ESTERILIZACIÓN

Hoy en día, existen en el mercado distintos sistemas de envasado de esterilización, destinados a muy diversos usos. Estos contenedores están diseñados para mantener y garantizar la esterilidad de los elementos contenidos en su interior mientras permiten la penetración del agente esterilizante y brindan una forma eficiente de esterilizar varios elementos simultáneamente. No obstante, existen un conjunto de pautas y estándares que deben seguirse, puesto que no todos los sistemas de envasado son compatibles con todo tipo de procesos de esterilización.

TIPOS DE CONTENEDORES DE ESTERILIZACIÓN

El paquete de esterilización es un recipiente o dispositivo (paquete, envoltorio, bolsa o accesorio) destinado a ser utilizado para encerrar otro dispositivo médico que se va a esterilizar. Este paquete debe permitir que los artículos adjuntos sean esterilizados por el agente de esterilización y mantener la esterilidad de los artículos adjuntos hasta su uso. Hay tres tipos principales de paquetes de esterilización actualmente disponibles: envoltorios planos, recipientes de esterilización y bolsas de papel/plástico.

Las envolturas planas pueden estar hechas de telas tejidas o materiales no tejidos. Los envoltorios tejidos suelen ser 100% algodón, pero también pueden estar hechos de mezclas de algodón y poliéster, mientras que los envoltorios no tejidos están constituidos por polímeros plásticos o fibras de celulosa. Las bolsas pelables suelen ser transparentes por un lado y están hechas de papel, celofán, polietileno o varias combinaciones de papel y plástico. Al igual que los envoltorios planos, estos envases están destinados a un solo uso. Por el contrario, los sistemas de contenedores rígidos están destinados a ser reutilizados y, como tales, están diseñados utilizando metales o plásticos más duraderos.

Antes de decidir qué paquete de esterilización usar, se debe determinar su idoneidad para el tipo de proceso de estirilización se utiliza, así como si es apropiado para los artículos que se esterilizan. Algunos de los criterios que deben determinarse son:

    • ¿El contenedor permite la saturación de esterilizante con contacto directo de todas las superficies de cada artículo?
    • ¿Se puede cerrar el contenedor por completo y de forma segura, proporcionando un sello confiable a prueba de manipulaciones?
    • ¿El paquete protegerá los artículos adjuntos de daños físicos?
    • ¿El paquete permite una identificación adecuada del contenido?

Los contenedores rígidos muestran algunos requisitos adicionales, que incluyen la facilidad para bloquear el contenedor, la capacidad de apilar contenedores para almacenamiento y transporte, y la ergonomía del diseño para facilitar el transporte. Muchos contenedores rígidos tienen canastas internas que también se pueden apilar, vienen en muchos tamaños y pueden tener fondos sólidos o perforados.

ESTÁNDARES DE EMBALAJE DE ESTERILIZACIÓN

El empaque de esterilización está clasificado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) como un dispositivo médico de Clase II. Esto requiere que cumpla con ciertos estándares regulatorios, particularmente con respecto a los factores que afectan la esterilidad, como la calidad del paquete, el manejo, el transporte y el almacenamiento.

Además, los contenedores de esterilización por lo general no deberían exceder un peso de unos 11 kilos, aunque el contenedor debe ser lo suficientemente grande para distribuir adecuadamente todos los instrumentos encerrados de manera que estén expuestos al esterilizante desde todas sus superficies. Si los instrumentos se empaquetan con demasiada densidad o en elevado número, podrían llegar a producirse humedad en el empaquetado, lo que se considera como contaminación y, por tanto, no se pueden utilizar.

También se deben utilizar indicadores químicos y biológicos periódicamente para garantizar que los contenedores continúen funcionando de manera óptima. Los indicadores químicos deben colocarse en lugares que sean menos accesibles para el esterilizante, no en el medio o en la parte superior del recipiente. Esto asegura que todas las áreas del paquete estén correctamente esterilizadas. Los indicadores biológicos, o pruebas de esporas, son los medios más aceptados para monitorear la esterilización porque evalúan la capacidad del proceso de esterilización para matar directamente los microorganismos resistentes conocidos.

El almacenamiento estéril de los contenedores siguiendo los protocolos de esterilización también es importante para garantizar que los artículos esterilizados no se contaminen antes de su uso. Como tal, la temperatura, la humedad y el flujo de aire del área de almacenamiento deben monitorearse y documentarse regularmente. La habitación debe estar limpia y hecha de un material sólido que pueda soportar la limpieza de rutina, tener una ventilación adecuada, una temperatura que no exceda los 24°C y una humedad del 70%. Si bien la esterilidad de un artículo no debe variar con el paso del tiempo, puede verse afectada por un manejo excesivo o cambios en las condiciones ambientales, como la humedad.

REQUISITOS DE ETIQUETADO Y USO ADECUADO

Además de los requisitos generales anteriores, cada tipo de recipiente de esterilización tiene sus propias instrucciones de uso. Además, independientemente del contenedor utilizado, cada paquete esterilizado debe incluir información en la etiqueta sobre el esterilizador utilizado, número de ciclo o carga, fecha de esterilización y fecha de vencimiento, cuando corresponda.

    • Envolturas planas: vienen en diferentes tamaños, ya que deben poder cubrir completamente los artículos sin dejar un exceso de material innecesario que hará que el paquete sea incómodo o que se acumule vapor. El envoltorio inadecuado también podría resultar en una penetración ineficaz del esterilizante y en la imposibilidad de abrir el paquete de manera aséptica. Al envolver, es esencial asegurarse de que el primer pliegue cubra completamente el paquete y quede ajustado al juego de instrumentos. Para un uso adecuado, el embalaje del juego de instrumentos no debe tener agujeros. Esto se puede lograr utilizando protectores de esquinas o revestimientos de bandejas, colocando bandejas de transporte debajo del juego de instrumentos para facilitar el manejo y evitando apilar paquetes envueltos, ya que el apilamiento puede dañar el material de envoltura.
    • Contenedores de esterilización rígidos: estos contenedores son ideales para esterilizar varios artículos a la vez. Sin embargo, no todos los tipos de instrumentación y material pueden someterse a esterilización en estos contenedores, por lo que es importante revisar el manual de instrucciones del fabricante antes de su uso. Como estos contenedores son reutilizables, deben limpiarse periódicamente, ya sea de forma manual o mecánica. Esto puede incluir desmontarlos primero, de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Además, el material utilizado para construir el contenedor puede dañarse si se utilizan productos químicos inadecuados para la limpieza, como la lejía. Finalmente, se deben realizar controles de calidad y mantenimiento de rutina en estos contenedores para garantizar que permanezcan en buen estado de funcionamiento.
    • Bolsas de papel/plástico: Estos paquetes están diseñados para instrumentos pequeños y livianos. El esterilizante entra y sale del paquete por el lado del papel, lo que requiere que el paquete se cargue en el esterilizador de lado para permitir que el esterilizante entre y salga sin restricciones. Se pueden utilizar cestas para este propósito, mientras que también hay disponibles soportes que han sido diseñados específicamente para este propósito. Como el lado de plástico del paquete es más fuerte, el etiquetado debe hacerse allí. Además, algunos hospitales y centros médicos exigen que los artículos tengan doble bolsa para una presentación estéril. Esto es para proteger contra desgarros y pinchazos mientras se mantiene la integridad estéril. Sin embargo, no todas las bolsas pelables de papel/plástico están validadas para doble bolsa. Si está permitido, las bolsas deben colocarse de plástico a plástico para mantener la visibilidad y no impedir el flujo esterilizante.

TECNOLOGÍAS DE ETIQUETADO AVANZADAS PARA UN MEJOR FUNCIONAMIENTO DE LAS CADENAS DE SUMINISTRO FARMACÉUTICAS

Las cadenas de suministro de productos farmacéuticos se encuentran estrictamente reguladas; deben serlo para pasar la inspección de los distintos organismos reguladores y mantener altos niveles de productividad. Debido a una normativa estricta, los productos de la industria farmacéutica también están sujetos a rigurosos y exhaustivos requisitos de etiquetado. Para garantizar que los productos a lo largo de toda la cadena de suministro estén debidamente etiquetados, muchas empresas confían en las tecnologías de etiquetado más nuevas y avanzadas que ofrecen empresas y fabricantes de impresoras térmicas de gama alta.

 

ETIQUETADO RFID EN LA CADENA DE SUMINISTRO FARMACÉUTICA

Cualquier conversación sobre tecnología de identificación avanzada comienza y, a menudo, termina con la identificación por radiofrecuencia (RFID). RFID no se trata en realidad de una tecnología  nueva; la tecnología en sí ha existido desde los años 70 , pero recientemente las mejoras sustanciales en la tecnología RFID la han hecho mucho más rentable y atractiva para los fabricantes y empresas.

¿Cómo afecta todo esto a la cadena de suministro farmacéutica? Algunas de las ventajas a destacar de este sistema serían las siguientes:

· Es posible el escaneado a distancia, sin una línea de visión directa

· Escaneo de múltiples etiquetas simultáneamente

· Las etiquetas se pueden reescribir tantas veces como sea necesario

· Las etiquetas RFID disponen de alta capacidad de almacenamiento de información

· Aportan mayor nivel de seguridad

Estas características aportan a todo en la cadena de suministro una trazabilidad y seguimiento óptimos, ya que todos los tubos, viales, biorreactores y otros recipientes utilizados durante la producción, así como los frascos de píldoras enviados y vendidos en la farmacia, pueden codificarse con toda la información necesaria, por ejemplo desde números de lote hasta fecha y hora en que el producto fue procesado. Todos los datos pertinentes se pueden evaluar en un instante sin escanear cada código individual. Esto puede ayudar a remediar en gran medida las ineficiencias en la cadena de suministro, especialmente aquellas que se originan por una mala gestión del inventario. Con el etiquetado RFID, las empresas pueden gestionar mejor las fechas de caducidad, las retiradas y el flujo de entrada y salida de existencias, lo que puede ahorrar a los grandes fabricantes grndísimas cantidades de dinero, tiempo y recursos. Las etiquetas también hacen posible rastrear rápidamente lotes contaminados, reduciendo la probabilidad de daño causado por un producto defectuoso.

Es probable que el sistema RFID no se use con tanta frecuencia como debería en las cadenas de suministro farmacéuticas, principalmente porque no ha sido hasta épocas recientes que la tecnología RFID ha podido adaptarse a la variedad de condiciones necesarias para el desarrollo farmacéutico. La fabricación de productos terapéuticos implica almacenamiento en frío de nitrógeno líquido, autoclaves y exposición frecuente a alcoholes y otros solventes, y las etiquetas RFID no estaban por lo general diseñadas para hacer frente a estas condiciones tan extremas. Una novedad en este campo es la capacidad de proporcionar una incrustación RFID con cualquier tipo de etiqueta. Eso significa que una etiqueta con sistema RFID puede llegar a integrarse en etiquetas resistentes a la temperatura, el calor y los productos químicos, para usarse tantas veces como sea necesario a lo largo de la cadena de suministro, de principio a fin.

 

UTILIZAR EL SOFTWARE ADECUADO ES ABSOLUTAMENTE ESENCIAL

El software es un componente esencial de cualquier cadena de suministro, ya sea que se use para controlar los componentes principales, como el inventario, o simplemente para escanear los distintos artículos. La generación de informes detallados es crucial para seguir las normas de los distintos organismos reguladores, por lo que es fundamental que, independientemente del sistema que elija, se pueda confiar en él para dar cuenta de todo tipo de información, desde el inventario hasta los incidentes registrados en el proceso.

Algo importante a tener en cuenta al seleccionar software, ya sea para la gestión de la cadena de suministro, la gestión de inventario o la impresión de etiquetas, es su adaptabilidad y capacidad de integración con otros sistemas de gestión, a fin de que las bases de datos que contienen identificadores se puedan vincular instantáneamente entre ambos sistemas. Esto permite que la impresión de etiquetas resulte mucho más rápida y se reduzcan o eliminen completamente los errores causados por una entrada manual de datos.

Otro punto importante a considerar respecto al software es la capacidad para poder generar códigos de barras y RFID. Para aquellas etiquetas con incrustaciones RFID previamente comentadas, también es posible imprimir códigos de barras (preferentemente con una impresora de transferencia térmica para brindar la máxima protección contra la abrasión, los productos químicos y las temperaturas extremas) en la parte frontal como medida de seguimiento secundario. Eso implica por tanto disponer de una impresora con estas capacidades, además del software correspondiente.

 

PERSONALIZACIÓN DE ETIQUETAS PARA CADENAS DE SUMINISTRO ADAPTABLES

Como ya se ha indicado previamente, RFID se trata de una tecnología de identificación mucho más atractiva hoy en día debido a su capacidad para aplicarse a cualquier etiqueta. Sin embargo, se debe emplear la etiqueta correcta para cada condición apropiada, especialmente en la cadena de suministro, donde incluso un solo percance puede detener en seco toda la cadena y el proceso productivo. Esto significa que una sola etiqueta errónea puede causar pérdidas significativas a las empresas y daños potenciales a los pacientes y usuarios.

Trabajar con un fabricante que puede personalizar etiquetas, no solo pedidos, es ventajoso por varias razones. La personalización de las etiquetas significa que, durante el desarrollo, se puede construir una solución que se ajuste a la necesidad exacta, independientemente del entorno. En este caso, es útil contar con el personal adecuado y con experiencia para comprender los requisitos específicos de las empresas farmacéuticas. Al asociarse con un fabricante de etiquetas, es posible probar exhaustivamente la solución antes de implementarla al por mayor en toda la cadena. Esto permite un período de optimización para garantizar que la solución funcione según lo previsto.

Hay muchas formas de mejorar la productividad y reducir los errores a lo largo de las cadenas de suministro farmacéuticas. Para las compañías farmacéuticas, es esencial no solo avanzar en nuevas terapias, sino también seguir mejorando la forma en que se producen, rastrean y registran. En última instancia, estos medicamentos están hechos para el público, y contar con las mejores medidas de seguridad significa un producto más seguro y rentable.

ETIQUETE CORRECTAMENTE SUS COMPONENTES ELECTRÓNICOS

Los componentes electrónicos, sin importar cualquiera que sea su tamaño, necesitan etiquetas adecuadas que puedan soportar las demandas del entorno de trabajo. Lo último deseable en una su línea de producción es que se detuviera debido a etiquetas ininteligibles o etiquetas que se han desprendido inadvertidamente de, por ejemplo, una placa de circuito impreso durante el proceso de soldadura. En estos casos, las etiquetas regulares no serán suficientes. Un etiquetado correcto puede ahorrarle gran cantidad de dinero y recursos.

En el mercado existen distintos tipos de etiquetas y en multitud de materiales diferentes adecuados a cada necesidad, como por ejemplo etiquetas de poliimida, un material con excelentes propiedades mecánicas, elevada resistencia térmica y a los agentes químicos. Las poliimidas se usan en aplicaciones industriales exigentes, por ejemplo, en automoción, aeroespaciales, electrónica, adhesivos y embalaje.

Este material resistente al calor que puede soportar solventes químicos agresivos se puede aplicar antes, durante o después del proceso de fabricación del componente electrónico. Esto permite rastrear las placas de circuito impreso durante cada paso del proceso de ensamblaje. El revestimiento resistente al calor protege los datos de la etiqueta, lo que garantiza una alta legibilidad a largo plazo.

Las etiquetas de poliimida son adecuadas para su uso durante los procesos de soldadura por reflujo y por ola y para ensamblajes SMD y de orificio pasante.

 

ETIQUETAS DE SEGURIDAD DE DESCARGA ELECTROSTÁTICA

Entre los tipos de etiquetas de poliimida disponibles, algunas están diseñadas específicamente para evitar descargas electrostáticas: la etiqueta ESD, es decir, una etiqueta de material antiestático. Este tipo de etiqueta dispone de un adhesivo acrílico extremadamente fuerte y sensible a la presión que permanece adherido a los PCB (placas de circuito impreso) y componentes electrónicos incluso en los entornos más hostiles.

Al retirar la etiqueta de poliimida ESD del revestimiento, la acumulación de electricidad estática es sensiblemente inferior por centímetro cuadrado. Esto significa que puede aplicarlo de manera segura a componentes electrónicos hipersensibles y garantizar la durabilidad a largo plazo de la etiqueta, incluso después de que haya pasado por un proceso de soldadura por ola o reflujo.

¿QUÉ ES LA ETIQUETA ESD (DESCARGADOR ELECTROSTÁTICO)

 ESD es la abreviatura de descargas electrostáticas. La ESD puede ocurrir al trabajar en una computadora y puede llegar a causar daños a los componentes, como la placa de circuito impreso y otros componentes eléctricos. Además de la protección ESD, una etiqueta adhesiva ESD de alta temperatura puede ser incluso resistente a temperaturas extremadamente altas de hasta 300°C.

BENEFICIOS DE LAS ETIQUETAS ANTIESTÁTICAS EN LA FABRICACIÓN DE DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS

Los componentes electrónicos son el alma de miles de productos comerciales y de consumo que usamos todos los días. Sin embargo, muchos de estos componentes, como los microchips en las placas de circuito impreso (PCB), pueden dañarse significativamente por las descargas electrostáticas que pueden ocurrir durante el proceso de fabricación y durante la vida útil de un dispositivo.

Así pues, la prevención de descargas electrostáticas en la fabricación de componentes electrónicos es crítica. Existen numerosos pasos que emplean los fabricantes de dispositivos, que incluyen áreas de trabajo protegidas contra ESD que cuentan con un control de humedad adecuado, conexión a tierra de materiales y equipo, tapetes antiestáticos y muñequeras y muñequeras conductoras especializadas para las prendas y EPIs de los trabajadores.

El mayor desafío para los fabricantes de componentes electrónicos suele estar en diseñar un componente complejo que cumpla con el uso previsto, pero con un diseño que funcione perfectamente en condiciones adversas, incluida la tolerancia a ESD, durante la vida útil del dispositivo.

ETIQUETAS DE CÓDIGO DE BARRAS Y PREVENCIÓN DE ESD

En este sentido, las etiquetas de código de barras antiestáticas son esenciales para los fabricantes de dispositivos electrónicos, ya que ayudan a maximizar el rendimiento, la confiabilidad y la vida útil del producto.

La mayoría de los componentes electrónicos utilizan etiquetas de código de barras que brindan una gran cantidad de información de seguimiento y del producto esencial durante el ciclo de vida de un producto.

Las etiquetas actuales son muy sofisticadas. Se fabrican con materiales especializados que realmente ayudan a reducir la ocurrencia de descargas electrostáticas en dispositivos sensibles a ESD. Estas etiquetas ESD-safe cumplen con los últimos requisitos internacionales y están fabricadas con calidad específicamente teniendo en cuenta las necesidades de la industria electrónica.

 En última instancia, también ayudan sobremanera a los fabricantes a maximizar los costos, el rendimiento del producto, la confiabilidad del producto y la vida útil del producto.

 Los usos principales de las etiquetas de código de barras antiestáticas incluyen:

  • Identificación de PCB (placas de circuito impreso) sensibles a la estática
  • Seguimiento de componentes electrónicos sensibles a la estática
  • Embalaje ESD sensible a la estática
  • Etiquetado de garantía sensible a la estática

BENEFICIOS CLAVE DEL USO DE ETIQUETAS ESD-SAFE

  • Reduce la posibilidad de descargas electrostáticas durante la aplicación: las etiquetas fabricadas y aplicadas correctamente reducen la carga generada cuando se retira la etiqueta de su revestimiento, que de otro modo podría descargar y destruir componentes sensibles durante la aplicación.
  • Minimiza la acumulación de carga en la superficie de la etiqueta: después de aplicar la etiqueta y durante su vida útil, estos materiales están diseñados para evitar una acumulación significativa de carga en la superficie de la etiqueta que pueda llegar a provocar una descarga estática.
  • Resiste las duras condiciones de fabricación: las etiquetas ESD-safe están hechas para soportar soldaduras duras, fundentes y temperaturas extremadamente altas, con frecuencia comunes durante la fabricación de dispositivos electrónicos.
  • Cumple con los estrictos estándares de la industria: asegúrese de usar etiquetas que cumplan con los distintos estándares nacionales e internacionales y toda aquella normativa vigente.
  • Uso de materiales de baja carga: el fabricante de etiquetas debe usar sistemas adhesivos de baja carga, caras de etiquetas que disipen la estática y revestimientos desprendibles de baja carga (resistencias superficiales superiores a 104 e inferiores a 1011 ohmios).
No hay texto alternativo para esta imagen

En SUCLISA INDUSTRIAL contamos con un amplio catálogo de etiquetas adecuadas a cualquier necesidad y sector productivo. Ponemos a su disposición nuestra amplia variedad de materiales para etiquetas para ayudarle a encontrar la etiqueta que necesita en cualquier tamaño, formato o color. Si su entorno de trabajo requiere que usted mismo diseñe e imprima sus propias etiquetas, no dude tampoco en solicitar información sobre tipos de etiquetas disponibles, software de diseño de etiquetas e impresoras de transferencia térmica.

 Solicite más información en suclisa@suclisa.com o visite www.suclisaindustrial.com

LO QUE SE DEBE Y NO SE DEBE HACER EN EL ETIQUETADO DE MUESTRAS PARA PATOLOGÍA

El etiquetado adecuado de las muestras para los laboratorios de patología es de vital importancia. Los errores en el etiquetado de las muestras, además de incurrir en ineficiencias y gastos innecesarios de tiempo y recursos, también dan como resultado que no se brinde una atención adecuada e inmediata a los pacientes, lo que puede suponer graves consecuencias y provocar una morbilidad y mortalidad innecesarias.

 

NO  OLVIDE ETIQUETAR EL TUBO

Esto es lo peor que se puede hacer al recoger y clasificar cualquier muestra, ya sea tomada directamente de un paciente o se trate de una muestra que se esté procesando en el laboratorio. Sin una etiqueta, las muestras a menudo serán rechazadas por el laboratorio de patología, lo que supone entre otras cosas un riesgo adicional para el paciente, que deberá suministrar una muestra nueva para su análisis.

ETIQUETE  EL TUBO DIRECTAMENTE

Es imperativo que el tubo que contiene la muestra tenga una etiqueta adherida directamente. No basta con pegar la etiqueta dentro o en la bolsa en la que se coloca el contenedor, éste no es un procedimiento seguro ni eficaz, ya que es probable que el recipiente no se pueda identificar más adelante, una vez la muestra se procese.

NO UTILICE UN BOLÍGRAFO PARA ETIQUETAR

Si el tubo no está bien cerrado o el sello se rompe, el contenido del tubo puede mezclarse con la impresión de la etiqueta y hacer que la tinta se manche o corra. Esto es especialmente importante para muestras que contienen sustancias químicas como formalina. En última instancia, puede quedarse con un tubo no identificable. Si es necesario tener que escribir a mano, utilice un marcador de punta fina resistente al alcohol. Lo óptimo sería que las etiquetas impresas sean usadas mediante códigos de barras. Es muy fácil y útil utilizar una impresora de transferencia térmica  con una cinta de resina a prueba de manchas, ya que la impresión resistirá la mayoría de los disolventes agresivos, como formalina y alcoholes, y no se borrará como sí lo haría un bolígrafo u otro tipo de tinta.

PEGUE LA ETIQUETA CORRECTAMENTE PARA QUE SE PUEDA ESCANEAR EL CÓDIGO DE BARRAS

Pegar la etiqueta de forma adecuada al tubo es fundamental para identificar correctamente la muestra durante la fase preanalítica del procesamiento.

    • Debe colocar la etiqueta a lo largo del tubo, con el nombre en la parte superior. Esto asegura que el código de barras se pueda escanear sin dejar de ofrecer un amplio espacio para ver el contenido del tubo.
    • No deje pequeñas protuberancias en la etiqueta. En su lugar, asegúrese de que esté al ras con la superficie del recipiente. La pequeña protuberancia o arruga que queda puede dificultar la lectura del código de barras. Esto puede resultar difícil cuando se utilizan etiquetas de muestras con adhesivos permanentes, ya que la etiqueta puede dañarse fácilmente. Sin embargo, si existe alguna protuberancia, es necesario volver a colocar la etiqueta porque la aplicación de una nueva etiqueta sobre la parte superior de la anterior no elimina la protuberancia original.
    • Utilice la etiqueta del tamaño correcto. Utilizar una etiqueta que sea demasiado grande para el tubo puede dar como resultado que la etiqueta cubra la tapa del tubo, dándole una apariencia de «cuello alto». Esto arruga la etiqueta y puede hacer que el código de barras resulte ilegible. Además, la etiqueta también se dañará cuando se abra el tubo, además de dificultar su apertura.
    • No envuelva la etiqueta alrededor del tubo horizontalmente, diagonalmente a través de él o como una bandera sobre él. Si el tubo está etiquetado de esta manera, es posible que el escáner no pueda leer completamente el código de barras. En muchos casos, el código de barras puede estar cubierto por la etiqueta, lo que imposibilitará su lectura. También puede dificultar o imposibilitar el procesamiento, según la muestra y / o la máquina que se utilice.

NO  IDENTIFIQUE VARIOS TUBOS CON UNA SOLA ETIQUETA

No adhiera una misma etiqueta a dos o más tubos, incluso si provienen todos de la misma muestra. Es una manera muy fácil de identificar erróneamente las muestras y perder su rastro a medida que se procesan, lo que significa mucho más tiempo después para rastrear nuevas muestras y explicar un diagnóstico falso.

VERIFIQUE   QUE TODA LA INFORMACIÓN RELEVANTE ESTÉ CORRECTAMENTE IMPRESA EN LA ETIQUETA

Antes de enviar las muestras al laboratorio, conviene comprobar si la información de la etiqueta es correcta y coincide con cualquier otra documentación que la acompañe. Una doble verificación utilizando los identificadores del paciente inmediatamente cuando se toma la muestra es la mejor manera de garantizar que no se produzcan discrepancias. El tipo de muestra, incluido el tubo utilizado para recolectarlo y el tapón, también debe verificarse dos veces antes de enviar la muestra.

NO USE ETIQUETAS GENÉRICAS PARA MUESTRAS QUE SE ALMACENAN EN NITRÓGENO LÍQUIDO O SE TRANSPORTAN EN HIELO SECO

Para las muestras almacenadas en condiciones criogénicas, el uso de etiquetas de papel genéricas puede ser un riesgo importante, ya que es probable que se caigan del tubo cuando se sumergen en nitrógeno líquido o se transportan en hielo seco. En su lugar, utilice etiquetas de muestras criogénicas, que están recubiertas con un adhesivo que está diseñado para resistir temperaturas extremadamente bajas y permanecen fijadas de forma segura, incluso durante el almacenamiento criogénico a largo plazo.

 

UTILICE  ETIQUETAS Y EQUIPO APROPIADO PARA EL PROCESAMIENTO DE MUESTRAS

Utilice etiquetas resistentes a los productos químicos cuando procese muestras para histología. A medida que las muestras se tratan para histoquímica o inmunohistoquímica, requieren etiquetas que resistan manchas y productos químicos agresivos, como xileno, hematoxilina y eosina.

Utilice impresoras de transferencia térmica. Las impresiones generadas con estas impresoras son resistentes a muchos productos químicos fuertes utilizados durante la fijación, incluida la formalina, así como al etanol, xileno, nuevas alternativas / sustitutos del xileno y tinciones histológicas. También resisten el almacenamiento criogénico mucho mejor que la escritura a mano o las impresiones generadas con impresoras láser o de inyección de tinta.

 

ETIQUETADO Y REETIQUETADO EFICAZ EN EL LABORATORIO

El etiquetado en el laboratorio es un factor determinante para garantizar que las muestras puedan ser identificadas con precisión. No obstante, la información plasmada en estas etiquetas puede llegar a quedar desactualizada o resultar incorrecta, un hecho no deseable que requiere que los contenedores precisen que se vuelvan a etiquetar. Llegado el caso existen varias opciones disponibles para volver a etiquetar, en función del recipiente y las condiciones ambientales al que se espera que se enfrente.

 

ELEMENTOS QUE PUEDE SER NECESARIO TENER QUE VOLVER A ETIQUETAR EN EL LABORATORIO

Los elementos más comunes en la etiqueta que pueden necesitar el reetiquetado son aquellos recipientes o contenedores que presenten una etiqueta con información incorrecta o incompleta. Esto puede suceder de varias formas. Por ejemplo, la etiqueta podría haber sido escrita a mano de forma ilegible debido a una mala caligrafía o manchas de tinta. O bien es posible que se haya descubierto nueva información que deba agregarse a la etiqueta. También podría ocurrir que se hayan impreso datos incorrectos en la etiqueta, y sea necesario reemplazarla por una nueva etiqueta con la información correcta. También existe la posibilidad de que no se haya utilizado ningún identificador al principio, lo que requiere que se añada una etiqueta después de este hecho. Dependiendo dela caso concreto, la solución de reetiquetado particular utilizada puede variar. A continuación se muestra una descripción general de las diversas opciones de reetiquetado disponibles y cuándo usar cada una.

 

OPCIONES DE REETIQUETADO

Por lo general, existen dos tipos de opciones de reetiquetado: etiquetas opacas (también llamadas de bloqueo o encubrimiento) para ocultar la información existente o etiquetas claras para sobreetiquetar y agregar nuevos datos.

 

ETIQUETAS OPACAS

Las etiquetas opacas están diseñadas específicamente para ocultar cualquier información o etiqueta ya existente. Tienen un diseño opaco único que oculta completamente la etiqueta y bloquea la información debajo. Por lo general, provistas de un adhesivo permanente, estas etiquetas son una excelente manera de cubrir información impresa previamente, incluido el texto preexistente, los números de serie y los códigos de barras en sus contenedores o muestras, al tiempo que muestran nuevos datos cuando es necesario.

Las etiquetas opacas están disponibles en varios formatos dependiendo de las condiciones ambientales a las que estarán expuestas. Esto incluye etiquetas criogénicas para almacenamiento criogénico en nitrógeno líquido (-196 ° C) y congeladores de temperatura ultrabaja (-80 ° C), etiquetas resistentes a químicos y solventes para contenedores que soportarán la exposición química y etiquetas opacas resistentes al autoclave para material que se someterá a esterilización. Las etiquetas opacas para autoclave también son ideales para esterilizar bolsas y recipientes marcados con información sensible o confidencial que deben esterilizarse en autoclave antes de su eliminación, como material de riesgo biológico y radiactivo.

 

RECIPIENTES Y CONTENEDORES CONGELADOS

Los tubos criogénicos, los viales y las cajas que se almacenan en condiciones criogénicas y deben volver a etiquetarse representan un desafío adicional. Es posible que estos contenedores congelados deban etiquetarse mientras aún están congelados, ya que descongelarlos podría comprometer la integridad de su contenido. Como tal, generalmente se recomienda que el etiquetado se realice en hielo seco para mantener la temperatura de la muestra a -80°C, eliminando así los ciclos innecesarios de congelación y descongelación. Esto requiere etiquetas opacas para superficies congeladas que se adherirán a los recipientes congelados recién extraídos del nitrógeno líquido o de los congeladores, incluso en presencia de escarcha y humedad, al mismo tiempo que cubre por completo las etiquetas existentes y la información obsoleta que se encuentra debajo. Los viales reetiquetados se pueden volver a almacenar en nitrógeno líquido o en congeladores de temperatura ultrabaja, sin necesidad de tiempo adicional.

 

TUBOS CON CÓDIGO DE BARRAS 2D

Los tubos con códigos de barras 2D se utilizan en biorrepositorios, biobancos y otras instalaciones que albergan grandes inventarios de muestras. Trabajan con manipuladores de líquidos automatizados y un escáner de código de barras fijo que utiliza el código de barras 2D en la parte inferior del vial para rastrear la muestra durante el almacenamiento y la recuperación. Debido a sus características y diseño particular, requieren un tipo específico de etiqueta al volver a etiquetar. En este sentido, la etiqueta debe identificar el lado y la parte inferior de los tubos de extracción y almacenamiento de muestras automatizados 2D de perfil fino. Además, esta etiqueta agregada no debe interferir con el funcionamiento adecuado del sistema automático o robótico de manejo de líquidos y debe ser compatible con los lectores y escáneres de muestras automáticos que se utilizan, así como con el software de administración de inventario de laboratorio del propio laboratorio. Las etiquetas para tubos con códigos de barras 2D ofrecen al usuario el máximo control sobre la información codificada al tomar muestras, lo que permite etiquetar los viales receptores con datos idénticos o personalizados. Permiten que el lateral del tubo se imprima con códigos de barras 1D, datos variables y texto legible utilizando las impresoras de códigos de barras de transferencia térmica más comunes, además del código de barras 2D impreso en la parte inferior del tubo.

 

SOBREETIQUETADO

La aplicación de etiquetas transparentes o el laminado sobre una etiqueta existente puede servir para dos propósitos. En primer lugar, el laminado transparente actúa como una capa adicional de protección que protege la información de diversas condiciones ambientales, incluidas temperaturas extremas, exposición a productos químicos agresivos y abrasión o daños mecánicos. Se puede aplicar una etiqueta transparente a un vial criogénico para agregar protección contra el rociado con alcohol o usarse en un área de uso intensivo para proteger contra rasguños y abrasión. Una etiqueta transparente también puede agregar información adicional sin ocultar la etiqueta existente y su impresión. La etiqueta actual seguirá siendo legible y escaneable, y los datos adicionales o el código de barras simplemente se mostrarán a un lado.

Independientemente de sus necesidades de reetiquetado,  existe multitud de soluciones de identificación únicas para cubrir sus requerimientos específicos. Esto incluye una amplia gama de etiquetas opacas y transparentes, diseñadas para funcionar en diversos entornos y condiciones, incluido el almacenamiento criogénico, el autoclave y con productos químicos y disolventes agresivos.

APLICACIONES Y VENTAJAS DE LAS IMPRESORAS DE TRANSFERENCIA TÉRMICA

La impresión por transferencia térmica es con frecuencia la solución disponible más eficiente y fiable para imprimir datos variables en tiempo real, como fechas de caducidad, códigos de barras, control numérico, datos de contacto, etc. De esta manera es posible imprimir fácilmente cualquier tipo de etiqueta bajo demanda, en el lugar que quiera y cuando quiera. Las impresoras de transferencia térmica son muy sencillas de utilizar, imprimen etiquetas duraderas y de alta calidad de forma rápida, y con un sencillo mantenimiento y un reducido coste estas impresoras ahorrarán a su negocio valiosos recursos como tiempo y dinero.

DATOS VARIABLES IMPRESOS DE MANERA EFICIENTE Y FLEXIBLE

Las impresoras de transferencia térmica permiten la impresión inmediata de etiquetas individuales, sin ser necesaria la impresión de decenas o cientos de ellas, así como también permiten la impresión de etiquetas de datos variables (contadores, información variable, etc.). Esto permite gestionar de un modo eficaz las necesidades de impresión, especialmente en aquellas empresas que se ocupan de fabricar un gran número de productos diferentes y con distintas presentaciones.

No obstante, aún encontramos a día de hoy empresas y organismos que no utilizan impresoras de este tipo para la impresión de sus etiquetas y las adquieren ya impresas previamente. O encontramos empresas que únicamente imprimen lotes, fechas de consumo preferente y otro tipo de datos sin hacer un uso intensivo de las posibilidades de impresión de datos variables que permiten las impresoras de transferencia térmica.

Estos son algunos ejemplos de los datos que se imprimen habitualmente y que con frecuencia cambian en cada etiqueta.

· Ingredientes, alérgenos, números de lote
· Contadores seriados, números de serie
· Fechas de envasado o fechas de caducidad o consumo preferente
· Dirección, datos de usuario, etc.

La regulación y normativa actuales en sectores tan sensibles como la alimentación requieren una exigente trazabilidad de los productos, estando ligado a la impresión de datos únicos para cada producto para permitir adecuadamente esa trazabilidad.

ETIQUETADO RFID

RFID o identificación por radiofrecuencia (en inglés, Radio Frequency Identification) se trata de un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remotos que usa dispositivos denominados etiquetas, tarjetas o transpondedores RFID. El propósito fundamental de la tecnología RFID es transmitir la identidad de un objeto (similar a un número de serie único) mediante ondas de radio. Las tecnologías RFID se agrupan dentro de las denominadas Auto ID (automatic identification, o identificación automática).

Las etiquetas RFID (RFID tag) son unos pequeños dispositivos similares a una pegatina, capaces de ser adheridas a un producto, un animal o una persona. Contienen antenas para poder recibir y responder a peticiones por radiofrecuencia desde un emisor-receptor RFID. Podemos hacer una distinción general entre etiquetas RFID pasivas y actvas; las etiquetas pasivas no necesitan alimentación eléctrica interna, mientras que las activas sí lo requieren.​ Una de las ventajas del uso de radiofrecuencia (frente a otras opciones como los infrarrojos) es que no se requiere visión directa entre emisor y receptor.

Empleo de etiquetas RFID

El empleo de etiquetas RFID frecuentemente va ligado a la impresión de datos únicos para cada etiqueta. El dato codificado varía y esa información, o parte de ella, suele ir impresa en alguna parte de la etiqueta. En sectores como el comercio textil se tiende a que cada unidad de cada artículo sea única, así dos camisas de la misma talla, color y modelo aparecerán codificados de distinta forma aunque el código de venta asignado sea el mismo.

La utilización de programas especializados de diseño de etiquetas, cada vez más versátiles y avanzados, facilita la impresión de cualquier tipo de etiqueta utilizando información de bases de datos, ERPs como SAP o ORACLE, básculas o balanzas, hojas de cálculo, datos introducidos por el usuario, etc. Además, permite automatizar los procesos, controlar qué y cuándo se imprime, e imprimir vía web independientemente del sistema operativo.

 

GESTIÓN EFICAZ DE LAS NECESIDADES DE IMPRESIÓN EN LA EMPRESA

Impresión de etiquetas de diferenes formatos, tamaños y materiales; las impresoras de transferencia térmica permiten la impresión de etiquetas de distinto tamaño sin la necesidad de grandes tiempos de espera. Cambiar de tamaño de etiqueta o de formato es una operación muy sencilla, que por lo general consiste en colocar adecuadamente el rollo de etiquetas adecuado y enviar la información pertinente a imprimir.

A su vez, muchos usuarios utilizan con frecuencia etiquetas de diferentes materiales para aplicaciones o productos distintos. Al igual que sucede con etiquetas de distintos tamaños, en las impresoras de transferencia térmica pasar de un material a otro es tan sencillo como colocar adecuadamente el rollo de etiquetas y enviar la información a imprimir. Los materiales térmicos se imprimen directamente aplicando calor, pero el resto de materiales requieren de una tinta, el ribbon, para ser impresos. Existe en el mercado un ribbon apropiado para
cada aplicación y para cada material.

Impresión inmediata; la impresión de las etiquetas de tranferencia térmica por parte del usuario final es inmediata, desde tan solo una etiqueta hasta cientos e incluso miles de ellas. Por contra, los usuarios que utilizan etiquetas preimpresas deben adecuarse a los tiempos de suministro de sus proveedores, y frecuentemente deben adaptarse además a unos pedidos mínimos, por lo que es posible que se den faltas de stock en algunos momentos determinados.

 

APLICACIONES DE LA IMPRESIÓN TÉRMICA EN LA INDUSTRIA Y EMPRESAS

·Alimentación: El uso de impresoras de transferencia térmica nos permite utilizar una etiqueta con el fondo preimpreso para imprimir las etiquetas de producto cuando se necesiten.
Si lo deseamos podemos cambiar en cada etiqueta: ingredientes, alérgenos, fechas de consumo preferente, números de lote, códigos de barras, etc. Un mismo tipo de etiqueta nos puede servir para la impresión de distintos productos. p.ej distintos tipos de sándwich o platos precocinados.

·Comercio Textil: A diario es impreso, con impresoras de este tipo tanto, en origen de la prenda como en la tienda multitud de datos variables. La información que nos indica cómo lavar la prenda, dónde se ha fabricado la prenda o la información de la empresa que la comercializa. La etiqueta con la información de talla, color, modelo, precio de la prenda, con el nuevo precio durante las rebajas. Cada vez se utilizan más las etiquetas RFID.

·Jardinería: Cada planta puede identificarse unitariamente de acuerdo a sus características, permitiendo la trazabilidad y cumplimientos de los requisitos legales. Además de facilitar los cambios en la información impresa en cada etiqueta. El uso de una etiqueta neutra para su impresión en origen o en tienda nos permite tener siempre un producto perfectamente etiquetado. Para soportar condiciones meteorológicas adversas se utiliza una combinación de etiqueta y ribbon especiales que aportan una alta resistencia de la impresión.

·Transporte y Logística: Las etiquetas de envío posiblemente sean las más conocidas por el usuario final. Millones de etiquetas son impresas a diario en empresas de comercio electrónico, industria, empresas de mensajería y logística, etc.
El uso de impresoras térmicas permite una mayor agilidad y rentabilidad en los procesos, así como la automatización de muchos procesos gracias a los aplicadores de etiquetas.

·Supermercados: En este sector la utilización de etiquetas de transferencia térmica está especialmente extendido. Resulta complicado comprar un producto a granel sin utilizar una impresora térmica. Cada una de las etiquetas con el peso y el precio de los productos que adquirimos a diario en carnicerías, pescaderías y fruterías son impresas de modo unitario con impresoras térmicas, bien integradas en la propia balanza o conectadas a ésta.

·Industria Química: Si bien los productos para gran consumo no hacen uso de las impresoras de transferencia térmica, multitud de pequeños fabricantes sí que las utilizan diariamente. Las pequeñas producciones de un gran número de productos en envases diferentes hacen que la impresión de la etiqueta de producto resulte mucho más económica con una impresora de este tipo, permitiendo además la impresión inmediata justo cuando se necesitan. Para soportar el contacto con estos productos se utilizan frecuentemente combinaciones de cinta y papel de alta resistencia.

·Frutas y Verduras: Los supermercados requieren a los productores que las frutas y verduras cuya venta no es por peso vengan etiquetadas de origen.
El productor, la cooperativa o la empresa que lo comercializa utiliza una impresora de transferencia térmica para imprimir las etiquetas de cada producto. En ocasiones solo se imprime el lote y en otras la totalidad de la etiqueta, dependiendo del volumen del producto comercializado y de los requisitos del supermercado.

·Industria Cárnica: En mataderos y salas de despiece la carne es etiquetada para permitir su trazabilidad utilizando impresoras de transferencia térmica. Posteriormente el producto es etiquetado para su venta al consumidor, indicando producto, peso, precio, etc. Los fabricantes de embutidos pueden utilizar una misma etiqueta para imprimir sobre ella todos los productos comercializados, sin necesidad de tener un gran número de etiquetas en stock.

·Pescados: La legislación actual precisa que el pescado debe estar correctamente identificado en el puesto de venta con una etiqueta que indique zona de captura, especie, etc. Las propias lonjas o empresas distribuidores utilizan las impresoras para la impresión de las etiquetas que identifica cada caja y que es utilizada en el punto de venta.

·Sanidad: Las impresoras térmicas son utilizadas a diario en hospitales para la identificación de pacientes con brazaletes, de los menús, de la medicación y de las muestras de los pacientes.
La impresión de datos variables en las pulseras de identificación de los pacientes incrementa la seguridad al permitir una rápida comprobación del paciente.

·Sector bodeguero: Las impresoras de transferencia térmica resultan de gran ayuda para la impresión de pequeñas tiradas de etiquetas (impresión de contras en distintos idiomas, personalización de la etiqueta para exportación, personalización de etiquetas para eventos, etc.), para el seriado de las etiquetas de las denominaciones de origen y para la identificación de las botellas y cajas de vino.

·Cerveza Artesanal: En los últimos años hemos visto el nacimiento de un creciente número de fabricantes de cervezas artesanales que han dinamizado fuertemente el sector con la incorporación de multitud de nuevas cervezas. Las impresoras de transferencia térmica resultan de gran ayuda para la impresión de pequeñas tiradas de etiquetas (impresión de contras en distintos idiomas, personalización de la etiqueta para exportación, personalización de etiquetas para eventos, etc.) y para la identificación de las botellas y las cajas de cerveza.

·Sector Aceitero: Multitud de pequeñas almazaras se han lanzado a comercializar su producción de aceite, así en el mercado encontramos pequeñas producciones premium y gourmet. El uso de impresoras de transferencia térmica sobre tan solo uno o dos modelos de etiquetas preimpresas nos permite la producción de estos productos bajo demanda, la impresión de etiquetas en cualquier idioma para su exportación o comercialización en zonas turísticas, la personalización para restaurantes con motivo de las regulaciones existentes sobre el uso de envases no rellenables, además de los habituales del proceso logístico.

·Sector Cosmético: Los pequeños laboratorios pueden imprimir las etiquetas de todos los productos en sus distintas presentaciones gracias a las impresoras de transferencia térmica.
La impresión del volumen del envase, información del fabricante, nombre del producto, ingredientes puede ser realizada sobre etiquetas sintéticas permitiendo una gran durabilidad y resistencia a los distintos componentes del producto

·Industria Electrónica: Cualquier producto electrónico que tengamos en casa o en el trabajo contiene varias etiquetas impresas con impresoras de este tipo que identifican el producto o los distintos componentes o el software que contienen. La impresión de números de serie únicos para cada producto, información sobre las licencias del software, de las especificaciones, etc son impresas en fábrica o en los centros de ensamblado. Los datos variables que incorporan estas etiquetas permiten gestionar de un modo sencillo cualquier tipo de intervención.

·Sector Automoción: Todas las piezas que componen un automóvil son identificadas en fábrica o durante la fabricación del automóvil.
Etiquetas con datos variables que identifican el vehículo o determinados elementos serán utilizadas durante toda la vida útil del vehículo, por lo tanto requieren ser impresas con materiales que soporten estas condiciones.

·Producción de Neumáticos: Las actuales regulaciones obligan a una correcta identificación de los neumáticos de todos los vehículos.
Las impresoras de transferencia térmica permiten utilizar unificar en una sola etiqueta todos los productos fabricados, permitiendo así una fácil identificación de las características del neumático por parte del usuario final en el punto de venta.

·Electrodomésticos: Además de las etiquetas propias de cualquier dispositivo electrónico (características, número de serie, especificaciones, etc.) los electrodomésticos utilizados en nuestras cocinas deben incluir una etiqueta que permita al usuario final conocer la clasificación energética, eficiencia energética, consumo de agua, ruido, etc.
Los fabricantes utilizan un único formato de etiqueta para cada tipo de electrodoméstico que gracias a las impresoras de transferencia térmica permiten su impresión en el momento de la fabricación asegurando así el cumplimiento de las normativas legales.

·Industria del Metal: Los fabricantes de bobinas de metal o ferralla identifican sus productos de manera unitaria con las etiquetas impresas al finalizar la fabricación gracias a las impresoras de este tipo. Las etiquetas permiten conocer las características y especificaciones del producto así como hacer la trazabilidad del mismo si fuera necesario gracias a los datos variables que incluyen. Habitualmente se almacenan en almacenes que incluso pueden estar a la intemperie por lo que necesitan que la etiqueta aguante condiciones de sol o humedad sin emborronarse.

·Industria Aeronáutica: Al igual que con la industria del automóvil o la industria electrónica los distintos componentes de un avión son debidamente identificados durante la fabricación mediante una serie de etiquetas con información sobre sus características, fechas de revisiones o sustitución impresas mediante impresoras de transferencia térmica.
Durante las revisiones programadas la información de estas etiquetas es de gran utilidad para garantizar la seguridad.

·Administración Pública: A pesar de la evolución a la administración pública sin papeles todavía es necesario presentar una gran cantidad de documentos. Estos documentos son identificados en el momento del registro con una etiqueta con datos únicos para dicho documento. El uso de impresoras de transferencia térmica por parte de los registros facilita la correcta gestión de la documentación y su posterior seguimiento electrónico

En cuanto a la gestión de requerimientos, sanciones y multas, la mayoría de los ayuntamientos de las ciudades han establecido un sistema de aparcamiento regulado, esto ocasiona la necesidad de gestionar las infracciones que se cometan. Las impresoras térmicas imprimen la información sobre la sanción y el vehículo sancionado. Las fuerzas de seguridad locales y estatales también hacen uso de las impresoras térmicas portátiles para sancionar las infracciones.

·Sector Servicios: Los servicios técnicos encargados de realizar las tareas de mantenimiento de instalaciones de agua, gas, electricidad, televisión por cable o sistemas de seguridad utilizan las impresoras térmicas portátiles para la impresión de la documentación que entregan al cliente una vez finalizada la instalación o revisión. Los centros de reparación hacen uso de impresora de este tipo para controlar el proceso de reparación.

·Reserva de entradas y Ticketing: La impresión de entradas es uno de los usos más habitual de impresoras térmicas con las que todos nos encontramos. Cines, teatros, museos, salas de conciertos, festivales, eventos deportivos y todo tipo de espectáculos imprimen a diario miles de entradas o pulseras para controlar el acceso a cualquier evento o recinto.

 

VENTAJAS DE LAS IMPRESORAS DE TRANSFERENCIA TÉRMICA

· Las impresoras de transferencia térmica son la solución más eficiente, rentable y fiable para imprimir etiquetas con datos variables.

· Impresoras perfectamente adaptadas para trabajar en entornos industriales.

· Excelente calidad y durabilidad, las impresoras de transferencia térmica pueden producir imágenes en alta resolución, en función de la cinta utilizada ofrece excelentes niveles de resistencia a la abrasión, luz, temperatura, solventes, etc.

· Impresión bajo demanda, exactamente lo que quiera, cuando quiera

· Tiempos de impresión rápidos, y alta velocidad de procesamiento de datos, al tiempo que proporcionan la mejor fiabilidad para las aplicaciones más críticas.

· Fácil mantenimiento, sustitución de piezas clave sin herramientas, como el cabezal y el platen, además la cinta de impresión protege el cabezal durante más tiempo.

· Más opciones de soportes de impresión, las impresoras de transferencia térmica pueden imprimir en una amplia gama de materiales como, papel, sintéticos , textiles, etc.

· En general, las impresoras de transferencia térmica pueden crear etiquetas de alta calidad y duraderas a la vez que le ahorran tiempo y dinero a su empresa.

 

UNA FORMA MÁS SEGURA DE ADMINISTRAR MEDICAMENTOS COMIENZA CON UNA MEJOR IDENTIFICACIÓN

Un simple cambio en el diseño de las etiquetas en las bolsas de medicación, como las bolsas de suero, de sangre o intravenosas, puede reducir significativamente los errores en la medicación del paciente. Una identificación y etiquetado con datos impresos claros y fáciles de leer pueden marcar la diferencia entre administrar los medicamentos correctos o incorrectos a un paciente. Además, deben seguirse las regulaciones y recomendaciones específicas en cada caso sobre identificación para cumplir con los estándares de seguridad establecidos.

 

HACIA UN MÉTODO DE COMPRENSIÓN CORRECTA DEL ETIQUETADO DE LAS BOLSAS DE MEDICAMENTOS

Etiquetar los distintos tipos de bolsas de medicamentos es una parte clave del método a seguir para una práctica segura en la gestión y administración de los mismos. Esto implica administrar la medicación correcta, en la dosis correcta, en el momento correcto, por la vía correcta y al paciente correcto. El etiquetado de las bolsas de medicamentos ayuda a controlar el flujo de medicamentos por vía intravenosa, así como a que los pacientes reciban la dosis correcta cuando la necesitan. En este sentido, esta identificación y etiquetado debe incluir cierta información relevante, que incluye:

· Nombre del paciente
· Número de habitación
· Información de la solución
· Hora y fecha de preparación
· Fecha y hora cuando comenzó la administración del medicamento
· Cualquier fármaco y datos relevantes adicionales
· Fecha de caducidad

 Por otra parte, la colocación de las etiquetas en la parte superior o próximas al punto de inserción también ayudará a garantizar una dispensación adecuada, mientras que observar la dosis y concentración del medicamento en la bolsa garantiza una administración constante, incluso durante los cambios de turno del personal. Además, anotar las horas de inicio y finalización de cada aplicación del medicamento asegura que el paciente reciba la dosis adecuada en todo momento. Las etiquetas de color, por otro lado, también se pueden emplear en distintas vías para ayudar al personal sanitario a identificar rápidamente cada una y verificar que las vías estén conectadas de manera correcta.

 

UNA ETIQUETA ESPECÍFICA Y UN TIPO DE BOLSA PARA CADA NECESIDAD

El tipo de bolsa que se etiqueta también puede afectar la etiqueta específica de la bolsa utilizada, así como la información impresa que la etiqueta muestra. El tipo de etiqueta más frecuentemente utilizado es, casi con toda probabilidad, la etiqueta de la bolsa intravenosa. Estas etiquetas, que se utilizan para identificar las distintas soluciones salinas administradas a los pacientes, también deben actualizarse cuando se agregan medicamentos adicionales. Las etiquetas para bolsas intravenosas también pueden requerir resistencia a temperaturas extremas de calor o frío, así como a la abrasión y la decoloración. Estas etiquetas ayudan a garantizar que el personal tenga conocimiento de las sustancias que hay actualmente en la bolsa, evitando peligrosas confusiones cuando es necesario agregar medicamentos adicionales a la solución.

 

ETIQUETAS PARA BOLSAS DE SANGRE: Están disponibles en dos tipos, primario y secundario. Las etiquetas de bolsas de sangre primarias deben cumplir con pautas más estrictas y, por lo general, mostrarán información sobre el fabricante, así como números de lote y códigos de producto para el correcto seguimiento y la trazabilidad. Las etiquetas secundarias se aplican sobre la etiqueta primaria existente y, como tales, están sometidas a menos regulaciones. Estas etiquetas pueden incluir información sobre el tipo de sangre y distintos componentes sanguíneos, como plaquetas, plasma y recuento de glóbulos rojos.

Las bolsas de medicamentos se utilizan a menudo para administrar terapias contra el cáncer, incluidas la quimioterapia y las terapias de células inmunitarias. Estas bolsas de medicamentos normalmente vendrán ya preparadas y etiquetadas por el fabricante de la bolsa y pueden requerir etiquetas especializadas, según sea la composición de la bolsa y la medicación administrada.

PAUTAS Y REGULACIONES PARA LAS ETIQUETAS DE LAS BOLSAS DE MEDICAMENTOS

La principal preocupación para el diseño y uso de etiquetas para bolsas de administración de medicamentos debe ser reducir los errores de medicación para que la atención al paciente sea más segura. Las bolsas de administración de medicamentos pueden ser etiquetadas por el fabricante, con etiquetas adicionales aplicadas por el personal del punto de atención ubicado en dispensarios médicos, hospitales y clínicas. Pueden aplicarse diferentes estándares y regulaciones para cada una de estas situaciones. En cualquier caso, el volumen total de la bolsa y el nombre genérico y la dosis de cada medicamento agregado deben ser la información más destacada. Otros datos e información ya mencionada anteriormente también debe incluirse, y el material de la etiqueta debe permitir a los usuarios escribir información adicional utilizando bolígrafos o marcadores. También pueden seguirse estas pautas para escribir los nombres de los medicamentos, incluidos el color y las mayúsculas, (si bien por lo general esto se utiliza más comúnmente cuando se trata de la identificación de jeringas).

Las etiquetas de las bolsas de medicamentos deben cumplir con las distintas regulaciones existentes, como por ejemplo la Organización Internacional de Estándares ISO, y otras recomendaciones y pautas para envases de medicamentos con códigos de barras. Deben incluir un código de barras asociado con el nombre y la concentración del medicamento genérico en un lugar de la etiqueta, que no interfiera con su legibilidad. El uso de códigos de barras es una excelente manera de reducir los errores de administración al crear un registro electrónico y disminuir la carga de trabajo del personal.

 

UNA IDENTIFICACIÓN Y ETIQUETADO CORRECTOS PARA REDUCIR ERRORES Y MEJORAR LA SEGURIDAD

El uso adecuado de las etiquetas de las bolsas de medicación es indispenable para garantizar una atención más segura al paciente y que siempre se entregue la medicación correcta. Sin embargo, actualmente, el diseño de estas etiquetas puede llegar a suscitar preocupaciones o confusiones en el personal con respecto a su uso. Algunas de las preocupaciones más frecuentemente planteadas son una mala legibilidad y el uso inadecuado del color, así como la falta de diferenciación entre medicamentos con nombres similares. Otra preocupación es que las etiquetas puedan contener información relevante para varias partes interesadas, lo que da como resultado una etiqueta que contiene excesivos datos y sobreabundancia de información, lo que dificulta la búsqueda de información específica. Este también es el caso de las etiquetas de las bolsas intravenosas que a menudo se comparten entre farmacias y personal sanitario. Esto conduce a etiquetas con la información requerida por los farmacéuticos entremezclada con la información que el personal sanitario necesita para administrar correctamente el pedido.

En este sentido se recomienda la adopción de protocolos claros y rigurosos a la hora de determinar un sistema de etiquetado eficaz, implementando algunas mejoras que se pueden realizar para mejorar la seguridad del paciente, como una configuración y diseño de etiqueta para mejorar la legibilidad de la misma. También es determinante una mejora de la calidad de impresión, que podría verse afectada por el bajo nivel de tóner, la presentación de la información del medicamento en una ubicación uniforme y la mejora de la legibilidad mediante el uso de mayúsculas y negrita. El uso de etiquetas imprimibles por transferencia térmica puede ayudar a resolver algunos de los problemas que se plantean aquí, especialmente con respecto a la impresión. Las etiquetas térmicas también son adecuadas para el almacenamiento y la refrigeración, no se manchan fácilmente y son perfectas para su uso en diversos entornos.

MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS EN LAS ORGANIZACIONES

Los modelos de madurez permiten evaluar el grado de preparación de la organización para afrontar los eventos internos y externos a los que la organización está expuesta.  El modelo de madurez ayuda a cuantificar en el seguimiento, el grado de cumplimiento de los controles y su aporte a la eficacia general del sistema. La cuantificación de los resultados requiere una herramienta de medición que compile los datos y muestre de forma numérica y grafica el comportamiento de uno o más periodos, para hacer un análisis óptimo de la información.

Los indicadores aplicados al seguimiento de los riesgos, estructuran una base para conocer el comportamiento de las variables a medir en diferentes periodos; es por esto que los indicadores van de la mano con el seguimiento a la matriz de riesgos. Al agrupar todos los aspectos se obtiene como resultado la metodología de análisis adecuada para el seguimiento.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR “MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS”?

Dentro de la estructura de empresas y organizaciones de todos los sectores productivos e industriales se valora cada vez más la efectiva y correcta gestión de riesgos como un proceso fundamental y estratégico dentro de su política empresarial, para no sólamente obtener rentabilidad y cumplir con la normativa aplicable a su sector, sino también garantizar su sostenibilidad y continuidad de manera prolongada en el tiempo.

Es preciso por tanto definir bien qué entendemos por madurez en la gestión de riesgos, qué modelos existen para medirla y qué preguntas debe hacerse una organización para saber de manera precisa en qué nivel se encuentra respecto a este proceso.

¿PERO QUÉ ES EXACTAMENTE LA MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS?

Con el término “madurez de gestión de riesgos” generalmente nos referimos al nivel de preparación del que dispone una organización en cuanto a la gestión de riesgos, es decir, indica el conocimiento que ésta tiene sobre este proceso y de qué manera lo implementa en los procesos de su organización.

En un sentido general, la madurez de gestión de riesgos permite a empresas y organizaciones conocer en qué punto se encuentran respecto al modo en que administran los diferentes riesgos a los que están expuestas.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CONOCER EL NIVEL DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS DENTRO DE UNA ORGANIZACIÓN?

Una evaluación y un estudio riguroso sobre el nivel de madurez de riesgos ayuda a ver qué se está haciendo bien, qué elementos faltan por considerar y, partiendo de este punto, definir, estructurar e implementar acciones concretas que permitan lograr el mayor nivel de madurez en gestión de riesgos.

MODELOS DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS

Existen diferentes modelos que permiten evaluar el nivel de madurez de una organización en la gestión de sus riesgos. Algunos de estos son:

A. Índice de Madurez de Riesgo

Desarrollado en el año 2011 por Aon y The Wharton School de la Universidad de Pennsylvania, este índice permite a gerentes, directores y profesionales responsables de riesgos en general identificar cuáles son las áreas críticas en su proceso de gestión de riesgos a partir de la evaluación de prácticas relacionadas con el gobierno corporativo y la toma de decisiones.

En esta evaluación que propone el Índice de Madurez de Riesgo de Aon y The Wharton School se tienen en cuenta las siguientes diez características:

    1. Entendimiento y compromiso con la gestión de riesgos como un factor crítico para la toma de decisiones y para impulsar el valor a nivel de la junta.
    2. Un ejecutivo de nivel senior que impulse y facilite los procesos clave y el desarrollo de la gestión de riesgos.
    3. Transparencia en la comunicación de riesgos.
    4. Una cultura del riesgo que incentiva una completa participación y rendición de cuentas en todos los niveles de la organización.
    5. Identificación de los riesgos existentes y emergentes, utilizando datos e información internos y externos.
    6. Participación de los principales grupos de interés en el desarrollo de la estrategia de gestión de riesgos y en la definición de políticas.
    7. Recolección e incorporación formal de la información de riesgos operativos y financieros al proceso de toma de decisiones.
    8. Integración de información sobre la gestión de riesgos a los procesos de capital humano para incentivar un desempeño comercial sostenible.
    9. Uso de métodos de cuantificación sofisticados para entender el riesgo y demostrar el valor agregado mediante la gestión de riesgos.
    10. Pasar de enfocarse en evitar y mitigar los riesgos a apalancar el riesgo y las opciones de gestión del riesgo que extraen valor.

A partir de toda la información recogida, el nivel de madurez de la organización se califica en una escala de 1 a 5 de la siguiente manera:

    1. Nivel 1 o Nivel Inicial: la organización identifica y aborda los riegos, pero lo hace de forma aislada. El alcance del proceso de gestión de riesgos es limitado.
    2. Nivel 2 o Nivel Básico: el conocimiento, manejo y monitoreo de los riesgos clave de la organización es inconsistente. Las capacidades para gestionar los riesgos son limitadas, además, la información que se tiene de este proceso es informal.
    3. Nivel 3 o Nivel Definido: la organización aborda sus riesgos clave, hay capacidades para medirlos y administrarlos y monitorearlos, pero pueden haber inconsistencias al interior.
    4. Nivel 4 o Nivel Operativo: se conocen los principales riesgos de la organización y las actividades para abordarlos se ejecutan de manera consistente. La información sobre la gestión de riesgos se tiene en cuenta explícitamente para la toma de decisiones.
    5. Nivel 5 o Nieval Avanzado: la organización tiene una alta capacidad para identificar, medir, administrar y monitorear sus riesgos. La gestión de riesgos es dinámica y se adapta a los cambios, además, es considerada como un proceso que brinda ventajas competitivas.

B. Modelo de medición para auditores

El modelo de medición para auditores fue desarrollado en 2002 por Basil Orsini, quien fuera en su momento director de Auditoría Interna del Departamento de Recursos Humanos en Canadá. Este modelo centra la medición del nivel de madurez de gestión de riesgos en cinco aspectos principales:

    1. Cultura.
    2. Liderazgo y compromiso.
    3. Integración con los sistemas organizacionales.
    4. Habilidades en gestión de riesgos.
    5. Reporte y control.

A partir de la evaluación que se realiza para cada uno de estos puntos, los niveles de madurez identificados son:

    1. Incipiente: no se ha implementado formalmente un sistema de gestión de riesgos, la identificación o seguimiento de estos no es consciente.
    2. Conocido: aunque hay un sistema formal de gestión de riesgos, la administración de estos es dispersa, descentralizada y no hay una adecuada capacitación.
    3. Definido: se cumple con el sistema de gestión de riesgos establecido, hay políticas y procedimientos que involucran a toda la organización en este proceso.
    4. Administrado: la gestión de riesgos se desarrolla de forma adecuada y hay claridad sobre la tolerancia al riesgo por parte de la organización.
    5. Optimizado: la gestión de riesgos hace parte de la cultura organizacional, hay indicadores para su medición y monitoreo constante.

DISTINTAS PREGUNTAS NECESARIAS PARA CONOCER Y EVALUAR CORRECTAMENTE EL GRADO DE MADUREZ DE GESTIÓN DE RIESGOS

Al momento de realizar una evaluación para conocer cómo está la gestión de riesgos en la organización, que debe ser considerada como parte fundamental de todos los procesos, es fundamental tener en cuenta diferentes preguntas que engloban los aspectos más relevantes, por ejemplo, el gobierno, el proceso de gestión, las personas, la tecnología, el apetito de riesgo, las políticas y los procedimientos, entre otros.

Algunas de las preguntas que pertinentes para realizarse son:

    1. En el sistema de gestión de riesgos de la organización, ¿se aplican buenas prácticas para llevar a cabo este proceso?
    2. ¿La estructura de la organización permite una adecuada gestión de los riesgos? ¿Existe una unidad de riesgos o un comité encargado de estos asuntos?
    3. ¿La dirección de la empresa entiende la importancia de gestionar los riesgos? ¿Hasta qué punto está la dirección involucrada con este proceso?
    4. Para la toma de decisiones en la organización, ¿se tiene en consideración el monitoreo y seguimiento de riesgos?
    5. ¿Cómo se evalúan y monitorean los riesgos? ¿Qué indicadores se tienen para la gestión de riesgos? ¿El seguimiento a los riesgos se realiza de manera continua?
    6. ¿Se cuenta con herramientas tecnológicas para la identificación, evaluación, control y seguimiento adecuado y eficiente de los riesgos? Por ejemplo, mediante el empleo de un sistema de software adecuado que haga más sencilla la gestión de riesgos en las organizaciones.
    7. ¿Cómo se registran y comunican los eventos de riesgos? ¿Se realiza el registro y la comunicación de forma oportuna y constante?
    8. ¿La metodología definida por la organización para la gestión de riesgos está recogida en un manual o política? ¿Se sigue correctamente y de forma rigurosa?
    9. ¿Las políticas y manuales de gestión de riesgos se encuentran alineadas con los objetivos y valores de la organización? ¿Existen planes de capacitación y difusión que faciliten el entendimiento de la gestión de riesgos en toda la organización?

Todas estas preguntas conforman en realidad una guía para conocer el nivel de madurez de gestión de riesgos que tiene la empresa. El nivel al que se debe aspirar es al más alto (avanzado u optimizado) pues este demuestra que la gestión de riesgos se desarrolla de forma estructurada, sistemática y oportuna e involucra a todo el personal de la organización, y de esta forma es posible cumplir con los objetivos estratégicos y asegurar la continuidad del negocio en el largo plazo.

En síntesis, la madurez de gestión de riesgos permite conocer el nivel en el que las organizaciones identifican, evalúan, controlan y registran los riesgos asociados a su acividad productiva.